Un hombre desesperado por invertir su dinero

Federico Tessore

Una de las experiencias más interesantes que se dan entre los lectores de InversorGlobal es el intercambio de vivencias que podemos observar todos los días en la sección “Pregunte al Especialista”, donde los suscriptores acercan preguntas al equipo de IG.

Si bien no siempre se pueden dar respuestas concretas a las consultas de los lectores, sí intentamos brindar algún valor agregado con las soluciones que ofrecemos. Muchas veces, este valor agregado no viene tanto de nuestros Especialistas, sino más bien del resto de los lectores que pasaron por situaciones similares y cuentan sus impresiones.

¿Por qué digo que no siempre podemos dar una respuesta concreta? Bueno, porque muchas veces estas preguntas exigen una recomendación de inversión directa. Y nosotros, desde InversorGlobal, no brindamos asesoramiento financiero personalizado. No porque no queramos, sino porque creemos que el brindar consultoría financiera es una actividad totalmente personal.

El asesor debe conocer en profundidad a su cliente. Entre otras variables, debe tener en cuenta su personalidad, sus objetivos, sus deseos, su situación financiera actual; y recién luego de saber todo eso es que se pueden dar recomendaciones de inversión concretas.

Es imposible hacer esto desde un newsletter semanal o desde una revista mensual. Lo que sí intentamos hacer es brindar consejos, estrategias, herramientas y recursos para que luego cada inversor -en forma individual o en conjunto con su asesor- tome la decisión final en función a su situación particular.

Cada individuo es diferente. La inversión que tal vez es muy interesante para el inversor A, no es atractiva para el inversor B y viceversa.

Por ello, cuando nos enfrentamos con ese tipo de cuestiones, no contestamos directamente, sino que tratamos de ayudar al lector orientándolo y dándole consejos acerca de cómo puede resolver su dilema usando las herramientas que nosotros brindamos desde InversorGlobal. Luego, el resto de la comunidad se encarga de aportar más valor con los comentarios a la pregunta original que hizo el suscriptor.

Y un muy buen ejemplo de cómo se da esta dinámica se presentó con el caso de Ricardo, un lector de InversorGlobal que fue recientemente despedido de su trabajo y realizó la siguiente consulta, la cual despertó bastante polémica:

      “Fui despedido luego de 21 años de trabajo y recibí una importante suma de dinero. A mis 59 años las posibilidades de un nuevo trabajo son escasas, por lo que les ruego me informen en qué puedo invertir ARS 750.000 que me den un ingreso mensual para poder seguir viviendo dignamente. Quedo a la espera de una pronta respuesta.”

Lo primero que sorprende de Ricardo es que publique el monto de su indemnización sin ningún problema. Además, el estar desesperado, el hecho de ser una persona ya mayor, que cobró en pesos y que además quiere generar ingresos mensuales, arma un cóctel explosivo complicado de abordar. Podemos decir que el de Ricardo es un “caso complejo”.

Más allá de todo esto, el Especialista de IG le respondió lo siguiente:

      “Ricardo, lamentamos sinceramente lo ocurrido. En InversorGlobal no brindamos asesoramiento personalizado porque para dar recomendaciones concretas hay que tener en cuenta temas como el perfil de la persona, su horizonte de inversión, miedos, edad, etcétera. Todos esos son datos que no tenemos. Por eso, nuestra filosofía desdeInversorGlobal es ayudar a que nuestros lectores puedan tomar decisiones por su cuenta. Para poder responder preguntas puntuales como las que realizas tenemos otros servicios que te pueden ayudar. Si bien no consisten en asesoramiento personalizado como el que estás pidiendo, te pueden dar más recomendaciones concretas.

“Uno es el Reporte de Recomendaciones de Inversión de nuestro servicio Crisis & Oportunidad, que te sugiere inversiones en la Argentina. Y el otro que también te puede servir se llama Valor Global, que ofrece recomendaciones para invertir en Estados Unidos.”

Si usted es suscriptor de InversorGlobal y quiere ver toda la serie de preguntas y respuestas, puede hacer click aquí para acceder al foro, porque lo que ocasionó esta respuesta fue muy divertido.

Lo primero que preguntó Ricardo ante esta respuesta fue: “¿Cómo invertir en Estados Unidos?”.

Es una pregunta muy lógica, ya que el Gobierno actual no sólo no permite comprar dólares sino que tampoco permite girar dinero al exterior. Nuestro Especialista le aclaró a Ricardo que si contacta a las sociedades de Bolsa más grandes de la Argentina, éstas se pueden encargar de facilitarle esta tarea.

