El balance de Google pone de manifiesto sus debilidades

De manera confusa debido a la filtración de los números antes de lo estipulado, este jueves Google reportó una caída de 20% en sus ganancias para el tercer trimestre de 2012, principalmente debido a la compra de Motorola, que le significó una pérdida operativa de 527 millones de dólares. Debido a esta adquisición, la nómina laboral de Google pasó a ser superior a los 55 mil empleados, de los cuales 17.500 son de Motorola. Otro movimiento que impactó en la rentabilidad del buscador fue el lanzamiento de Nexus, su nueva tableta.

En materia de ingresos, la firma tuvo un aumento de 45% interanual si se tiene en cuenta los números de Motorola y, si se excluye a la firma de telefonía, los mismos fueron 18% superiores respecto al mismo trimestre en 2011.

Un factor que golpeó fuertemente en el balance del buscador, debido a su vital importancia en la pirámide de ingresos de la firma, fue una caída en los precios de la publicidad en el buscador. Google anunció que, si bien el ratio de clicks pagos subió 33%, el precio de los mismos cayó 15%.

Al igual que lo que ocurre con la situación de Facebook, a Google también lo está afectando la masiva movilización de la gente a la navegación a través de smartphones. Es que generalmente los ingresos por publicidad en Internet proveniente de teléfonos inteligentes siempre son inferiores  a los generados por la navegación en computadoras de escritorio. Esto ha tendido a impulsar una baja en los precios de publicidad, por la merma en el tráfico a través de computadoras.

No obstante, el cofundador y actual CEO de la compañía, Larry Page, salió a calmar las aguas al decir que no hay que alarmarse por la caída en los precios de la publicidad digital, ya que la compañía está teniendo ingresos por 8 mil millones de dólares en materia de publicidad, aplicaciones y contenido en libros digitales y videos.

La falta de pronósticos, un gran problema

“Google es famoso por no darle a los analistas pronósticos de ganancias respecto a los trimestres subsiguientes”, dice Therese Poletti, columnista de MarketWatch especializada en tecnología. A esto agrega que “los resultados siempre se han presagiado a través de estimaciones de brokers que tienden a generar una alta volatilidad en los informes de ganancias de Google”.

Poletti sostiene además que con la compra de Motorola, este problema podría profundizarse, ya que en los próximos trimestres es probable que la telefónica siga brindándole pérdidas al buscador.

El problema ahora es que Google se ha convertido en un buscador y en una empresa fabricante de telefonía móvil. Y el punto es que los analistas no podrán dejar de lado un estudio del estado de Motorola, ya que significa alrededor de un 20% de los ingresos de Google. En ese sentido, esto generaría aún más volatilidad en las expectativas de los balances del buscador.

En ese sentido, Google debería empezar a proveer un guidance propio en los próximos balances. Es que, en la medida que sigan dejándole esto a los estudios privados, la volatilidad y la expectativa en torno a la firma podrían seguir afectando futuros resultados. Caso contrario, es decir, si la empresa deja en claro sus objetivos financieros, la expectativa sería más tenue y por ende el panorama estaría más claro.   

Error de procedimiento

El jueves el mercado estaba a la expectativa del balance Google para al tercer trimestre de 2012, en teoría para ser publicado al cierre de la jornada. Pero hubo un error de la empresa que se encarga de tomar los documentos contables en papel de empresas y convertirlos para su presentación a la Securities and Exchange Commission, el organismo regulador de los mercados e Estados Unidos. La firma envió, por una falla en el sistema, el balance antes de tiempo y sin la autorización de Larry Page.

Donnelley, la empresa que cometió el error, fue culpada inmediatamente por Google por el error de sistema a la hora de la publicación del balance. Luego de esto, las acciones del buscador cayeron automáticamente 8% mientras que las de Donnelley perdieron un 5%. 

Deja tu respuesta