El iPad Mini podría terminar con el resto de las tablets

El viernes 5 –durante el primer aniversario de la muerte de Steve Jobs- la empresa presentó novedades mixtas. A pesar de que la firma se cansó de romper récords en 2012, desde el lanzamiento del iPhone 5 ha tenido algunos infortunios que no lo han beneficiado. Entre estos estuvo un factor que fue letal para la empresa que fue las quejas de los usuarios por la aplicación de mapas, que venía a cambiar al Google Maps, propiedad de uno de los principales competidores de la manzana.

El mercado reaccionó al descontento por la nueva aplicación e implícitamente por el nuevo teléfono también, mostrando la acción una baja de 5% en el último mes. La expectativa estará puesta en el próximo producto de Apple, el iPad Mini, ya que conjeturan desde Wall Street que podría revolucionar el mercado de tabletas. Es que la creación del prototipo de este producto fue una de las últimas acciones en la que participó Steve Jobs antes de que falleciera en octubre de 2011.  

De todas formas, al principio el ex CEO de Apple no estaba para nada de acuerdo con la creación de una tableta de 7 pulgadas –el iPad 3 tiene 9,7 pulgadas. Él consideraba que este dispositivo estaba dead on arrival (una expresión utilizada en el ámbito médico que hace alusión a los pacientes declarados clínicamente muertos antes de recibir asistencia médica). A pesar de esto, la ferviente competencia con Samsung empezó a atizar la rígida mentalidad de Jobs.

Eddy Cue, vicepresidente senior del sector de Software y Servicios de Internet, le mandó un correo electrónico a Tim Cook que decía que “habrá un mercado de tabletas de 7 pulgadas y nosotros deberíamos crear uno”. En otros pasajes del e-mail comentaba: “se lo expresé a Steve (Jobs) en varias ocasiones y en el último tiempo empezó a asentir con mi propuesta”. Mencionaba que las aplicaciones para leer correos, libros, navegar en Facebook y ver videos seguirían latentes como en el iPad original, con la excepción del navegador de Internet, que podría verse afectado. No obstante, remarcó que “a pesar de esto todavía sigue siendo útil el navegador”.

Desde Wall Street estiman que un iPad de 7 pulgadas podría desplazar a las demás que son ofrecidas dentro de este segmento del mercado porque “mantendrá la estética del clásico iPad”. Además de esto, una tableta de 7 pulgadas correría con algunas ventajas de pertenecer a Apple. En primer lugar, tendrá acceso a las 680 mil aplicaciones que tiene el App Store, al igual que plataformas como iTunes, iCloud y Apple TV. Sumado a esto, es más difícil para los desarrolladores hacer aplicaciones para las múltiples tabletas que utilizan Android y el sistema operativo del iPad es más intuitivo que el de Android.

No obstante, en algunos aspectos podría flaquear frente a otros dispositivos. En primer lugar, su estructura podría seguir siendo pesada (el iPad 3 tiene un peso de 652 gramos, un 20% más que el nuevo Nook HD de la editorial Barnes & Nobles). Otra variable que podría competir en contra del iPad Mini podría ser el precio: para aquellos que son más conscientes de los costos, los 199 dólares de la Kindle Fire y de la Nook HD podría complicar a Apple. Pero esto parecería no importarles a los usuarios de Apple, que estarían dispuestos a pagar entre 250 dólares y 300 dólares por una tableta de menor tamaño. 

Deja tu respuesta