¿Es Chile una tierra de zombis?

Leyendo el Daily Reckoning, esta semana me encontré con el link a una entrevista a Bill Bonner en la TV de Estados Unidos. Aunque tal vez el nombre no le dice mucho, porque Bill Bonner es un tipo de perfil relativamente bajo y no muy conocido en América Latina, es un referente importante en el país del Norte.

Para que se vaya haciendo una idea, le cuento que el Daily Reckoning es el principal sitio web y newsletter de Agora Financial, la mayor compañía de asesoría financiera al inversionista individual en el mundo entero –y, de paso, socia de InversorGlobal.

Bueno, Bill Bonner es su fundador y presidente.

Personalmente, tuve la oportunidad de conocerlo el año pasado en Buenos Aires durante una visita que hizo con parte de su equipo a las oficinas que InversorGlobaltiene en la ciudad. Nos dio su visión de la economía global y del rumbo que prevé para las inversiones en el mundo, y luego tuve la suerte de tenerlo sentado frente de mí durante un almuerzo entre los visitantes estadounidenses y el equipo local.

Fue una agradable charla entre enormes trozos de bife de chorizo y varias copas de vino tinto. Hablamos de economía y, mezclado con las experiencias personales que vertió en la mesa, pude entender mejor –de primerísima mano- el por qué de su pesimista visión del futuro del mundo y las finanzas, tanto globales como personales.

Bill Bonner es un tipo convencido de que lo peor está por venir. Los títulos de sus libros, como “El Día del Juicio Financiero Final” dicen bastante, y muchas de sus notas hablan del colapso del orden económico mundial y de la necesidad de reestructurar todo el sistema. Artículos suyos como “Destruyendo el dinero propio” o “Por qué debemos olvidar toda esperanza” son algunas muestras de lo que hablo.

En toda esta maraña, Bonner suele hablar mucho de los zombis como ejemplo de la sociedad en que vivimos y, curioso como estaba yo en el tema, en el almuerzo del que le cuento le pregunté qué es lo que quería decir con eso de que vivimos en una “economía zombi”.

“Bueno”, me dijo, “es una metáfora. Digo que es una economía zombi porque lo que hacen los principales agentes económicos es consumir recursos reales, vivos; carne, sangre y huesos que sacan de la economía, y los dejan inservibles. Los transforman en cosas improductivas con poco o nada de impacto en nuestras vidas, sin pensar en lo que hacen”.

“¿Entonces tendría que haber un cambio de gobierno para terminar con los zombis?”, le pregunté.

“Bueno, no se trata de eso tampoco. Como están las cosas hoy los zombis se han tomado todo el aparato productivo y la burocracia que lo controla. Y se han encargado de que a grueso modo todo el mundo acepte lo que dicen, sea lo que sea, para que en definitiva toda la sociedad sea una sociedad de zombis. Hoy los zombis son tanto de izquierda como de derecha”, me dijo.

ZOMBIS EN CHILE

Así que anduve con estas ideas dándome vueltas en la cabeza durante toda la semana. Casi todo lo que hice y leí estuvo, digamos, atravesado en “clave zombi”.

Una de las principales noticias de esta semana recogida por todos los grandes medios chilenos fue la publicación de un informe del Banco Mundial respecto a la movilidad social en América Latina.

      “Chile es uno de los países con mayor movilidad social en Latinoamérica”, tituló La Tercera.

      “Banco Mundial calcula que casi 2 millones de chilenos pasaron a ser clase media en la década pasada”, tituló El Mercurio.

      “Banco Mundial revela que casi dos millones de chilenos escalaron a la clase media en seis años”, tituló El Mostrador.
Todos, más o menos, hablaron a favor de la movilidad social.

Pero un poco al pasar, algunos puntos del estudio me quedaron dando vueltas. Como que para ser de clase media en Chile, esto se conseguía superando el débil umbral de los USD 8,50 por día para una familia de cuatro personas.

