El fracaso de algunos es la oportunidad de otros

El jueves pasado empecé el día laboral como de costumbre. Con una taza de café en mano, me recliné en mi silla y comencé a chequear mi casilla de correo electrónico.

En la bandeja de entrada encontraba los mails diarios de The Daily ReckoningCNBC,Thomson Reuters y las preguntas de los suscriptores de Inversor Global.

También hubo uno que me llamó poderosamente la atención, enviado por The Wall Street Journal en español, que entre sus principales titulares contenía:

“Hewlett Packard esboza un plan quinquenal de recuperación luego de disminuir sus estimaciones de ganancias”

“Nokia considera vender su sede de Finlandia”

“Google señaló que la reestructuración de Motorola será más costosa de lo estimado”
En estos tres titulares encontramos empresas muy importantes que han sido pioneras en la revolución tecnológica que se aceleró durante la década de los 90. Estamos hablando ni más ni menos que de Hewlett Packard, Nokia y Motorola.

Estas empresas eran admiradas por todo el arco empresario y eran vistas por los trabajadores de la época como uno de los lugares preferidos para desempeñarse e impulsar sus carreras profesionales. Sin dudas, nadie podía negar sus influencias por aquellos años.

Sin embargo, las tres firmas comparten una característica en común en la actualidad: la decadencia.

Y a esta situación de decadencia se ha llegado por la falta de capacidad delmanagement de adaptarse a los nuevos cambios permanentes del mercado y las modificaciones de los hábitos de los consumidores. Mientras otras grandes compañías trabajaban fuertemente en la innovación y la creatividad, cualidades que les permitieron ganar nuevos mercados permanentemente, Hewlett Packard (HP), Nokia y Motorola descansaban tranquilamente en los laureles que habían conseguido anteriormente.

Esa actitud pasiva les está costando su supervivencia por estos tiempos. Algunos analistas hablan que HP será la próxima Kodak y que el único camino que le queda en el futuro será el concurso de acreedores. Sus acciones reflejan claramente esta percepción de riesgo: acumulan una baja de 42% en lo que va del año, lo que implica una pérdida de de US$ 21.500 millones de su capitalización bursátil.

En el caso de Motorola, empresa adquirida por Google en 2011, el recorte de 4.000 puestos laborales en agosto último no será suficiente para lograr una reestructuración total de su organización interna que siente las bases para una recuperación de sus negocios. Google ya lo advirtió.

En el caso de Nokia, la empresa emblema de Finlandia fundada en 1950, la suerte no es tan diferente a los casos anteriores. Sus ventas están en franca caída a nivel internacional y la pérdida de mercado es evidente.

En 2011 la firma perdió US$ 2.072 millones. Para los dos trimestres reportados en este 2012, el resultado también estuvo en terreno negativo.

Las acciones de Nokia acumulan una caída de 48% en el año, llevando a su capitalización bursátil en torno a los US$ 9.900 millones:

grafico nombre
En la cara opuesta están las empresas que logran adaptar sus negocios a las nuevas tendencias. Y no sólo eso, sino que han creado nuevas necesidades que potenciaron la demanda de sus productos.

La surcoreana Samsung es un caso testigo. Se trata de la mayor productora mundial de teléfonos móviles y se encuentra en el top 3 de las que más unidades comercializan alrededor del globo.

Su último dispositivo, el Galaxy S III superó los 20 millones de unidades vendidas en tan sólo 100 días, situación que le permitió estimar una ganancia de US$ 7.000 millones para el tercer trimestre. Es decir, que la firma surcoreana va a ganar en tan sólo tres meses el 70% del valor bursátil que tiene la finlandesa Nokia.

Apple es otro ejemplo emblema. Sus ventas del iPhone 5 superaron aún los pronósticos más optimistas: 5 millones de dispositivos comercializados en el primer fin de semana. No conforme con ello, la empresa anunciará el próximo 17 de octubre el lanzamiento de un mini iPad, para afianzar su liderazgo en el mercado de las tabletas digitales.

Esta permanente innovación y capacidad de generar impacto con sus nuevos lanzamientos han hecho de Apple un emporio difícil de destronar en el corto plazo.

Y estas virtudes tuvieron su correlato en la acción de la firma. En los últimos 10 años, la suba acumulada es de ¡9.405%!

Similitudes en el mundo de las inversiones        

El escenario descripto anteriormente puede ser extrapolado sin inconvenientes al mundo de las finanzas personales.

Un inversor que trasciende en el tiempo y que alcanza exitosamente los objetivos propuestos es aquel que se mantiene permanentemente actualizado, informado y, por sobre todas las cosas, capacitado.

Un inversor con conocimiento cuenta con mayores herramientas para enfrentar un escenario incierto y volátil como el actual. La experiencia es clave, por supuesto, pero la capacitación es el complemento ideal para aplicar estrategias de inversiones ganadoras.

Muchos inversores que han tenido éxito en algún momento del tiempo, lo han perdido todo después por no saber adaptarse a las nuevas circunstancias. Los mercados son dinámicos y el manejo de nuestras inversiones también.

El conocimiento es el activo intangible más preciado en el mundo inversor. Siempre aporta valor agregado y nunca resta. En la realidad actual es clave saber adaptarse y detectar las oportunidades que capitalizarán tus inversiones a un ritmo acelerado.

Desde IG, te podemos ayudar con nuestro Programa Acelerado para invertir como un Experto. Te invito a que aproveches el período de prueba para darte cuenta de la potencialidad de esta herramienta. Con ello, empezarás a dar tu primer paso en la dirección correcta.

Un saludo,

Diego.

Deja tu respuesta