Tres compañías que ya deberían haberse vendido

El funcionamiento de las propias empresas, ya sea exógenamente o endógenamente, contiene variables que tienen mucho contenido para ser analizado. En ese sentido, nos centraremos en la fusiones y adquisiciones, una práctica que se potenció mucho con el boom de las puntocom. En el mercado tecnológico surgen constantemente nuevas start-ups que ofrecen servicios innovadores. Esto incita a las grandes firmas del sector a abalanzarse sobre los pequeños emprendimientos 2.0 -que recién están surgiendo- en busca de potenciarse frente a sus competidores.

Un caso reciente y emblemático del mercado de fusiones y adquisiciones fue el de Google y Motorola. El buscador compró a la unidad de telefonía celular de la empresa de telecomunicaciones para hacerse de sus patentes y así potenciar aún más el sistema operativo Android, propiedad de Google. En ese sentido, el motor de búsqueda se convirtió en un jugador importante, ya que con su sistema operativo puso en vilo el liderazgo de los iPhones de Apple. Sin ir más lejos, el año pasado Samsung –que opera con Android- superó a Apple como la firma con mayor comercialización de smartphones a nivel mundial.

Éstas son las tres empresas que ya deberían haberse vendido:

Digg

Es un sitio donde se pueden subir historias para que los usuarios puedan compartirlas entre ellos. El sitio permite puntuarlas. En 2008 este sitio alcanzó su pico, con 236 millones de seguidores.  En 2008 Google ofreció por esta compañía cerca de 200 millones de dólares pero el trato se cayó. En los años siguientes la empresa tomó un par de decisiones desacertadas y el tráfico de visitantes únicos se desplomó hasta los 5 millones por mes. En julio de este año, Digg terminó vendiendo la compañía en tres partes por apenas 16 millones de dólares.

Groupon

En el caso de la empresa de cupones, Google ofreció aproximadamente 6 mil millones de dólares para comprarla antes que ésta saliera a cotizar. Groupon rechazó la oferta, ya que los directivos de la firma estaban planeando la IPO de la misma.

Luego de lanzarse a Bolsa a fines de 2011, la empresa salió a 20 dólares por acción, lo que equivalía a una capitalización bursátil de 13 mil millones de dólares, un poco más del doble de lo que había ofrecido Google. No obstante, a partir de ese día fueron todas malas noticias para Groupon, que se derrumbó y cayó 70%, para cotizar en torno a 4,75 dólares. Esto significaba una capitalización de apenas 3 mil millones de dólares, un 50% de descuento respecto a la oferta que había hecho el famoso buscador. Sumado a esto, algunos analistas señalan que la acción no está barata todavía: rebajaron su precio objetivo a 3 dólares.

Yahoo!

El origen de esta compañía data de 1994, cuando Jerry Yang construía los primeros cimientos del motor de búsqueda. Dos años después la firma salía a Bolsa a un precio inicial de 24,5 dólares por acción. Llegando al año 2000, en línea con la burbuja puntocom, el papel de Yahoo! valía 118 dólares. No obstante, luego de que explotara, sus acciones se desplomaron para cotizar en torno a los 40 dólares.

Microsoft ofreció comprar la compañía en 2008 a un precio de 31 dólares por acción, lo que significaba un premio de 62% respecto al valor de mercado de la compañía. La firma en ese momento tenía una capitalización bursátil de alrededor de 25 mil millones de dólares y el ofrecimiento de Microsoft totalizaba unos 45 mil millones de dólares. No obstante, Yahoo! rechazó la oferta porque consideraba que la firma estaba totalmente subvaluada, pero la acción siguió cayendo y hoy vale menos de un 50% de lo que ofreció Microsoft en su momento.

Para hacer frente a esta coyuntura, Yahoo! contrató a Marissa Mayer, ex directiva de Google. La firma aún tiene ingresos sólidos por 5 mil millones de dólares y un flujo de caja de 2 mil millones.

Deja tu respuesta