Se trata de $4.080 por día.

$122.400 al mes.

Eso es menos que el sueldo mínimo, hoy en $193.000.

¿Qué pasa acá? ¿El Banco Mundial no hizo bien la tarea o qué?

Entonces fue cuando me acordé de Bill Bonner y su sociedad de zombis. Instituciones zombis le dicen a medios zombis los resultados de sus estudios zombis, y los medios zombis se los comparten a una población que, como buenos zombis, apenas procesa lo que está leyendo.

¡¡¡$122 mil al mes convierten a una familia de 4 personas en clase media!!!

Supongo que esto funciona porque los zombis andan siempre con la misma ropa; además no tienen que pagar arriendo, hipoteca ni servicios básicos; tampoco isapre, colegios o universidades. Los zombis no tienen deudas en UF, tampoco se van de vacaciones y en general no tienen demasiadas expectativas para sus vidas.

El tema es que no tienen expectativas porque son zombis. En este caso, zombis de clase media zombi o “clase media zombi”.

¿O es muy tonto lo que estoy diciendo?

Pero usted, querido lector, no creo que quiera ser un zombi, ni que se sienta como uno. Me imagino que usted tiene sueños, deseos, expectativas de vida para usted y aquellos que lo rodean. Querer un poquito más.

El tema es que para cumplir esos sueños y expectativas debe tomar cartas en el asunto.

Hacerse cargo.

Actuar.

CELEBRANDO CON LOS ZOMBIS

Dejemos un poco de lado la crítica. Finalmente, si todos celebran por algo será. En este sentido, sí es positivo que más de la mitad de los chilenos que antes vivía en la pobreza haya pasado a formar parte de la clase media, por bajo que sea el umbral puesto por los técnicos del Banco Mundial.

Esto significa que hay más trabajo en una economía dinámica.

Aunque tal vez, demasiado dinámica…

¿Por qué digo esto? Esta semana, tras la reunión de política monetaria del Banco Central, la agencia calificadora Moody’s volvió a insistir en que tal vez la economía chilena se encuentra sobrecalentada y que si no se toman medidas para frenar el crecimiento de forma paulatina, el frenazo puede ser muy brusco en el futuro.

Leamos este extracto de una nota publicada en El Mostrador:

      “Moody’s viene advirtiendo desde abril que la economía chilena está creciendo por sobre su potencial y que el Banco Central cometió un error en bajar las tasas en enero.

      “Ahora previene que la economía chilena enfrentará una serie de peligros relacionados con el hecho que está creciendo por encima de sus fundamentos. En el tercer trimestre la economía creció un 5,4 %, impulsada por niveles de empleo récord y un fuerte consumo. El crecimiento está sobre lo que proyectó el Banco Central, y el consenso es que la economía terminará creciendo cerca de 5,3 % este año.

      “Jorge Selaive, economista jefe del BCI está de acuerdo, y afirma que no ve señales de la desaceleración que todos proyectan: ‘Seguimos insistiendo que actividad y demanda en Chile muestran signos de marginal aceleración, más que de paulatina desaceleración’.

      “Coutiño sugiere que el Banco Central tiene que comenzar a poner frenos al crecimiento ‘más temprano que tarde para evitar ajustes más severos el próximo año’. Según Coutiño, ‘las autoridades tienen que normalizar las condiciones monetarias antes que el exceso de demanda desaten una verdadera amenaza inflacionaria y un problema con la cuenta corriente’.”

Ya se imagina lo que pasaría si estas predicciones resultan ciertas.

Un frenazo brusco en el consumo asusta a los grandes empresarios y se provoca un círculo vicioso: baja la inversión, se detienen obras en construcción y se para la ampliación de los servicios ofrecidos, entonces se ajustan los salarios y/o se despiden trabajadores. A su vez, la gente tiene menos dinero para gastar y el consumo se resiente nuevamente. Las empresas comienzan a vivir con lo justo y hacia abajo toda la cadena alimenticia económica debe hacer lo mismo.

