McDonald’s, una empresa que impone al peso de su marca

Si hablamos de hamburguesas y de fast food, lo primero que nos viene a la mente es la sonrisa de Ronald McDonald sentado en su silla al lado del pelotero donde juegan nuestros hijos. Así de efectiva es su imposición de marca. Se trata de un negocio que creció significativamente a lo largo del tiempo y podría considerarse una firma que puede sortear sin problemas ciertos vaivenes económicos.

Para aquéllos que tienen memoria, durante la crisis del 2001 en Argentina, donde los negocios y las multinacionales sufrían la sangría económica, McDonald’s seguía facturando a buen ritmo.

Si vamos a la actualidad, Argentina está posicionada en el índice Big Mac  –ése que ayuda a medir la inflación de los países- como una de las economías con la hamburguesa más cara. No obstante, desde el mercado surgieron rumores respecto de que el Gobierno habría presionado la franquicia local para que mantuviera congelado el precio del Big Mac, como una herramienta para maquillar el costo de vida.

En una nota publicada por The Economist, que se mostraba  la evolución del índice Big Mac en julio, exhibía a la Argentina recién en el octavo lugar del ránking, misteriosamente detrás de regiones donde la inflación no supera el 2,5%, como es el caso de la eurozona. En el séptimo mes del año, el índice mostraba un Big Mac en Argentina equivalente a US$ 4,16 (AR$ 19 al tipo de cambio oficial y AR$ 26 si se toma el dólar paralelo). Casualmente, al pie de la nota, los mismos lectores del medio británico remarcaban que el congelamiento del precio de la hamburguesa es una treta para mantener los valores a raya. El mismo lector fundamentaba esto diciendo que un cuarto de libra está 8,5 dólares. Es decir, casi 40 pesos al tipo de cambio oficial y 53 pesos si se toma el blue.

Comentarios en The Economist

McDonald’s en el mundo

Actualmente la compañía tiene 33.735 restaurantes a través de franquicias en  119 países, lo que le genera un alto nivel de ingresos a la firma en materia de regalías. Yendo a cuestiones financieras más precisas, la empresa se encuentra cotizando a un ratio precio/ganancias para los próximos doce meses de 15,4 veces, por lo que se traduce en que estaría barata al menos un año más. Sumado a esto, paga un sustancioso dividendo que rinde en torno al 3,05%.

Además hay que agregarle el poderío de su franquicia más importante, Arcos Dorados. Esta compañía, presidida por Woods Staton, tiene la licencia para operar 1.800 restaurantes en todo Latinoamérica y le significa ingresos a McDonald’s equivalentes a 43 millones de dólares.

Una detalle que tiene McDonald’s es que, al estar presente en tantos países, sus ingresos son en una canasta amplia de monedas. El punto es que está expuesto a las fluctuaciones en las tasas de interés de las naciones donde opera. Es decir, si en una de ellas los tipos bajan, automáticamente esos ingresos verán una pérdida significativa en su valor monetario.

Por ejemplo, actualmente el mercado donde McDonald’s tiene mayor exposición es en Europa, seguido por Estados Unidos. La crisis del Viejo Continente ha golpeado fuertemente al euro, por lo que sus ingresos en esta moneda se han visto sumamente deteriorados, aunque se ha visto compensado por el rally del dólar en el último tiempo. No obstante, luego del QE3 habrá que ver el potencial efecto que puede llegar a tener esto en los ingresos de McDonald’s en moneda estadounidense.

 

Deja tu respuesta