Una manera de detectar empresas en posible bancarrota

Los tiempos de incertidumbre tienden a estresar a las empresas y consecuentemente esto les genera malestar a los inversores que apuestan a ellas. La razón es que si las compañías no pasan por un buen momento, eso empieza a reflejarse en las ventas y los que pagan los platos rotos son los accionistas, que ven su capital bajando vertiginosamente.

En ese sentido es que le comentamos la fórmula Altman-Z Score, creada por Edward Altman, que sirve para identificar potenciales empresas que podrían acercarse a la bancarrota. El método consiste en utilizar distintos ratios fundamentales que pueden calcularse a partir de los datos financieros que aparecen en el balance trimestral. Las cinco métricas que se incluyen en el cálculo son capital de trabajo/activos totales, ganancias/activos totales, EBIT/activos totales, valor de mercado del patrimonio/valor libro del total de pasivos y por últimos ventas/activos.

Una compañía con un Altman-Z Score de 1,81 o menos está considerada como una que se encuentra en zona de “estrés”, por lo que, según este cálculo, la empresa se encuentra en un alto riesgo de bancarrota frente a sus competidores. Altman a su vez también creó una métrica llamada Double Prime Z, la cual sirve específicamente para empresas que no son del rubro industrial –tecnología o consumo- y el puntaje que denota una empresa en una potencial bancarrota es 1,1 o menos.

En ese sentido, el medio estadounidense The Street hizo un análisis de todas las empresas cotizantes de Estados Unidos bajo el cálculo de Altman y encontró cinco compañías que tienen un estrés importante y que tendrían un serio riesgo de bancarrota. Usaron particularmente el Double Prime Z, de empresas no manufactureras, y les dio menos del mínimo en cinco casos.

Entonces, a poner atención:

Overstock

Esta empresa de retail online tuvo un puntaje de -8,74 luego de pasar por el cálculo de Altman. En el último tiempo ha sido foco de muchas ventas en corto (apuestas a la baja del papel), con alrededor del 22% del free float –capital accionario que no está en manos de directivos o insiders- de la compañía siendo negociado de esta manera. La razón de esto es que la compañía ha generado incertidumbre entre los accionistas respecto a su solvencia financiera.

Overstock, si bien presentó ganancias superiores al mismo período en 2011, no ha sido capaz de mantener un crecimiento de sus utilidades al igual que la competencia de su sector. Sumado a esto, tiene poca liquidez, con un ratio de velocidad de negociación de 0,61, lo que denota la dificultad de hacerse de capital ante una necesidad de corto plazo. Y eso no es todo, ya que el valor del patrimonio neto de la compañía se redujo en un 24% en el último trimestre.

Supervalu

Esta cadena de supermercados minoristas tampoco tiene un presente financiero para envidiarle. Su puntaje Altman es de -0,46, por lo que sigue estando por debajo del parámetro mínimo.

Actualmente se encuentra enfrentando una dura competencia, a la vez que está haciendo cambios estructurales, como el cambio de CEO, en busca de reactivar la compañía. Además habrá que ver si podrá recuperar terreno frente al nicho de minoristas orgánicos como Whole Foods, además de los clásicos de siempre, como son Wal-Mart y Target.

Yendo a cuestiones fundamentales, el ratio deuda/patrimonio equivale a 98,25 veces, por lo que se puede aducir que la compañía está endeudada casi en un 100% de su patrimonio neto. Sumado a esto, su retorno sobre patrimonio decayó considerablemente respecto al mismo período en 2011.

Sears Holdings

Sears Holdings es una compañía que concentra varias tiendas departamentales que pertenecen al sector minorista. La firma se encuentra en una etapa de supervivencia debido a que sus directivos han cerrado varios locales para poder recortar costos y restablecer el branding de la marca. Otra cuestión principal es que a su vez debe competir con marcas que están sumamente establecidas y sólidas en el mercado.

Respecto a su participación en el mercado, Sears tiene muy poca liquidez, con un ratio de 0,15, lo que denota una reducción de su liquidación respecto al mismo período en 2011. Además su patrimonio neto tuvo una baja en su valor de 46% respecto al mismo período en 2011.

Jamba Juice

Esta empresa se dedica a la fabricación de jugos saludables a partir de parámetros nutricionales saludables. Respecto a su puntaje Altman, es de -16,3, por lo que es otra que en teoría debería estar al borde del abismo.

Actualmente se encuentra en la transición de transformar sus locales en sitios más saludables para los consumidores y además ha tenido algunos problemas con la perspectiva de ganancias para sus principales líneas de productos. Con una acción que ronda los 3 dólares, el principal temor pasa por el hecho que gigantes como McDonald’s y Starbucks se estarían moviendo a este segmento.

Al igual que las compañías anteriores tiene poca liquidez, la cual decreció desde la misma etapa en 2011.  Respecto a su patrimonio neto, éste cayó 14 respecto a la misma época en 2011.

Domino’s Pizza

Siguiendo este análisis, la reconocida cadena estadounidense de tiendas de pizza no tiene muchos números para pavonearse. Además de un puntaje -6,66 (casi que replica el malvado 666), a nivel interanual su acción lleva una caída de 24%, sumado a que su balance no fue muy atractivo. Sumado a esto, está pasando por una época de poca liquidez y su patrimonio neto se ha disminuido 17% respecto al mismo período en 2011.     

Deja tu respuesta