“Hoy el inversonista está concentrado en lo que ocurre en el mundo”

C.M.R

Santiago de Chile

Desde su oficina en el piso 15 en pleno barrio el Golf –conocido, medio en broma, medio en serio, como “Sanhattan”, por sus altos edificios espejados y profusión de ejecutivos y buenos trajes-, César Pérez-Novoa tiene una panorámica de la Torre Costanera Center, la construcción más alta de Latinoamérica y nuevo emblema del imperio de Cencosud, la mayor “translatina” del retail regional. Pese a que el espeso smog no siempre le permite ver con claridad la ciudad, tampoco es que tenga demasiado tiempo para mirar por la ventana. Su búnker de análisis está provisto de dos pantallas de Bloomberg, un computador de escritorio y unnotebook, a través de los cuales tiene monitoreados segundo a segundo los mercados globales. Y es que si de mercados se trata, Pérez-Novoa cuenta con las credenciales necesarias para comentar el contexto, tanto latinoamericano como global, desde su sillón como Director Ejecutivo de Estudios en Celfin Capital, una de las principales firmas de inversiones no sólo de Chile sino de la región.

En la entrevista con InversorGlobal, Pérez-Novoa habló de la situación del mercado bursátil chileno, su presente y futuro, así como las acciones que considera interesantes para tener en cuenta más allá de estas fronteras.

A la hora de hablar del contexto internacional, ¿hasta estima que podamos vivir con el volátil escenario actual?

Las soluciones que se han dado en la Eurozona han sido relativamente lentas y ello ocurre porque acá son decisiones políticas y la Eurozona es un área de un montón de países donde se requiere de un consenso político. Entonces, probablemente lo de la Eurozona siga persistiendo por un tiempo más, con una fuerte recapitalización de los bancos, o remover cierto tipo de activos dentro del balance de la banca. Esto podría ser una solución más permanente, como la tuvo Estados Unidos. Pero sea lo que sea, necesita de una solución clara, que no ha sido visible por un tema político. No hay un acuerdo entre el Banco Central Europeo y los jefes de Estado. A ello se suma el cambio de Presidente en Francia, y el Fondo Monetario Internacional tiene que ver cómo puede fondear al resto de los mercados.

¿Podríamos decir que el actual escenario comenzaría a cambiar en 2013?

Sí, claro, pero tampoco lo veo más allá de 2013. Veo una solución ahora en 2012, ya que esto es algo que no comenzó hace unos meses atrás, es algo que inició ya en el 2011, inclusive un poco antes de eso.

Considerando el boom que han tenido las acciones tecnológicas, sobre todo en torno a la IPO de Facebook, ¿cómo ve estas compañías? ¿Son un bluff o una alternativa real?

Nosotros no seguimos ese tipo de compañías porque no hay firmas de tecnología listadas en nuestro segmento geográfico. Lo que si vemos es una mayor necesidad de infraestructura tecnológica. Mirando más allá de un Facebook, probablemente las necesidades más importantes son los requerimientos que tiene hoy en día América Latina en su desarrollo de tecnología básica. En ese sentido, creemos que en Chile una acción como Sonda (SONDA), que justamente sirve ese propósito, como solución de datos y tecnología para compañías, debería tener un muy buen crecimiento en la próxima década.

Desarrollo de mercados

Justamente hablando de Chile, ¿podríamos considerar al país como un polo financiero en la región? Y si es así, ¿cómo se ha conseguido ese estatus?

Respecto al posicionamiento de Chile como polo financiero, hoy en día la gran mayoría de las multinacionales con operaciones en América Latina tienen residencia en Chile. Esto es por varios motivos, siendo el más importante el desarrollo del mercado financiero. También hay otros factores, como la cercanía al resto de los países. Estamos a tres horas de Brasil y de Perú, cinco horas a Colombia, hora y media de Buenos Aires, lo que suma un tema logístico. Además es un mercado financiero bastante desarrollado, con reglas del juego claras, que han sido instituidas por Gobiernos amigables al inversor desde hace ya varias décadas. Además hay capital, talento humano y un buen estilo de vida. Todo eso es un imán para que vengan profesionales de otros mercados a competir, y así poder absorber y ser partícipes de todo este desarrollo. Sin embargo, el aspecto más importante ha venido por la parte del sistema bancario, que ha sido fuertemente desarrollado. Inclusive, este modelo hoy en día se está exportando a otras partes de América Latina, siendo Perú el mercado más representativo.

