Deje de esperar por el futuro esplendor

Mañana domingo se llevarán a cabo las elecciones municipales en Chile. Será la primera vez que el voto sea voluntario y con inscripción automática de todos los chilenos mayores de 18 años, una medida aprobada en la última reforma constitucional. Será la primera elección en casi tres años, cuando Sebastián Piñera fue electo Presidente, y la primera elección tras grandes eventos que sacudieron al país, como fueron el terremoto de febrero de 2010 y las grandes manifestaciones sociales en torno a la educación el año pasado. 

Será la primera elección en un país convulsionado como no lo ha estado en muchos años. Un país donde los ciudadanos han decidido levantarse para exigir muchos derechos postergados. 

Un país donde, poco a poco, muchos están enojados porque sienten que se están quedando fuera de un sistema que visto desde afuera todos parecen celebrar pero del que, desde adentro, no todos pueden disfrutar de manera cabal. 

Y con esto en mente es que leyendo la prensa chilena esta semana me llevo una impresión mixta. Por ejemplo, El Mercurio destaca en uno de sus titulares que Chile avanza dos puestos y se ubica en el lugar Nº 37 en ranking del Banco Mundial que mide la facilidad para hacer negocios en cada país. Es llamativo e interesante: Chile sube mientras que los dos países latinoamericanos que lo siguen, Perú y Colombia, bajan. 

El Mercurio, en la nota, lo celebra. También lo celebra el Gobierno. Y lo celebra la oposición. Todos parecen celebrarlo.

¿Pero en qué afecta, beneficia o perjudica, una cosa así el resto de los 17 millones de chilenos? A aquellos preocupados por el precio de la UF para pagar su préstamo hipotecario, o porque quieren pedir uno. ¿A los pequeños ahorristas, a los inversionistas individuales? 

Si leemos en detalle, veremos que si bien Chile es evaluado positivamente en puntos como facilidades para abrir una empresa o gestionar un proceso de quiebra, al mismo tiempo baja del lugar 32 al 39 en el ítem de “protección a los accionistas”. 

Según cuenta la nota de El Mercurio:

“Los factores más considerados son la transparencia de las transacciones; responsabilidades de los directores, y la capacidad de los accionistas para enjuiciar a los directores por mala conducta.”

Y de esto, quienes siguen o están interesados el mercado chileno de las inversiones, saben mucho. Lo vimos con el escándalo de las acciones de La Polar el año pasado, cuando al mismo tiempo que los noticiarios abrían sus transmisiones con las protestas estudiantiles, la prensa que sigue este sector se escandalizaba por algo que nadie vio o quiso ver. O este año, con el aumento de capitalización aprobado por Endesa España para Enersis, que amenaza con hacer bajar drásticamente los ahorros de miles de chilenos. 

Porque lo cierto es que las reglas las hacen los grandes y el mercado está hecho a la medida de los poderosos. Acá nadie le cuida el bolsillo o el portafolio de inversiones al que espera sacar una diferencia para cambiar el auto o pagar la cuota del departamento. 

Incluso para aquellos que no invierten individualmente en los mercados, todos estos son temas que les afectan. Y mucho, ya que por defecto los aportes jubilatorios -el dinero que se supone tendremos para nuestra vejez- van a parar, derechito, al mercado de capitales a través de las AFPs. 

Sin embargo, si está leyendo esto es porque le interesa. Porque se suscribió al newsletter de IG tratando de encontrar alguna fórmula para aumentar sus ahorros. 

Yo no puedo prometerle lo que prometen los políticos. No le diré que tengo la llave mágica o que manejo todas las respuestas. La verdad es que tampoco quiero hacerlo. Sin embargo, lo que sí puedo prometerle es que mi contacto será honesto y, lamentablemente, muchas veces cargado de la más cruda verdad. 

Porque no tengo nada que perder ni estoy atado a los intereses de nadie. 

La independencia de InversorGlobal

Verá, los medios de comunicación tradicionales basan la mayor parte de su estructura sobre los ingresos por publicidad. Pero afortunadamente éste no es el caso de InversorGlobal. Al asegurar sus ingresos por suscripciones, nos debemos únicamente a nuestros lectores. 

De eso pueden dar fe las casi 100 mil personas que nos siguen cada martes y sábado hace una década en el newsletter argentino y a través del sitio web igdigital.com, miles de personas que luego han depositado su confianza en los consejos de nuestros especialistas a través de distintos productos premium. Una revista mensual, reportes de recomendaciones de inversión y cursos de capacitación para aprender a operar en Bolsa. 

Para que nadie le diga lo que tiene que hacer. 

Para que sea capaz de tomar sus propias desiciones. 

Porque si nadie defiende al inversionista, para quien ahorra y trata de sacar una diferencia, el aprendizaje es la mejor arma para luchar contra un ambiente hostil y engañador. 

Para darle una mano estamos.

Hasta el martes,

Felipe.

Deja tu respuesta