Acciones argentinas: comprar o no comprar, esa es la cuestión

A partir del 1º de octubre, la cartera teórica del índice Merval tiene una nueva empresa, Aluar. Con esto, el índice estará compuesto por trece firmas durante los últimos tres meses del año. A pesar de este ingreso, el Merval está fuertemente representado en casi su totalidad por empresas de los sectores petrolero y bancario.

En lo que va del año, el índice Merval acumula una caída de 3,21% en pesos, retroceso que se magnifica si la medición se realiza en dólares estadounidenses. En el mismo período, la Bolsa de Sao Paulo avanzó 2,57%, la de Santiago de Chile 3,56% y la de México 11,84%.

Durante los últimos meses, el desinterés por las acciones argentinas se ha incrementado sensiblemente si se considera los volúmenes comercializados en Bolsa. Según un estudio del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), el volumen promedio diario operado en acciones durante el mes de septiembre fue de ARS 33,4 millones, mostrando un retroceso de 5,7% respecto el mes de agosto y de un 20,5% respecto igual mes del año anterior.

Distinta es la suerte para la operatoria en títulos públicos, donde los inversores locales están dispuestos a asumir mayores riesgos para dolarizar sus portafolios. De acuerdo el IAMC, el volumen promedio diario operado en Bolsa llegó a ARS 748,5 millones, mostrando un avance mensual de 10,4% y de 36,5% interanual.

Las valuaciones de las acciones argentinas se encuentran en un nivel ridículamente bajo, si se compara con sus pares de la región e incluso otras bolsas globales. De acuerdo a datos relevados por Financial Times, el ratio precio/ganancias de la Bolsa local se encuentra en 7,3 veces, dentro del top tres de las bolsas mundiales más “baratas” del globo detrás de Venezuela y Rusia, lo que muestra el potencial atractivo, aunque no debe descuidarse el riesgo que implica una inversión de estas características.

Analizando los números

A modo de realizar una análisis comparativo de la subvaluación de las acciones criollas respecto el resto de las acciones latinoamericanas, vale la pena señalar que la Bolsa de Santiago de Chile presenta un precio/ganancias de 19,3 veces, la de Sao Paulo 13,1 veces y la de México 19,5 veces.

Cuando analizamos más microeconómicamente la Bolsa de Buenos Aires, el sector que aparece como el menos caro es el bancario, cuyas acciones ostenta un P/G promedio de 3 veces.

Considerando lo anterior, no es sorprendente que en septiembre dos de las tres acciones argentinas que más han subido hayan sido entidades bancarias. La acción de Banco Francés avanzó un 12,6% mientras que la de Grupo Financiero Galicia hizo lo propio en un 9,6%.

Por el momento, durante el mes de octubre se observa un atisbo de recuperación y el Merval avanza 1,1%, aunque los elevados niveles especulativos en torno a las acciones argentinas pueden revertir rápidamente esas ganancias en cuestión de horas. O, al contrario, podrían potenciarse de una manera exponencial.

Adrenalina, riesgo y azar es lo que encierra una inversión en activos financieros como los anteriormente descriptos. La elección sólo depende de usted.

Deja tu respuesta