Estas sociedades pueden desde implementar una estrategia conocida como “contado con liquidación”, que implica la compra de bonos en Argentina y la venta de los bonos en Estados Unidos,  para enviar el dinero al exterior; o abrirle directamente una cuenta y encargarse de todos los procesos. Estas alternativas no son fáciles ni baratas, pero es una opción viable teniendo en cuenta los montos que maneja.

Sin embargo, a Ricardo no le convenció la respuesta y por primera vez se enoja y nos descalifica:

      “Mi verdad es que ustedes no son confiables y lucran con las inscripciones, porque no se puede conseguir ni oro ni plata. Lamento pagar la inscripción.”

¿Por qué reaccionó así Ricardo? Bueno, no lo conozco y los únicos datos que tengo de él son los que comparto con usted. Aunque sí puedo remarcar algo que luego comenta un lector más adelante: lo peor que puede haber es alguien desesperado.

Un inversor desesperado es una persona que no duerme por la noche, que está ansioso, que es inseguro, que quiere todo rápido y fácil. Y las cosas en el mundo de las inversiones no son así, sino todo lo contrario. Toman tiempo y exigen paciencia.

El Especialista de IG -ante esta respuesta- se vio un tanto confundido, pero a pesar de esto le aclaró cómo podía comprar oro o plata a pesar de las irracionales limitaciones impuestas por el Gobierno argentino. Le recomendó recurrir a casas de subastas de antigüedades, y hasta le sugirió la posibilidad de comprar estas inversiones sin restricciones a través de una cuenta en una sociedad de Bolsa que le permita operar en el exterior, como le mencionamos al principio.

Pero Ricardo no se conmovió ante la respetuosa solución ofrecida por el Especialista de IG y dejó de escribir. Ante este silencio, otros lectores se unieron a la conversación, como por ejemplo Nicolás que salió a nuestra defensa…

      “Ricardo, es de caballero pedir disculpas por calumniar a una empresa tan seria como IG. Entiendo que tal vez lo hiciste por impulsivo, pero somos personas adultas y hay que pensar antes de hacer ese tipo de afirmaciones, ¿no te parece? Te dejo un saludo y ¡suerte con tus inversiones!”

Nicolás tiene la misma visión que teníamos nosotros: Ricardo es un hombre de bien pero un poco superado por la situación y esto lo llevó a tener conductas impulsivas y no muy educadas. Pero no todos los lectores pensaron igual. Otro suscriptor, Mario, se mostró más comprensivo y hasta activamente dispuesto a ayudar a Ricardo:

      “Hola Ricardo. Yo, igual que tú, igual que muchos inversionistas, tenemos el mismo o más grave problema. Me permito sugerirte no desesperarte y buscar alternativas nuevas. Sé que es fácil decirlo porque pensarás que yo no tengo tu mismo problema. Bueno, no es así, estamos todos en la misma situación. Con el capital que mencionas tienes muchas posibilidades de invertir en propiedades en Estados Unidos y sacar una buena renta. Si te interesa te puedo pasar más información. Saludos, Mario.”

Y Ricardo inmediatamente le pasó su e-mail a Mario para que lo ayudara a calmar su ansiedad.

¿Sabemos algo de Mario? No, absolutamente nada. Aunque suponemos que Mario no nació ayer y ante el cuadro descripto imaginó que él podía “ayudar” de alguna forma, seduciendo a Ricardo con un discurso amable para generar confianza y luego, sigo imaginando, lograr venderle algo.

Sólo saco conclusiones sobre el diálogo real que compartimos en esta nota. Tengo los mismos datos que usted, nada adicional. Otro lector también tuvo la misma percepción que tuvimos nosotros ante estas respuestas y dijo lo siguiente:

      “Ricardo, lo ideal es que armes una cartera de inversiones diversificada. Es decir, que combines inversiones inmobiliarias, financieras, de todo tipo. Si recién empiezas en este camino lo ideal es que alguien de un banco o sociedad de Bolsa te asesore para no dar ningún paso en falso.”

A través de su breve mensaje, este suscriptor aportó a la discusión dos consejos que son muy importantes. Por un lado, sugirió no invertir en una sola cosa, sino elegir inversiones diferentes, el famoso refrán de “no poner todos los huevos en la misma canasta” aplicado al mundo de las finanzas personales. Eso implica armar un portafolio de inversiones y es una de las recomendaciones más relevantes que siempre damos desde InversorGlobal.

Y el segundo consejo también es muy importante, el de recurrir a un asesor de un banco o casa de Bolsa importante para que lo guíe. Si bien nosotros pensamos que recurrir a estas personas con los ojos cerrados puede ser muy peligroso, es mejor tener uno de aliado que no tener ninguno.