¿Cree que la estabilidad política de Chile es la principal diferencia con los demás mercados de la región?

Yo diría que no hay factores de descarte, porque si bien los países que son receptores de capital hoy en día, como Colombia, Perú y Chile, tres son los grados de inversión. En el caso chileno, es un mercado que tuvo una reforma en el mercado financiero en los 80 y que brilló mucho desde los 90 en adelante. Por ello, ya viene con muchos años de anticipación al resto, que son mercados un poco más jóvenes, aunque también tienen mucho potencial. Pero en el caso chileno es un mercado que se ha ido posicionando mucho antes de lo que habían hecho los demás países.

Invirtiendo en Chile

Pensando en el mercado bursátil, ¿cuál es el proceso que realizan para seleccionar y recomendar acciones?

En el caso de selección de activos, vemos acciones que tiendan a ganarle al índice o que tengan un retorno absoluto por arriba del 15%. Los índices que miramos son el IPSA (Índice de Precio Selectivo de Acciones de la Bolsa de Santiago) en pesos chilenos o el MCI Chile, que también es otra métrica que usamos cuando queremos comparar en dólares. Actualmente, dependiendo de la coyuntura, preferimos compañías que tengan una estructura de balance bastante limpio, con una situación de caja positiva, bajo endeudamiento, con un crecimiento en utilidades o que sea defensiva a una coyuntura adversa. Probablemente en otros años pudimos haber cambiado esas reglas, ser un poco más agresivos, pero hoy en día esto lo estamos mirando.

¿Con eso pueden determinar los sectores y acciones recomendadas?

A nosotros nos gusta ir específicamente por las acciones. No necesariamente los sectores te pueden decir que hay una acción buena, que todas sean buenas, o que otra sea mala. Por ejemplo, en retail, hay compañías muy buenas y otras a las que les ha ido muy mal. Por eso preferimos ir, más que por toda la industria, por las acciones.

¿Y en ese sentido, qué acciones destacaría?

En Chile, podemos destacar Copec (COPEC). Lo que estamos mirando son crecimientos múltiples. Hay limpiezas de cuellos de botella en las plantas de celulosa, específicamente pino radiata. También tiene una planta en Uruguay de 1,3 millones de toneladas, hecha con Stora Enso (50% y 50%). Después está el potencial de hacer crecer la línea de la planta de Arauco, en donde pueden tener un crecimiento importante en lo que es eucalipto. Por otro lado, tienen grandes expansiones en paneles, plantas de MDF, MDP y plywood en construcción, además de una gran adquisición que se está dirigiendo en Canadá y Estados Unidos. Por otro lado, en la parte de carbón, también tienen el proyecto de Isla Riesco. Éstos son crecimientos importantes para Copec, que tiene un perfil de generación de caja bastante alto y muy poca necesidad de deuda. Además, es el productor de celulosa de fibra larga de más bajo costo en el mundo.

¿Y en otros sectores? El retail es fuerte en Chile.

Otra acción es Falabella (FALABELLA), que se configura como un actor integrado de consumo, servicios financieros, retail, supermercados y más. La ventaja competitiva de Falabella respecto a sus pares es que te pueden ofrecer múltiples productos de consumo en un solo lugar, y con el poder de su tarjeta. Es una compañía con un segmento estable que es alimentos, a través de los supermercados. Además tiene tiendas por departamentos, mejoramiento del hogar y un segmento de créditos con su tarjeta, que es como se financian las compras. Para esto cuenta con una política de crédito bastante conservadora y mucho control en el riesgo, lo que le da una ventaja competitiva sobre el resto de los retailers a nivel latinoamericano. Además, es un actor financiero con fuertes espaldas, tiene una estructura de deuda relativamente baja y genera caja. Es el retail latinoamericano más grande, por lo menos en valor de mercado.

