Ganadores y perdedores del mercado de commodities

Los efectos potenciales que puedan tener las medidas de estímulo de los bancos centrales, el devenir de la crisis en Europa y de la incertidumbre en Estados Unidos marcarán la agenda de los mercados. Sumado a esto, en noviembre tendrán lugar los comicios presidenciales en el país norteamericano y seguramente tendrán injerencia en el cierre del año de Wall Street.

En ese contexto, parecería que los activos más recomendables para posicionarse son los commodities, ya que apostar a ellos significa invertir en economía real. Mientras algunos dependen de factores exógenos al mercado como pueden ser el clima, otros están vinculados a medidas financieras de entes reguladores y coyunturas económicas. Por ejemplo, una sequía es el punto de partida para un alza en ciertos commodities, ya que acota la oferta de materia prima, impulsando el precio hacia arriba. Por otra parte, el oro es un commodity que no tiene relación con factores ambientales, sino que está ligado a cuestiones de política monetaria o de incertidumbre económica.

Potenciales ganadores

Los analistas creen que commodities como el oro y el petróleo seguirán avanzando, mientras que los granos y el azúcar podrían ceder en los últimos tres meses del año. Entre los principales jugadores del mercado, la plata subió 25%, el petróleo calefaccionado subió 14%, el oro 11% y el petróleo crudo 8%. El peor rendimiento lo tuvo el jugo de naranja, que cedió 6%.

En el caso del metal amarillo, su carácter de refugio muestra se mejor perfil en medio de la fiesta de emisión que están organizando los bancos centrales del mundo, principalmente el BCE y la Fed. Respecto al petróleo, algunas cuestiones climáticas como fue el huracán Isaac o factores geopolíticos -como los conflictos en Medio Oriente- hicieron que el precio del crudo superara los 100 dólares. No obstante, una suba en el precio de este commodity no es una buena señal para la economía global, que anticipa el impacto en los precios.

Si hablamos de la plata, este metal fue el que tuvo la suba más agresiva de todos. Su cualidad de refugio de valor, al igual que el oro, lo convirtió  también en un activo para invertir en tiempos donde los billetes se multiplican. No obstante, invertir en plata también conlleva su respectivo riesgo, ya que es una materia prima muy utilizada en el ámbito industrial, por lo que si la economía se desacelera esto pegaría negativamente en el precio del metal blanco.

Si quieres conocer las mejores alternativas de inversión en oro, te invitamos a leer Siguiendo el camino amarillo: Todo lo que hay que saber para invertir en oro, la nota de tapa de la edición de agosto de InversorGlobal.

En el caso del petróleo y el gas natural se estima que sus precios suban en vistas de que en Estados Unidos se vienen las estaciones frías del año, por lo que la demanda de estas materias primas podría crecer. Sin embargo, algunos analistas presagian que el gas natural podría seguir en precios bajos, debido a que siguen descubriéndose nuevas reservas de este commodity, acumulando inventario a gran escala.

Potenciales perdedores

En el caso de los commodities agrícolas, los granos tuvieron un alza vertiginosa en 2012, principalmente por las condiciones climáticas desfavorables que deterioraron los suelos en Estados Unidos. Frente a esto se beneficiaron productores agrícolas como Brasil y Argentina, que son los otros dos países que completan el podio de los líderes del agro. Frente a esto, algunos analistas presumen que la escasez de oferta podría compensarse en la próxima cosecha, estabilizando los elevados precios de las materias primas agrícolas.

En el caso del azúcar, la sobreoferta que continúa siendo el talón de Aquiles de este commodity. Desde la Organización Internacional del Azúcar dicen que “el precio ha caído todo el año y se espera que la tendencia bajista continúe”.

En caso de que sus proyecciones del mercado agrícola sean positivas y de que crea que los altos precios de algunos granos podrían mantenerse, puede informarse sobre las mejores alternativas de inversión en nuestra nota de tapa de septiembre de InversorGlobalEl boom de los alimentos: Activos para inversores insaciables.

Los impredecibles

Aquí vale mencionar a aquellos commodities que por cuestiones coyunturales es difícil enmarcarlos dentro de los ganadores o perdedores  potenciales. Es el caso del platino, que en el último tiempo subió considerablemente por la huelga de trabajadores de Africa’s Lonmin, que acotó la oferta impulsando el precio. No obstante, la última semana tuvo una corrección debido al levantamiento del paro por parte de los trabajadores.

Otro impredecible es el cobre, ya que -si bien la demanda se mantiene y la oferta es escasa- la merma en los pedidos de China pone en duda el futuro del precio de este metal. Es por eso que si uno mira las dos caras de la moneda, encontrara la buena noticia en la reducida oferta y la mala en la baja de la demanda de los chinos.

 

Deja tu respuesta