¿Por qué decimos peligroso? Bueno, por los conflictos de intereses que existen. Estos asesores tienen que generar comisiones y para esto algunos recomiendan inversiones que no son las mejores para una persona, pero que sí son muy buenas para el asesor, porque le genera altas comisiones. Esto ha sido motivo de múltiples problemas, que se siguen generando hoy.

Un inversor capacitado junto a un consultor profesional es la mejor receta. Uno controla a otro: el inversor sabe que está hablando el asesor y puede discernir si sus consejos son lógicos o no. Luego, el asesor -al tener más conocimientos y menos apego emocional- puede aportar valor al inversor en el proceso de decisiones.

Pero volvamos al diálogo de nuestro ansioso personaje y los lectores de IG. Andrés se unió a la conversación y no intentó ser elegante con su opinión:

      “El primer error es ventilar públicamente la cantidad de capital que tiene. Esos son datos privados. No se puede tirar un número tan grande en un foro público y encima esperar que venga alguien a servirle soluciones en bandeja. Esas cosas se pagan a una consultoría privada. El segundo error es salir a atacar a la revista sin fundamentos ni pruebas. Si no le gusta lo que ofrecen, retírese sin más. El tercer error es confiar en cualquiera que le quiera ofrecer magia, ahora que se sabe el capital disponible. Es evidente entonces que usted está, como dice el título de este post, desesperado. Y esa desesperación lo va a llevar a perder sus ahorros.”

Contundente Andrés. Le marcó tres importantes errores y concluyó que Ricardo iba a terminar perdiendo todos sus ahorros.

Le confieso que en cierta manera coincido con Andrés. Creo que Ricardo es una persona muy vulnerable, financieramente hablando y que perfectamente podría perder todos los ahorros de una forma muy veloz.

¿Por qué? Por lo que decíamos al principio. Parece que este hombre quiere tomar una decisión rápida y desesperada y aparte, parece que no sabe casi nada del mundo de las finanzas personales. Peor aún, parece ser un tanto ingenuo. No sólo publica su monto a invertir en un foro cerrado pero con acceso a miles de inversores, sino que también le pasa sus datos a la primera persona que le ofrece “ayuda”.

Soluciones para un hombre desesperado

¿Cómo podría hacer Ricardo para evitar esta probable pérdida? En primer lugar, intentando bajar el nivel de ansiedad. En segundo lugar, dedicándole esfuerzos a conseguir un buen asesor financiero. Perfectamente Ricardo se puede entrevistar con las cinco o seis entidades financieras especializadas en inversiones más importantes de la Argentina y quedarse con la que más le guste, con la que le genere más confianza.

Y en tercer lugar, y tal vez más importante, aprender el primer principio de todo inversor que quiere mantener su dinero para siempre: siempre desconfiar de todos.

Verá, todos quieren el dinero del inversor, partiendo por el Estado, siguiendo con los bancos o financieras y terminando con sus amigos o familiares. Si usted no sabe manejar estas presiones con éxito, su dinero no quedará en sus manos, sino en las de ellos. La tendencia natural es que ese dinero desaparezca. Por lo tanto, si no se esfuerza, el resultado será cantado.

Desde InversorGlobal, por supuesto intentamos colaborar en esa difícil gesta de ser inversor. Pero en definitiva, el éxito depende de cada uno.

Si quiere ver las más de 30 respuestas e interacciones que generó la pregunta de Ricardo puede seguir el siguiente link.

Si aún no es suscriptor de la Revista InversorGlobal hágalo ahora mismo aquí. Además de los contenidos de la revista, acceda todos los meses a miles de preguntas y respuestas de todos de lectores de InversorGlobal.

Le deseo una excelente semana de inversiones,

Federico Tessore.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Ripley DP, Brown JM, Everett CC, Bijsterveld P, Walker S, Sculpher M, McCann GP, Berry C, Plein S, Greenwood JPThe Best Actress Oscar winner showed off a host of maternity gowns during the 2010 11 awards season.Site De Chaussure Pas Cher

And the pink shirt she wore then and that shirt found at the scene where her body was found.timberland ladies boots
CITY: The Oilers cut five players Tuesday, sending Travis Ewanyk, Mitch Moroz, Jordan Oesterle, Dillon Simpson and Andrew Miller to Oklahoma City.mcm backpack for sale
Et entre chaque exercice encore une fois in ten sif, n’allez pas faire le lima qui s’essaye la gym il vous est conseill de respecter une pause ou inf 15 secondes.michael kors uk stores
As was the case with most of these types of hospitals, many patients were mistreated and subjected to cruel methods of therapy.prada handbags uk
They need a blowout Oregon victory over Arizona and enough doubt from Alamo Bowl officials about UCLA to make them the safest choice.mcm backpack for sale

Deja tu respuesta