Una guía para empezar a invertir en renta fija

Cuando una persona empieza su carrera inversora, arrancar con un poco de renta fija es una opción que no debería descartar. Se trata de ingresos constantes y fijos que nada ni nadie le quitará al menos que usted decida desprenderse de la posición.

Entendiendo los bonos soberanos

En el caso de los bonos, el cupón de renta que recibe puede ser semestral o anual, y le será otorgado sin vacilaciones por parte del emisor. Lo que sí puede fluctuar es el precio del mismo, que se establecerá en función de la oferta y la demanda en torno al instrumento. Actualmente, los fondos de inversión se están resguardando más en bonos de países solventes debido a la incertidumbre global que aqueja a los mercados financieros del mundo. Es por eso que, para empezar, seguir esta estrategia podría ser una buena alternativa.

En la otra vereda del mercado aparece el riesgo, ideal para personas que califican el campo de bonos como “aburrido”, considerando la volatilidad que tiene actualmente la renta variable. Pero lo que nadie remarca es que el tamaño del primero sobresale considerablemente sobre el segundo. La principal razón es porque los ingresos constantes actúan como colchón de la cartera, ya que apostando a renta variable puede perder gran parte del capital de un día a otro. De esta manera, tratan de evadir un poco el riesgo que significa ingresar a los mercados.

Otras alternativas de renta fija

Durante mucho tiempo y probablemente también en la actualidad, una mayoría ha pensado que el mercado de renta fija está compuesto por bonos soberanos y… bonos soberanos. Pero no es así, ya que el abanico de opciones se abre hacia otras opciones: acciones preferidas (pagan un dividendo fijo que funciona como el cupón de un bono), bonos corporativos y bonos provinciales o sub-soberanos.

En el caso de Argentina, últimamente se ha visto una vasta emisión de bonos provinciales por parte de algunas administraciones regionales, como Buenos Aires y Córdoba, en gran parte por la necesidad que tienen éstas de financiarse para afrontar sus gastos corrientes.

Frente a esto surgieron los bonos provinciales bajo el innovador sistema Dollar Linked, implementado por Puente, emisora de los últimos bonos de las provincias mencionadas. Este sistema le provee al inversor la posibilidad de entrar a una inversión en dólares apostando pesos y cubriéndose frente a una devaluación ya que cuando amortiza, si bien es en divisa estadounidense, liquida a tipo de cambio oficial en pesos. El riesgo en estas inversiones es que hablamos de provincias que están enfrentadas con el Gobierno Nacional, por lo que su capacidad de pago no es tampoco para tener confianza ciega.

No obstante, a simple vista es una alternativa interesante para salir de los clásicos bonos soberanos. Entrar a una renta en “peso-dólar” para cubrirse y salir del riesgo inflacionario de ahorrar en moneda local es algo a tener en cuenta. 

Deja tu respuesta