Suenan las acciones de Arcos Dorados

Si bien las acciones de Arcos Dorados vienen en baja desde comienzo de año, en enero rondaban los US$ 20 y hoy apenas llegan a los US$ 13, algunos especialistas creen que es momento de entrar ya que se trata de una empresa que está avanzando sobre los mercados que más prometen crecimiento: los emergentes.

Veamos cuáles fueron los resultados reportados en el último trimestre por la empresa en algunos de estos países.

En Brasil las ventas de Arcos Dorados aumentaron un 11,5 % en relación al trimestre anterior. La otra buena noticia proviene desde México. Luego de un par de años de pérdidas, los números en este país han empezado a mejorar.

En América Latina, lLas ganancias reportadas en esta zona fueron coherentes a lo largo del año pasado y se mantuvieron firmes en este segundo trimestre, con las ventas creciendo un 18,9% en el último trimestre reportado.

Los riesgos siguen ahí

Pese a que en estas zonas la empresa está ganando cada vez más terreno, los números aún pueden enfrentarse con algunas complicaciones en el corto plazo. Por ejemplo, en Brasil, debido al debilitamiento del real frente al dólar en los últimos meses. Por otro lado, otro factor que preocupa para predecir el futuro de la empresa es el hecho de que Arcos Dorados tiene previsto abrir 130 restaurantes este año, pero sólo abrió 18 en la primera mitad.

Además, otro factor que puede perjudicar a la empresa es que Venezuela y Argentina,  dos países que más impulsaron el crecimiento de Arcos Dorados en América Latina, sufren una inflación galopante. Sin embargo, este problema es compensado por el consumo de las economías más consolidadas y estables como las de Chile.

Por todos estos motivos, muchos especialistas, entre ellos Nathan Parmelee, de The Motley Fool, creen que las acciones de Arcos Dorados son dignas de ser tenidas en cuenta, no sólo por tratarse de una empresa asociada al éxito, sino que también por la amplia exposición que esta empresa está teniendo en los mercados emergentes. Pero será  trabajo de cada inversor analizar la situación y decidir si este momento de baja de la empresa puede ser un momento de oportunidad.

Deja tu respuesta