¿Apple debería empezar a temerle a Amazon?

iPhones, iPads, iMac, iPods. Apple es sinónimo de innovación y vanguardia. Sus productos siempre son resonantes y la gente muere por comprarlos cada vez que se anuncia un nuevo lanzamiento. Ahora se está la expectativa frente la salida del iPhone 5, que seguramente generará un frenesí de consumidores haciendo cola para hacerse de uno.

No obstante, al parecer Apple no es la única chica linda del bar, o al menos eso parece. Es que Amazon también está siguiendo esta línea de la innovación y son cada vez más los mercados que busca acaparar, teniendo en cuenta que arrancó siendo una simple página donde se compraban y vendían libros. Hoy sigue manteniendo su negocio de origen, aunque dentro de una amplia oferta de otros productos. Sin ir más lejos, recientemente lanzó la versión actualizada de la tableta Kindle Fire, con una pantalla de alta definición. Esto seguramente facilitará la lectura de libros digitales, ya que ayudará a no cansar la vista.

Recientemente en una conferencia Jeff Bezos dijo que la gente no compra más tabletas con Android a pesar que salieron docenas de modelos con el sistema operativo de Google en el último año. Argumenta que “la gente no quiere más dispositivos”, sino que “quieren servicios que vayan mejorándose con el tiempo”. A partir de esta declaración hizo alusión al Amazon Prime. “Kindle Fire es un servicio, no una tableta convencional”, agrego el CEO de la compañía.

En cierta manera hizo referencia a una premisa muy concreta. Habla que las tabletas de Android poseen muy buenos prospectos en materia de tecnología propiamente dicha pero carecen de buenos servicios. En el caso de la Kindle, ésta no se caracteriza por ser un ejemplo de boom tecnológico, pero quizás los servicios que ofrece son más ricos en materia de contenido. O al menos eso es lo que argumenta Bezos. Aunque en las ventas se vio reflejado esto, ya que vendieron tabletas a gran escala, superando en ese sentido a las que poseen Android.

Yendo a cuestiones bursátiles, la acción de Apple se sabe que ha trepado considerablemente en el último tiempo, ya que subió más de 100% en casi un año. Hoy en día su acción cotiza a 662 dólares y desde Wall Street estiman que, según sus fundamentales, el papel podría seguir subiendo. En el caso de Amazon ha ocurrido algo similar, ya que en lo que va de 2012 lleva una suba acumulada de casi 45%, principalmente por la innovación y la ampliación de la cartera de negocios de Amazon. Sumado a esto, la capacidad de sus directivos, especialmente la de su CEO, ha llevado a la compañía a la primera línea dentro del rubro tecnológico. No obstante, un punto negativo de la compañía es que los fundamentales ilustran que podría estar excesivamente cara en relación a sus ganancias, ya que, a un precio de 257 dólares al cierre del lunes, tiene un elevadísimo ratio precio/ganancias de 313 veces.

Amazon o Apple. Esa es la gran pregunta.

Deja tu respuesta