¿Están realmente baratas las acciones argentinas?

El inversor argentino que efectivamente apostó a las empresas argentinas se ha ganado más de un dolor de cabeza en los últimos meses.

A la inflación intolerablemente alta y a la depreciación del peso argentino, se le debe adicionar un efecto negativo: la caída en el precio de las acciones locales.

La Bolsa porteña es una de las de peor performance a nivel global. El rendimiento medido a través del índice Merval es realmente decepcionante para los inversores:

– Desde el 1 de enero de 2011, el índice en cuestión acumula una caída de 33,4%. 

– Considerando los últimos doce meses, la baja de la Bolsa llega al 16,1%.

– Finalmente, en lo que va del año, el Merval está en terreno negativo en un 5,9%.

Todos estos rendimientos negativos fueron calculados en pesos argentinos. Las pérdidas se acentúan aún más cuando consideramos la depreciación de la moneda nacional contra el dólar.

Quizás, lo que más decepción genera entre los inversores es que el índice Merval ha sido uno de los más castigados de la región, aún cuando la economía argentina ha sido uno de las que mayor crecimiento ha registrado en el período en cuestión:

grafico nombre
No sólo que la economía creció fuerte, sino también que las empresas continuaron ganando dinero, aún con todas las dificultades que presentó este proceso de vigoroso crecimiento económico.

Por supuesto que la dinámica de crecimiento de las ganancias ha encontrado ciertos límites en los últimos años con la creciente presión inflacionaria que ha generado una suba importante en los costos productivos y, con ello, un deterioro de los márgenes.

De todas formas, en líneas generales las ganancias corporativas han sido robustas, situación que no tuvo una correspondencia directa sobre el precio de las acciones. Esta situación ha situado a la Argentina como uno de los mercados de acciones más baratos del mundo, si consideramos el ratio price to earning (P/E) promedio de todos los mercados:

grafico nombre
Después de los mercados de Venezuela, Rusia y China, que presentan P/E de 4,7x, 5,5x y 6,8x, respectivamente, nos encontramos que el mercado argentino es el cuarto más barato del mundo con un P/E de 7,1x.

Claramente parecería que las acciones argentinas pueden llegar a ser un gran negocio y que la demanda de acciones locales debería estar subiendo fuertemente.

Sin embargo, esto no sólo que no ocurre, sino que evidenciamos el proceso contrario. Cada vez más personas estás sacando el dinero de la Bolsa argentina y hay menos interesados en invertir en ella.

¿A qué se debe esta situación?

Todo se resume en una solo palabra: expectativas.

Éstas para la economía argentina, en general, y para las acciones, en particular, tienen un sesgo negativo. Las señales que reciben los inversores generan mayor confusión, incertidumbre y aumentan la prima de riesgo.

¿Los precios actuales de las acciones tienen incorporadas todas las noticias negativas o sólo una parte de ellas?

La intromisión estatal en las actividades privadas es cada vez mayor. Y en las empresas que cotizan sus acciones en Bolsa también.

¿Usted cree que la obligación de que los bancos presten dinero a PYMES, al 15% anual por el 5% de los depósitos totales existentes, es el punto final o el punto de partida para una mayor intervención en el direccionamiento del crédito en el sistema financiero?

¿O que el anuncio del miércoles pasado sobre el desembarco del Gobierno en el negocio de telefonía móvil no es sólo el primer paso para una avanzada sobre las empresas más influyentes del sector como Telefónica o Telecom?

¿O la embestida contra el Grupo Techint, dueño de las cotizantes Siderar y Tenaris, por disentir sobre el rumbo del modelo económico no se trata de una nueva guerra librada por el Gobierno?

En definitiva, muchos frentes abiertos y mucha incertidumbre. Desde lo estrictamente técnico de la valuación, las acciones argentinas deberían ser una oportunidad de compra. Desde la visión de las expectativas, es una oportunidad de venta.

En mi opinión personal, tendremos una gran oportunidad de compra, pero todavía no es el momento. Sin embargo nuestros pesos tienen que ser invertidos sino caerán en manos de la galopante inflación. Para evitar eso, te ofrezco nuestro newsletter de recomendaciones Crisis & Oportunidad para invertir en Argentina el cual fue exitosamente aprovechado por gran parte de la comunidad de InversorGlobal.

Un saludo,

Diego.

Deja tu respuesta