Cinco enemigos de las finanzas personales

Los gastos diarios en los que cualquier persona debe incurrir son un mal necesario. Usted ya se acostumbró a ellos y  paga sin ofrecer resistencia. No obstante, podría haber ciertas filtraciones por las que se deben estar colando algunos pesos, que podrían ser claves a la hora de hacer inversiones exitosas. A continuación, le presentamos cinco adversarios de las finanzas personales, de los cuales usted se debe cuidar.

No saber manejar el crédito

Todos saben que la tarjeta de crédito puede ser una aliada cuando hay que hacer compras necesarias. Sin embargo, tener una continua deuda con el banco no es una buena idea. Si usa su tarjeta de crédito con relativa frecuencia, infórmese sobre programas de fidelidad o descuentos especiales que dan los locales comerciales por esta forma de pago. Recuerde siempre ser consciente de no endeudarse más de lo que puede pagar y esté atento al costo financiero total de su transacción.

Ir de compras sin una lista

Este enemigo silencioso puede hacer que varios de sus pesos se vayan por el desagüe. Antes de ir al supermercado, realice un inventario de esas cosas que tiene, en contraste con las que necesita. Trate de organizar con anterioridad lo que va a consumir en la semana y asegúrese de revisar qué ingredientes hacen falta.

En el caso de la ropa, una debilidad de las mujeres, identifique lo que hace falta en su placard, para que después no regrese a casa con una nueva blusa blanca y minutos después encuentre que tenía una muy parecida, sino igual.

Malgastar la nafta

Si tiene un auto, hay dos cosas que debe tener en cuenta: saber qué modelo usa menos combustible y cómo conducirlo para gastar menos. Entre menos haga uso del pedal, menos nafta va a consumir. Un estudio en Estados Unidos, hecho por Edmunds.com, demostró que se puede ahorrar hasta un 35% de nafta cuanto menos acelerador se use. Igualmente, despeje el baúl del auto de cualquier carga extra y asegúrese de que las gomas del auto estén bien infladas.

Comprar en pocas cantidades

Los hipermercados que venden grandes volúmenes de un mismo producto son aliadas del ahorro. Todos aquellos artículos de aseo o alimentos no perecederos que puedan comprarse en grandes cantidades son beneficiosos para el presupuesto familiar. Recuerde que el precio de un rollo de servilletas es mucho mayor que si compra un paquete de doce. Azúcar, legumbres, harina de trigo, y productos enlatados son sólo algunos ejemplos de artículos que pueden comprarse y almacenarse, también para tener una reserva en casa. No se olvide de estar pendiente de los descuentos que ofrecen los supermercados.

Ser desprevenido a la hora de hacer compras online

Las nuevas tecnologías han traído grandes beneficios. Ahora, se puede acceder al banco desde la comodidad de casa y hacer los pagos de tarjetas, expensas y servicios. Sin embargo, la red también trae peligros consigo y uno de ellos puede ser bastante grave: sufrir un robo de identidad. Más de 11,6 millones de personas fueron víctimas de esta nueva modalidad de crimen cibernético en Estados Unidos y gastaron alrededor de USD 450 para poder recuperar su buen nombre. Recuerde ser precavido con su información personal y sus datos de cuentas bancarias. Cuando vaya a realizar transferencias o compras online, recuerde conectarse a redes de internet seguras y privadas. No comparta sus datos en las redes sociales o los divulgue a través de su teléfono celular. Hay muchas personas en el mundo que están aprovechando las debilidades del Internet para obtener dinero.

Deja tu respuesta