El impuesto a las Ganancias ya tiene su placebo

Y un buen día se habló del impuesto a las Ganancias. Una Cristina orgullosa, perteneciente a la clase media, anunció el miércoles pasado que se exceptuará del tributo a la segunda cuota del aguinaldo. Por decreto -un mecanismo muy de moda en estos últimos años- se entregará este beneficio para todos los trabajadores en relación de dependencia que sean alcanzados por el impuesto, pero cuyos ingresos no superen los ARS 25.000.

Esto se traduce en un costo fiscal de ARS 2.162 millones, para un gasto público que crece minuto a minuto. En esa misma presentación, amenizada por los cánticos de los miembros de La Cámpora (invitados de honor de cada evento presidencial), la Presidente desdramatizó el impacto de este tributo: “están exentos del impuesto a las Ganancias el 75,20% de los trabajadores”, dijo. En otras palabras, tres de cada cuatro empleados en blanco no llega a los ARS 5.792 con su sueldo –en el caso de los solteros- y a los ARS 7.998, para los que están casados y tienen dos hijos.

Esta modificación que sufrió el impuesto llega en respuesta de un reclamo histórico de los trabajadores, canalizado por los principales gremios y demandado por un Hugo Moyano (CGT opositora), así como también un Antonio Caló (CGT oficialista).

La inflación –superior a 25% anual- disparó una dinámica nociva. Cada año se renegocian los salarios en las paritarias, así como también los contratos y el impuesto a las Ganancias no era la excepción. Siempre por decreto, el Gobierno y los gremios se ponían de acuerdo y subían el mínimo no imponible en concordancia con la variación del índice del Precios al Consumidor (IPC).

Entre divorcios y fracturas, gremialistas que cambian de equipo y otras hierbas, este año pasó sin realizarse el clásico incremento del mínimo. En el camino, la inflación fue licuando los sueldos de aquéllos que integran ese 25% tan afortunado que es alcanzado por el impuesto. Los recientes acontecimientos nos llevan a plantearnos una incógnita: ¿es la exoneración del tributo a la segunda cuota del aguinaldo una solución real? Se lo adelanto, hiede a aumento no remunerativo…

Lo atamos con alambres

Esta solución parche, como tantas otras de la economía actual, no apunta al corazón del problema; y la clase media, aquélla a la que pertenece la Presidente, sentirá el golpe.

De acuerdo con un estudio del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, que encabeza el economista Nadín Argañaraz, éstas serán las principales consecuencias de la medida:

      1) Los trabajadores independientes (quienes tributan al régimen de autónomos) no perciben beneficio alguno como consecuencia de las nuevas disposiciones y, por consiguiente, la falta de ajuste de mínimos y deducciones les supone un incremento de la tasa efectiva del impuesto en el año 2012 respecto al año anterior de varios puntos porcentuales de su ingreso total anual, tal como se especifica en el informe Nº 188.

2) Los trabajadores en relación de dependencia, en su gran mayoría -dados los topes para el beneficio enunciado- experimentarán en el año 2012 una pérdida de salario real menor que la que hubieran sufrido sin esta disposición. La tasa efectiva de impuesto que finalmente pagarán será de todos modos superior a la que tributaron en el año 2011, y a la que deberían tributar por el año 2012 si se hubieran ajustado los mínimos y deducciones en un porcentaje similar al aumento nominal de los salarios. Esta conclusión se puede obtener intuitivamente toda vez que el incremento de mínimos y deducciones debería haber sido de aproximadamente el mismo porcentaje que el promedio de incrementos salariales (25%), mientras que la segunda cuota del sueldo anual complementario, que es el ingreso que pasa a estar desgravado, representa sólo alrededor de 4% del ingreso anual total de los trabajadores.

En el cuadro dispuesto a continuación podemos ver un primer escenario, sobre las consecuencias de las medidas anunciadas, y además un segundo panorama en el que se aprecia lo que hubiera sucedido si se hubiera subido el mínimo no imponible, como venía sucediendo en los años previos (en torno a 20%).

GRAFICO IPSA VS S&P 500
Un diagnóstico equivocado nos acostumbró a combatir los síntomas y no las causas de una economía que luce cada vez más pálida.

Saludos,

Ignacio.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;The remaining Mountain West games that are TBA (UNLV, New Mexico, Nevada and Hawaii) are presumably waiting for the Root Sportsschedule to be releasedBut [Michael Jordan’s] mother’s father was a badass as a sharecropper.hollister hamburg

The 29th annual list, released Monday, showed Jordan jumping on board at No.occhiali gucci
He had just shaved, for there was a white spot of lather on his cheekbone (30).occhiali gucci uomo
Jordan also agreed to put up cash to cover operating losses the team was piling up.mcm wallet
Il y a, Messieurs, cette différence entre le monde moral dont nous faisons partie et le monde physique, que celui ci étant sans intelligence et sans liberté, l’ordre le plus parfait y règne, la désobéissance y est impossible.hogan outlet
She reflects the “greediness” of the American Dream.mulberry outlet york

Deja tu respuesta