Conozca un dato clave de las IPOs: el “lock up”

Al igual que los seres humanos, que crecen, se forman y se desarrollan, las empresas hacen lo mismo en el camino en su recorrido económico. En este sentido, las IPOs son el primer paso a partir del cual una empresa privada pasa del mercado primario, donde se transan las acciones de empresas privadas, al secundario, es decir, cuando es dentro de un mercado público de valores abierto a todo el mundo.

En ese sentido, una IPO se podría definir como la apertura de capital de los fundadores de la empresa al mercado para incorporar accionistas a través de una ronda de capitalización. El porcentaje que los directivos ofrecen al mercado puede variar, aunque en la mayoría de las oportunidades la primera ronda de emisión de acciones no es demasiado amplia sobre el porcentaje total de la propiedad de la compañía. Esto, porque los fundadores tienden a mantener su participación mayoritaria dentro de la firma.

Entendiendo el lock up

Cuando un inversor decide invertir a través de un IPO, debe saber tanto las bondades como los riesgos de ello. Por un lado puede beneficiarse de una suba fuerte en las primeras jornadas, en vista de una confianza del mercado en una compañía incipiente, pero por otro puede estar comprando caro sólo para ser testigo de una baja en sus papeles, como en los casos recientes de Facebook o Groupon.

Un concepto importante es el de lock up, que es una restricción contractual que impide a los insiders de la compañía vender sus acciones por un período que puede ir de los 90 a los 180 días después del lanzamiento del IPO. Cuando se habla de insiders nos referimos a fundadores, dueños, gerentes, empleados y fondos de venture capital.

El lock up se pacta de esta manera para evitar bajas profundas de la empresa en sus primeros tiempos de cotización, principalmente porque la mayoría del paquete accionario de una compañía se encuentra en manos del grupo insider. Sumado a esto, también impide que el mercado castigue desde temprano a la empresa por una eventual falta de confianza de sus directivos.

Sin embargo, esto es sólo la punta de iceberg sobre lo que hay que saber a la hora de invertir en IPOs.

Si quieres conocer en profundidad esta instancia de inversión, te invitamos a leer Mitos y verdades de las IPOs: Cómo funciona y cómo ser parte de estas operaciones la nota de tapa de Inversor Global de mayo. 

Deja tu respuesta