Cuatro adquisiciones tecnológicas, un gran fracaso

En el mundo de la tecnología a veces se toman malas decisiones. Luego del escándalo que involucró a Hewlett-Packard y su adquisición de la firma británica de software Autonomy, que según el gigante estadounidense habría escondido ciertas irregularidades tras la fusión, se conocieron otros realmente impactantes.

A continuación, contamos los entretelones de cuatro adquisiciones que no fueron tan exitosas como se esperaba:

Zynga y OMGPOP

Zynga, la compañía desarrolladora de videojuegos para Facebook (FarmVille, Zynga Poker) la ha tenido difícil para poder ganar mayor presencia en otras plataformas. Su siguiente reto será el de separarse de la popular red social para ofrecer sus juegos en dispositivos móviles.

Para esto decidió adquirir a la firma OMGPOP, reconocida por su juego de adivinar palabras a través de dibujos: Draw Something. Éste era el rey de OMGPOP y Zynga vio el potencial social que podía tener. Finalmente, pagó 183,1 millones de dólares para adquirir la compañía. Sin embargo, el interés en Draw Something se desvaneció rápidamente y esto significó un golpe fuerte para la firma.

Cisco y Pure Digital

Cisco es otra de las compañías que se ha visto afectada por las malas adquisiciones. En 2009 se hizo con Pure Digital, el fabricante de las cámaras de video Flip. Dos años después, Cisco decidió eliminar esa división por completo, en lugar de venderla para recuperar parte de su dinero. A esto se le debe sumar que, para la época, los dispositivos móviles estaban desarrollando cámaras de foto y video integradas de gran calidad, lo que hacía innecesario comprar estos aparatos.

Microsoft y aQuantive

En 2007, cuando Microsoft tenía esperanzas de desafiar a Google en cuanto a publicidad online, decidió adquirir a aQuantive por 6.000 millones de dólares. En ese entonces, Google ya había tomado a DoubleClick y la empresa de Windows quería estar a la altura.

No obstante, después de que Microsoft desembolsara esa cantidad de dinero por aQuantive, al final admitió que no aumentaron las ventas como lo habían esperado.

Sprint y Nextel

Esto fue más una fusión que una adquisición. Sprint Nextel se creó en 2004, cuando decidieron unirse luego de firmar un acuerdo de 37.800 millones de dólares. Las dos empresas tenían esperanzas de generar grandes ganancias luego de su fusión.

Pero hoy en día resultó ser un fracaso. Sprint, que hace parte del grupo de proveedores de servicio celular en Estados Unidos, es el más débil en comparación con Verizon y AT&T, su más directa competencia.

El salto al vacío de Microsoft por Skype

Hay una oferta que ya se consumó dentro de la esfera tecnológica y que se destaca como un potencial candidato a fallar. Éste es el pago de 8.600 millones de dólares por parte de Microsoft para adquirir a la compañía de telefonía IP, Skype. Sin embargo, la movida es bastante riesgosa, ya que en 2005 eBay compró a la empresa de servicio de llamadas por 2.600 millones de dólares y al ver que las ganancias no eran las esperadas, decidió ceder los derechos a un grupo de inversiones.

Éste es simplemente otro de los salvavidas a los que está recurriendo Microsoft para hacer frente a la competencia que encuentra en cuanto a buscadores y otros servicios en Internet.

Deja tu respuesta