Sepa cómo atacar a su peor enemigo a la hora de invertir

Mucho de la teoría sobre las inversiones está basada en la idea de que el mercado es “eficiente”, que es un juego de suma cero donde los inversores cuentan con las herramientas y la información para que todo funcione de manera previsible.  

Este pensamiento está presente en la mente de muchos ahorristas, sin embargo, tenemos malas noticias para ellos: el mercado está creado por acciones que llevan adelante los hombres y éstos no son robots, sino que entran en pánico, se dejan llevar por las emociones y no siempre toman las decisiones correctas. Muchas veces cometen errores que se pagan muy caros.

Por eso, cuando uno está comenzando a incursionar en este maravilloso mundo de las inversiones, es importante que sepa que su peor enemigo es usted.

Sí, usted.

Pese a la mala noticia, también es importante que sepa que la buena es que existen maneras de poder combatir contra este gran obstáculo. Aquí algunos consejos:

Conozca los activos que quiere comprar: Lo importante es conocer los activos que está invirtiendo. De esta manera podrá identificar de una manera más fácil y rápida en qué momento conviene vender y qué momento conviene comprar. Estas decisiones, que son clave en el mundo financiero, son mucho más sencillas de tomar cuando uno sabe y conoce el activo en cuestión.

No tome decisiones de inversión a las apuradas: Lo mejor que puede hacer es pensar antes de actuar y no al revés. Por eso, lo que muchos profesionales recomiendan es anotar el razonamiento que hay detrás de cada decisión. Por ejemplo, si luego de pensarlo uno cree que el mejor precio para salir de una inversión es cuando la misma llegue a US$ 25, ¡anótelo! Y luego, cuando eso ocurra actúe siguiendo ese razonamiento. Verá que seguir una decisión que fue tomada con mucha precaución, dejando los sentimientos de lado, podría beneficiar sus inversiones.

Por ello, el consejo es que antes de invertir tome nota de qué está comprando, el precio al que lo hizo, qué espera de ese activo y en qué precio le parece óptimo venderlo. Siguiendo ese papel, es probable que su peor enemigo, esa voz interior indecisa que se deja llevar por los sentimientos y emociones, esté mucho más controlada. Claro que para poder escribir este “papel” es fundamental que sepa sobre finanzas.

Saber sobre el mundo financiero: Está claro que no hay que se economista para poder invertir. Pero lo que sí, hay que conocer el mercado. Con esto no queremos decir que hay que ser un experto, pero lo que sí es importante tener los conocimientos mínimos que lo ayudarán a ser un inversor exitoso.  Por ejemplo, sería relevante saber qué significa diversificar una cartera, qué números hay que mirar de cerca para saber en qué empresa invertir, entre otros.

Como habrá visto el peor enemigo de las inversiones está mucho más cerca de lo que piensa, pero la buena noticia es que usted tiene las herramientas para poder combatirlo y ser un inversor exitoso.

Deja tu respuesta