El triunfo de Obama abre nuevas oportunidades

El actual Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se alzó con una victoria este martes. La contienda fue bastante reñida: con un 97% de los votos escrutados, Obama concentraba un 50% de los sufragios, frente al 48% que obtuvo Romney.

La pregunta es: ¿si el mercado en teoría estaba a favor de Romney qué ocurrirá ahora que ganó Obama? La desregulación y la menor intervención estatal en la economía que proponía el republicano parecían condiciones óptimas para Wall Street.

De todas formas, en la práctica parece que había un romance entre Obama y el mercado. Si uno ve los datos duros, se encontrará con que el S&P 500 subió 76% desde el inicio de su gestión en enero 2009, mientras que el Nasdaq ostenta una escalada de 128% en el mismo período, según reveló el medio especializado MarketWatch.

Si uno rebobina a gestiones precedentes, se encontrará que con George Bush el S&P cayó 13%, y que con Bill Clinton la suba fue de 60%. Es decir, de los últimos presidentes ninguno pudo superar la performance del mercado en tiempos de Obama.

Algunos creerán que quizás fue suerte de principiante o simplemente una coincidencia el hecho que el mercado haya tenido un rally de tal envergadura.

La realidad es que no.

La gestión de Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, ha inyectado liquidez sistemáticamente al mercado estadounidense. Además de esto, bajó las tasas de interés a mínimos históricos para impulsar la economía estadounidense y potenciar el real estate luego de la explosión de la burbuja subprime. También llenó de dinero a empresas farmacéuticas y aseguradoras, a través de sus planes de salud estatales.

En ese sentido, desde MarketWatch sostienen que hay tres sectores de la economía que se han beneficiado durante la primera presidencia de Obama y que podrían seguir por el camino de bonanza en esta segunda etapa.

Salud: el impulso del Obamacare

El plan del candidato demócrata para facilitar subsidios y créditos de salud a personas de ingresos bajos fue la bala de plata para el sector farmacéutico. Si uno se retrotrae a la gestión de Bush, acciones como la de Pfizer cayeron 50% durante los ocho años del republicano en el poder. Con Obama al frente, las mismas no sólo recuperaron el terreno perdido,  sino que hoy acumulan un alza del 20%. Las firmas de seguros como UnitedHealth han subido 73% con el plan médico de Obama y empresas pequeñas de biotecnología como Alexion Pharmaceuticals han trepado 252%. Por su parte, el ETF XLV, que contiene las acciones de salud que están en el S&P 500, ha crecido 31% con Obama en la Casa Blanca.

Construcción: un pilar de la actividad

El sector de la construcción ha sido uno de los “mimados” por Obama y la Reserva Federal durante la primera gestión del demócrata. La implosión del mercado inmobiliario y la falta de capacidad de estas empresas de exportar productos han impulsado al Gobierno a enfocarse en el desarrollo del sector.

Si quiere incursionar en este rubro, la mejor alternativa es a través del ETF ITB, que está compuesto por empresas de la industria. Otro punto interesante es que un alza en los precios de las propiedades no sólo beneficia al sector de la construcción, sino que también al de reformas para el hogar. En ese sentido, una buena alternativa es Home Depot, que desde el inicio de la presidencia de Obama ha crecido un 158%.

Servicios financieros: el auge del consumo

En Estados Unidos -en los últimos cuatro años- hubo una moderación en el consumo y en el uso de tarjetas, aunque la disminución de la delincuencia en Estados Unidos hizo que esta tendencia se revirtiera al alza.

Se espera que la gestión de Obama busque profundizar esta tendencia, principalmente porque el consumo equivale a dos tercios de la economía estadounidense. En este rubro es importante seguir de cerca los rendimientos de empresas como Visa o MasterCard.

 

Deja tu respuesta