Cinco ideas que podrían cambiar el futuro

El avance de las nuevas tecnologías de la información y del fenómeno de la globalización, que se ha encargado de unir todos los polos del planeta, han ido moldeando un nuevo paradigma en los últimos años. Como diría Marshall McLuhan, el mundo se ha transformado en una gran aldea global, donde los medios de comunicación se han encargado de cimentar una red que ha interconectado a las poblaciones del mundo, generando en cierta manera una democratización de la información.

Sin ninguna duda que para el filósofo canadiense hubiese sido muy interesante estudiar el fenómeno de Internet, que se ha encargado de vincular aun más al mundo, al igual que las nuevas tecnologías que permiten que vivamos en un mundo cada vez más interrelacionado.

Pensando en objetos que hoy en día son exitosos, como el auto, la televisión o la computadora, ¿alguien pensó alguna vez en que las ciudades iban a estar asfixiadas de tantas ruedas circulando por sus calles, o que la famosa caja que nos acerca nuestros programas preferidos iba a evolucionar hasta llegar a brindarnos la posibilidad de conectarnos a Internet? Y en el caso de la computadora ¿alguien pensó que este objeto iba a convertirse prácticamente en una prótesis infaltable para el ser humano?

Seguramente nadie lo esperaba. Es por eso que pensar, teniendo en cuenta la coyuntura actual, algunos hechos que podrían ocurrir dentro de diez años no es algo delirante.

No si tenemos en cuenta los ejemplos del auto, la televisión y la computadora.

En ese sentido, Alex Planes, columnista de The Motley Fool, escribió cinco ideas que podrían cambiar el paradigma en 2025 y menciona a su vez las empresas que podrían beneficiarse frente a este escenario.

Una sociedad vigilada

Si hablamos de una sociedad vigilada por un Gobierno omnipresente seguro pensará en la novela 1984, escrita por George Orwell y publicada en 1949. El novelista ya conjeturaba desde mediados del siglo XX que la sociedad podía llegar a estar controlada, por lo que él denominaba El Partido, liderado por el Gran Hermano, el ojo que lo veía todo.

Volviendo a lo expuesto por Planes, el sostiene que en algunos países la cuestión de la vigilancia mediante cámaras en la calle ya se está implementando. Dos ejemplos que expone son Gran Bretaña, que tiene 4 millones de cámaras a lo largo de la región, y Estados Unidos, que tiene un total de 30 millones de dispositivos de vigilancia en las calles.

En ese sentido, sostiene que una empresa que podría beneficiarse es Facebook, ya que estaría en condiciones y habilitado para venderle imágenes de uno a la policía o a otras personas. Sumado a esto, también dice que las conversaciones telefónicas, los hábitos de compra y las comunicaciones online estarán bajo constante escrutinio de las autoridades para terminar con la inseguridad, tanto a nivel virtual como real.

Vehículos que se auto-manejen

Google ya implementó esto lanzando una tecnología de autos que tienen piloto automático y que recorrieron varios kilómetros. Actualmente muchos empleados del motor de búsqueda los utilizan.

Humanos tecnológicos

Que la sociedad futura estará poblada de robots es una conjetura que muchos hacen, desde hace mucho tiempo. No obstante, Planes no habla de que vivamos al estilo Yo, Robot sino que las cuestiones tecnológicas aparecerán para potenciar el rendimiento de los humanos en sus actividades diarias. Pone el ejemplo del atleta sudafricano Oscar Pistorious, que debido que le faltan sus piernas usa prótesis de carbón liviano para competir en los Juegos Paralímpicos y en competencias del rubro. En ese sentido, Planes dice que los humanos en 2025 usaremos ese tipo de elementos para reforzar nuestro rendimiento.

Menos nacionalismo y más sentimiento global

En este apartado el columnista dice que hoy en día se piensa en términos individuales, es decir, China, Estados Unidos, Europa, Latinoamérica, mercados emergentes, entre otros, pero que en el futuro deberá hablarse del mundo como una unidad interconectada entre sus partes.

Manufacturas distribuidas a una menor escala

Suponiendo que viviremos en un mundo con individuos mejorados por la tecnología, la producción debería ser más efectiva para así bajar los costos. Sumado a esto, Planes propone una población menos basada en el consumo y más establecida en lo que es la compra por encargo, más personalizada y a menor escala. Es por eso que cree que empresas que podrían beneficiarse son aquellas que hacen impresoras en tres dimensiones, que permiten a las persona hacer el diseño del objeto que quiera, ya sea una lámpara o lo que fuera e “imprimirlo”, generando así el elemento deseado. En ese sentido, las firmas que se podrían beneficiar de las compras por encargo son 3D Systems y Stratasys, que hacen impresoras para obtener objetos en tres dimensiones.

Deja tu respuesta