¿Qué pasará, en este escenario, con la nueva “clase media” de los $122 mil mensuales?

¿Qué pasará, en este escenario, con usted si no toma medidas para estar prevenido hoy?

Probablemente todo esto no suceda mañana. Tampoco el año que viene. Pero aunque se trata de procesos de mediano plazo es hoy el momento en que se debe tener la visión necesaria para estar preparado cuando se desate la tormenta.

La fiesta no ha terminado y aún es tiempo de bailar.

Veamos esta nota de La Tercera:

      “Pese a la incertidumbre externa por la desaceleración mundial, los inversionistas de la región esperan que el próximo año continúe el dinamismo de los flujos de capital.

      “En el marco de la Tercera Cumbre Latinoamericana ‘Ampliando Fronteras’, organizada por CorpBanca y que tuvo como expositores a los ex ministros de Economía y de Hacienda Juan Andrés Fontaine y Andrés Velasco, respectivamente, corredoras de Brasil, Chile, Perú y Colombia coincidieron en el potencial y oportunidades que ofrece Latinoamérica.

      “El presidente de la corredora colombiana Serfinco, José Manuel Vélez, sostuvo que ‘en la medida en que el mundo crezca menos, obviamente que eso nos afecta y también vamos a crecer menos, pero en el rubro de las inversiones están llegando flujos muy importantes, especialmente en inversión extranjera directa’.

      “En el caso de Chile, Cristóbal Lyon, director de Estrategias de CorpResearch, aseguró que los flujos hacia Latinoamérica continuarán favorables el próximo año, en la medida en que los diferenciales de tasas con los países desarrollados se mantengan en los niveles actuales, como el 5% en el caso de la Tasa de Política Monetaria del Banco Central de Chile y tipos bajos como el de Estados Unidos.

“‘Probablemente, los inversionistas de mercados desarrollados llegarán a los emergentes como Chile, que tienen niveles de tasas elevados, y por las perspectivas que hay en otros países andinos, como Perú y Colombia’, manifestó.”

El Banco Central no parece dar señales de subir las tasas de interés para enfriar la economía y por lo tanto los capitales extranjeros seguirán llegando. Invertirán en proyectos inmobiliarios, en minería y en el mercado de capitales local, subiendo el precio de las acciones.

De ahí el diagnóstico del Gerente General de Corpbanca Corredores de Bolsa, Cristián Donoso, de que la Bolsa de Santiago se presenta como una gran inversión para 2013.

“Creo que va a rentar un 13% el año que viene”, dijo a La Tercera.

Ahora, para poder bailar en esa fiesta, la del año que viene, hay que vestirse apropiadamente. Básicamente, aprender, saber de qué se trata, de qué se habla y, de esta forma, hacer lo que corresponde.

Que tenga un buen fin de semana,

Felipe.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;The back end rides on a pair of mono tube gas shocks housed in retro exposed metal coils to soak up the realities of modern roadsRefer to our helpful FAQ section for any problems you might be experiencing.mulberry sale uk
But the story is portrayed through a far more sympathetic lens than Mitchell book.michael kors uk handbags

One of three things have to happen now:

1) The way tests are run, validated, and based are changed to reflect this new exploit.mcm backpack for sale

“What we facilitate is a program where they collect items and give them to us.prada purse
I think it would be really interesting to see the two girls form this era that are getting a lot of TV time with the girls from the past era.hollister online shop
The allied Jamaat i Islami (JI) also picked up one seat, with party chief Sirajul Haq returning successful.mcm backpack

In the Spring of 2014, Nathan Partington, Vice President of Licensing, began discussing with Lisa Goldberg, the NBA’s Vice President of Licensing, about how to approach Jordan’s camp for a possible partnership.michael kors bracelet uk

Deja tu respuesta