2013 podría ser el año de los metales básicos

Al parecer, las noticias provenientes del gigante asiático son alentadoras. Según los analistas, la economía china perfila una recuperación para el primer semestre de 2013. Esto tendría que propiciar un alza en los precios de las materias primas, principalmente en los metales no preciosos.

No obstante, a pesar de las buenas vibras, “la posibilidad más cercana se basa en que la recuperación sea pálida y de corta duración; esto podría desvanecerse a mediados de año debido a la persistencia de los estructurales vientos en contra”, apuntan los analistas.

Hubo una reciente mejora en los índices de crecimiento de China, así como en los incrementos de gastos en infraestructuras, que empiezan a tener un impacto positivo en las industrias proveedoras. Esto se vio reflejado en el incremento del 12,6% en la producción de acero en el mes de octubre frente al 9,6% de septiembre pasado.

De esta manera, el sector manufacturero parecería haber cerrado su ciclo de liquidación de bienes de capital, entrando en una fase temprana de reposición, según revela el Índice de Precios de Manufacturas de noviembre. Este indicador se mostró por primera vez en trece meses por encima de 50 puntos. Mientras, el crédito y las tasas de crecimiento de producción de electricidad han subido y las exportaciones se han estabilizado.

Este conjunto de circunstancias debería despertar el interés por los metales básicos. Según Société Générale, éstos aún cotizan en un margen bajo, aunque la entidad deposita su confianza en la potencialidad de un rally, derivado de la consolidación china y una posible solución al fiscal cliff en Estados Unidos.

Los metales básicos o no preciosos son: mineral de hierro, acero laminado en caliente, acero laminado en frío, alambre de acero, aluminio, barras de acero, cobre, estaño, níquel, plomo, uranio y zinc.

De todas formas, por más que este rally se materialice, no necesariamente significará el inicio de una tendencia al alza debido a importantes variables: una lenta urbanización, el envejecimiento demográfico y la disminución de los rendimientos de las inversiones en infraestructuras. Con respecto a estas últimas, se redujeron sustancialmente los pronósticos de crecimiento al 6% o 7% durante los próximos diez años.

Por su parte, otro banco francés, el BNP Paribas, afirma que los metales básicos repuntarán en las próximas semanas y a comienzos de 2013. Los analistas vaticinan un debilitamiento del dólar y nuevas medidas de flexibilización monetaria en Estados Unidos. Esto lo afirman en un contexto en el que sostienen que mercado seguirá estando empapado con un sentimiento negativo, incubado por la crisis de deuda en la Eurozona y los fundamentos económicos del gigante asiático.

Por ello, a pesar de que la demanda de metales industriales crecerá en 2013, el banco galo recortó el precio promedio del cobre en un 2,2% a 7,82 dólares por tonelada métrica; la del aluminio en un 6,4% a 2,20 dólares por tonelada; así también como el precio objetivo del plomo en 1,6% a 2,510 dólares por tonelada. De la cruzada tampoco se salvaron el níquel ni el zinc, con recortes de precios de 2% y 3,1%, respectivamente.

Además, de acuerdo a este análisis, si la coyuntura económica mundial se deteriora aun más, el cobre sería el metal más perjudicado. Esto no sería por sus pobres fundamentos, sino porque su precio es muy superior a los costos de producción, y en anticipación a un superávit en 2013.

En cambio, LOGIC Advisors anticipa una escalada integral del grupo de metales básicos en vistas de la performance del próximo año, destacando el potencial del cobre, cuya demanda está incrementándose.

Fuente: Sala de Inversión

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido