¿A mayor cantidad de dinero, más problemas financieros?

Cuando se habla de dinero, los sentimientos y la personalidad de cada uno pueden afectar la manera como lo definimos y valoramos. Al momento en que una persona logra más ganancias -fruto de su trabajo e inversiones- debe recordar que la actitud de considerar que lo único que necesita es obtener más dinero no necesariamente lo ayudará a solucionar las dificultades que se le presenten en el camino.

A veces el problema no radica en ganar más plata, sino en saber cómo manejarla. La idea es ajustarse a las posibilidades y poder finalizar con un excedente que podamos destinar a ahorro o inversiones.

Administrar los recursos financieros

Si ha perdido su trabajo o le ocurrió algún evento inesperado, lograr más ingresos ayuda. Pero, en el caso de que ya tenga una entrada estable, debe empezar a considerar la posibilidad de que no está haciendo un buen uso de su dinero.

Lo importante es vivir dentro de sus posibilidades. Si en la actualidad no lo hace es probable que le pase lo mismo en el futuro, si es capaz de lograr un dividendo extra. En otras palabras, si llega a obtener más dinero y no cambia su estilo vida, simplemente experimentará un encarecimiento de lo que consumía. Usted todavía estará en deuda.

Antes de resolver los problemas financieros, es necesario revisar sus hábitos de gasto y la forma de administrar los recursos.

Tomar el control de sus finanzas

Pero el problema de actitud va más allá. Hay personas que toman el hecho de que necesitan más dinero para solucionar sus problemas financieros como escudo para no hacerse cargo de la situación. Cuando usted dice que necesita más ingresos para poder arreglar lo que está mal, está dejando el caso en manos de otros, opta por ser incompetente en cuanto a su propio destino financiero. Usted está esperando algo -un ascenso, una herencia- que lo salve.

Si piensa que tener más dinero va a quitarle el peso que carga en la espalda, está tomando una actitud pasiva. Por lo contrario, si realmente quiere hacer frente a los obstáculos financieros, tiene que cambiar su forma de pensar y ser más activo. Lo primordial es reconocer que necesita hacer cambios en cuanto a cómo percibe su situación y su estilo de vida.

En conclusión, la base para pasar de un mal manejo de dinero a una buena gestión de éste empieza por reconocer que se puede cambiar la actitud y el punto de vista sobre lo que significa obtener más ingresos. No hay que dejar este asunto en manos del destino o de otras fuerzas, sino hacerse cargo de su propio futuro financiero.

Si logra ordenar sus cuentas y llega al tan ansiado excedente mensual, lo invitamos a analizar nuestras ya clásicas sugerencias de Crisis & Oportunidad

Deja tu respuesta