Bancos pequeños para tener en cuenta

La crisis financiera de 2008 no tuvo piedad con los papeles bancarios e hizo que éstos se desplomaran. En ese sentido, hoy los analistas coinciden en que los bancos están sumamente baratos en función de sus fundamentales, como es el caso de Citigroup o Bank of America.

No obstante, fuera de aquellos papeles que el común del mercado suele observar,  existen algunas acciones de entidades menores que podrían despegar en el corto o mediano plazo. En esta línea, Matt Koppenheffer, de The Motley Fool, menciona tres instituciones financieras dentro del rubro de small caps (empresas con capitalizaciones bursátiles se encuentran entre los 500 millones y los mil millones de dólares).

Brookline Bancorp (BRKL)

En términos fundamentales quizás no es una compañía sumamente atractiva, más si miramos su ROE, que en la última década alcanzó un pálido 5,7%. No obstante, un punto a favor es que el banco se encuentra creciendo a nivel estructural de una manera vertiginosa. En los últimos dos años compró otras dos instituciones que le dieron más presencia en la localidad de New England.

Por otra parte, sus directivos no toman mucho riesgo en cuanto al apalancamiento, sino que son más conservadores. Esto en cierta manera podría ser el porqué de un ROE tan bajo. Esta actitud le permitió mantenerse rentable en la época de la crisis de 2008, a diferencia de los grandes bancos que ostentaban altos niveles de apalancamiento.

Paul Perrault, CEO de la firma desde hace 2 años apareció como una señal de que el banco podría empezar a tomar algunos riesgos. Perrault manejó previamente otra entidad financiera, también de envergadura pequeña, donde triplicó su hoja de balance para luego venderla en 1.900 millones de dólares.

Dime Community Bancshares (DCOM)

El modelo de negocios de este pequeño banco es el de una institución financiera tipo. Se encarga de tomar depósitos para luego hacer préstamos hipotecarios. Los clientes de esta firma son principalmente familias que tienen vastos inmuebles en todo Nueva York.

La empresa tuvo una suba en su precio libro por acción de 5,5% anual en los últimos diez años, por lo que su valor contable se ha visto apreciado fuertemente en la última década. Al mismo tiempo, la empresa es una sólida pagadora de dividendos, otorgando 6 dólares por acción.

Sumado a esto, tuvo una fuerte suba en 2007 y 2009 en su retorno sobre el patrimonio neto, ostentando crecimientos de dos cifras.

1st Source Corp (SRCE)                         

Los  dos bancos analizados previamente sortearon con éxito la crisis financiera de 2008, teniendo un ratio de 1% de activos tóxicos en cartera (préstamos que nunca fueron pagados). En el caso de 1st Source, ese ratio asciende a casi 1,9%, lo cual sigue siendo algo loable. No obstante, los inversores querrán ver que esa cifra siga disminuyendo prospectivamente.

Con un ratio precio/valor libro de 1,22 veces, se podría conjeturar que la empresa aún tiene margen para seguir creciendo. Siguiendo por esta vía, Source es el banco con el menor ratio precio/valor libro de las tres instituciones analizadas. Sumado a esto, la compañía aumentó el dividendo considerablemente entre 2008 y 2009. Es decir, en plena crisis financiera.

 

Deja tu respuesta