¿Se viene un boom económico en Estados Unidos?

Europa entró en recesión y Estados Unidos está hundido en un abismo fiscal del que por el momento parece no poder salir. Sumado al panorama de desaceleración económica que registra la gran potencia en lo que va del año, el ajuste que se espera podría hacer coquetear a Estados Unidos con una recesión.

No obstante, como dice el viejo adagio, “en tiempos de crisis siempre hay oportunidades”. Es difícil encontrarlas, aunque no imposible. En ese sentido, el análisis exhaustivo de la coyuntura y de las alternativas para poder aprovechar el contexto financiero es clave.

Luego de cinco años de estancamiento de Estados Unidos, desde The Motley Fool auguran que podríamos estar ad portas de un nuevo boom económico. Aducen que el próximo lustro será muchísimo mejor que el pasado y que podría verse una marcada mejora a nivel macro. Y este boom fundamenta que tendrá sus cimientos en dos variables: un rebote en el mercado inmobiliario y un incremento en la producción de energía.

En primer lugar, el mercado inmobiliario se sabe que es parte fundamental de una economía. En Estados Unidos, entre 2002 y 2007, se generaron alrededor de 1,3 millones de nuevos propietarios de viviendas. Durante ese tiempo se construyeron 2 millones de viviendas. Es decir, había más casas que nuevos dueños. Durante 2011, se generaron 1,1 millón de nuevos propietarios, pero se construyeron apenas 700 mil unidades, entre casas y departamentos. Desde el Centro de Estudios de Vivienda de Harvard estiman que este número de propietarios entre 2010 y 2020 a nivel anual sería de 1,5 millones. Este informe también agregó que por cada nueva vivienda se generan alrededor de 2 nuevos puestos de trabajo.

Luego aparece el sector energético. La producción de petróleo en Estados Unidos cayó entre 1986 y 2008, promediando una merma de 41%. Esta tendencia se corrigió a partir de 2012, ya que en los últimos cuatro años se vio un incremento en la producción de 30%. En julio se produjo más petróleo que en cualquier mes desde 1998 y la producción de crudo desde 2008 ha sobrepasado la de cualquier país del mundo.

Sumado a esto, también hay que reconocer el boom del gas natural. Gracias a las nuevas tecnologías, la oferta de este commodity se ha incrementado a valores enormes. Se encuentra un 35% por sobre el promedio de los últimos cinco años. Empresas como Chesepeake han descubierto tanto gas natural que han presionado al bien a su baja más grande de la última década. Y este mercado también es una fuente de generación de empleo. Según el CEO de Lowe’s, James Tisch, cada mil millones de metros cúbicos de gas natural diario que se producen,  se generan entre 7 mil y 10 mil nuevos empleos.

En ese sentido, se ve que si estos dos sectores (construcción y energía) continúan por la senda de recuperación que vienen mostrando, la economía estadounidense podría resurgir y volver a la senda de la aceleración.

Deja tu respuesta