El otro sector fuerte sería minería.

Acá tenemos a SQM (SQM-B), que es un actor de fertilizantes, litio, yodo y nitratos técnicos, con una ventaja competitiva mundial: es el de más bajos costos en el mundo. También tiene una participación por arriba del 30% en el mercado de yodo y litio global, además de un 50% en el mercado de nitrato de potasio. SQM está bien enfocada en sus rubros, conoce bien al agricultor, sus demandas, y se apalanca del crecimiento global por parte de los alimentos, donde tiene un expertise técnico en los cultivos de valor agregado. Por otro lado, el mercado del litio tiene un crecimiento bastante fuerte por todas las aplicaciones móviles que hoy en día hay en el mundo. Entonces acá hay un actor estructuralmente bien posicionado para poder absorber ese crecimiento en la demanda mundial.

Hace unos meses que se pueden operan 16 acciones de la NYSE desde la Bolsa de Santiago, ¿cómo ha sido la reacción de los inversores locales?

Los inversores no han mirado esas acciones, y eso es porque el mercado está relativamente volátil. Si bien se han visto algunos días positivos, los mercados en general se han comportado en línea con la turbulencia que hay en la Eurozona. Creo que hoy el inversor está más preocupado del contexto global que de transar compañías de fuerte volatilidad, o de alto beta, como son las compañías tecnológicas. No obstante, aunque no estén en su radar hoy en día, lo podrán estar en futuro. Hoy, definitivamente, el inversor está concentrado en lo que está ocurriendo en el mundo.

MILA: Tres en uno

¿Cómo ve el desarrollo del MILA y la acogida de los inversores chilenos a la nueva plataforma?

Vemos que los inversores, con la implementación del Mercado Integrado Latinoamericano, desarrollarán un mayor entendimiento de estos mercados (Chile, Colombia y Perú), de la operatividad, entendimiento de las dinámicas, un poco más de educación, y con ello se sentirán más cómodos. Con eso, veremos que esto se va a monetizar en transacciones. Hoy en día no es lo que está sucediendo, pero es algo que vemos con muy buenos ojos, de acá a un par de años más.

Pensando en un inversor foráneo, ¿ qué oportunidades abre el MILA al extranjero que quiere comprar títulos en Chile?

El inversor extranjero que ya de por sí compra, generalmente es institucional. Entonces, ese extranjero no necesitaba tener la plataforma MILA, porque ya ellos lo podían hacer de forma independiente. Lo que sí se hace más fácil es para aquella persona que no quiere abrir cuentas en tres países, ya que ahora puede abrir una cuenta en un solo lugar, y con ese bróker puede comprar en los tres países.

¿O sea, esto favorece al inversor pequeño, a la persona?

Sí claro, la persona se ve favorecida. Para todo esto se necesita que la persona se sienta cómoda y que se pueda educar para lo que es comprar minería en Perú, o petróleo en Colombia, por dar un par de ejemplos.

Si tuviéramos que dividir el mundo para invertir, ¿cómo evaluaría a esta región?

Sudamérica es un lugar importante donde invertir, pero no se puede perder de vista que estos países son chicos, a excepción de Brasil. Se tendrán buenas rentabilidades, pero dentro de tu torta es un poco lo que puedes meter.

Quién es

El peruano César Pérez-Novoa es el Director Ejecutivo de Estudios de Celfin Capital. Llegó a Chile en marzo de 2000 y se instaló en la firma de inversiones como analista senior. Actualmente, tras 13 años en la compañía, está a cargo de los mercados andinos de Chile, Perú y Colombia. En su experiencia de casi dos décadas ligada a los mercados financieros, destacan sus pasos por Nueva York y Boston. Además, se desempeñó tres años en el Banco Bilbao Vizcaya (hoy BBVA) mientras estuvo en Perú. Estudió en Boston College, obteniendo dos títulos, uno en Finanzas y otro en Operations Research, mientras que se especializó en Finanzas en la Universidad de Nueva York, como experto en minería y commodities. En 2011 él y su equipo de estudios figuraron en la lista de los Mejores Analistas del Año que cada ejercicio arma Institutional Investor.

Deja tu respuesta