Se viene el festival de pesos

Federico Tessore

Reportando desde Buenos Aires, Argentina.

La economía argentina se detuvo en el primer semestre del año. Los controles y las restricciones no son medidas gratuitas. La factura ya llegó.

Durante el primer semestre de 2011 la economía creció por arriba del 8% anual. En el segundo semestre del año pasado esta tasa bajó a la mitad, creciendo solamente un 4%. En el primer trimestre de 2012 la economía no creció y en el segundo bajó un 2%, según datos de la consultora del economista Miguel Ángel Broda.

Si todo continúa igual, la economía crecerá un 1% en 2012, versus el crecimiento superior al 8% anual que se vivió en los años 2010 y 2011.

Según Broda, gracias a la enorme emisión de pesos que el Gobierno realizará en el segundo semestre del año y gracias a una probable cosecha récord –si llueve lo suficiente- el año que viene, en 2013 la economía podría volver a crecer, aunque lejos de los “años de oro”, sólo un 3%.

El Gobierno ratifica este pronóstico de mayor emisión de pesos, como relató el diario Perfil el último fin de semana:

“Frente a una economía con problemas, en el Gobierno preparan para lo que resta del año una batería de medidas que vuelquen a la calle unos $ 10.000 millones para incentivar el consumo. El plan, en un contexto de cuentas públicas sin resto, implicará más necesidades de financiamiento que la Casa Rosada cubrirá con emisión de moneda por parte del Banco Central, por hasta $ 58.000 millones en el segundo semestre, según estimaciones privadas.

“El Indec registró en mayo una retracción del 0,5% en el Producto Bruto Interno (PBI). El viceministro de Economía, Axel Kicillof, repite que hacen falta medidas ‘contracícilicas’ para reducir el impacto de la crisis global en la Argentina. Traducido, se viene un semestre de anuncios de medidas pro demanda.

“Más plata en la calle, más consumo, mejora la actividad económica. Ésa es la lógica que impera en el Gobierno. ‘Ya que no van a poder comprar dólares, no les quedará otra que salir de compras’, especulan en Economía. Dicho de otra manera, ‘sustituirán pesos ya no por divisas, sino por bienes’.”

Si hasta el momento veníamos con una inflación del 25% anual, no tenga dudas de que, gracias a este festival de emisión de nuevos pesos, ésta puede comenzar a superar, con tranquilidad, el 30% anual. Y el límite no queda claro…

Al mismo tiempo que esto pasa, también se prevé una mayor devaluación del “dólar oficial”, que ya se está viendo en AR$ 5,40 para mayo del año que viene. Es decir, se estaría convalidando una tasa de devaluación oficial del 20% anual.

Y la “frutilla del postre” es un déficit fiscal también creciente, es decir, un Estado gastando cada vez más de lo que le ingresa y financiando este excedente con la  fabricación de nuevos pesos.

Resumiendo, lo que se espera –en un escenario positivo- para los próximos años es:

– Un 2012 con un crecimiento del 1%, una inflación real más cercana al 30% y una devaluación oficial del 20%.

– Un 2013 con un crecimiento del 3%, una inflación real superando el 35% y una devaluación oficial del 20%.

A la hora de invertir nuestro dinero actuar tomando como posible únicamente un escenario positivo es como “firmar mi propio certificado de defunción” y desdeInversorGlobal no tenemos esa costumbre.

Nosotros preferimos también analizar lo que puede pasar con nuestros ahorros en un escenario hostil. Fue justamente esta práctica las que nos permitió adelantarles a nuestros lectores la crisis que comenzó en octubre de 2011 e implicó una destrucción en el valor de los activos argentinos. Desde ese entonces el valor del peso argentino disminuyó en un 40%, las acciones bajaron un 50% y las propiedades inmobiliarias un promedio del 20%, si tomamos el valor a las que estas últimas efectivamente se venden.

Desde InversorGlobal no creemos que se pueda dar el escenario que predicen los economistas tradicionales como Broda. En realidad, para ponerlo en términos más exactos: creemos que un inversor que se maneje bajo este escenario –el  que predice Broda- va a correr peligros y riesgos muy elevados.

Verá, la situación de la economía actual es muy frágil. Cualquier problema no previsto, externo o interno, la puede tumbar.

Para poner un ejemplo… imagine que usted es una persona que desde hace 4 años tiene fiebre alta todos los días (inflación). Y que, además, se quedó sin defensas por una rara enfermedad (déficit).

En este contexto, ¿usted se animaría a salir a la calle sin abrigo un día de 0 grados? (Cada vez más gasto y emisión).

La ecuación es simple, si hace esto, es probable que se contagie una neumonía que lo termine matando. Por supuesto que usted puede “jugar a la ruleta rusa” y especular con que no le pasará nada. Pero estará corriendo un riesgo muy grande.

Hoy, la economía argentina está en esa situación. Nuestra visión es que es mucho más probable que el escenario futuro no sea el positivo que describimos en el comienzo de esta nota. Y ante este peligro hay que protegerse.

No sólo invirtiendo bien, sino también consumiendo menos. Si hay una conducta perversa por parte del Gobierno es esa idea de incentivar al consumo y al endeudamiento todo el tiempo. No imagino una conducta más irresponsable.

Me pregunto, ¿qué va a pasar con todos los argentinos que van a ver disminuidos sus ingresos, como consecuencia de que la economía actualmente no crece o, por lo menos, progresa a un menor ritmo?

Si estas personas no tienen un fondo de reserva la pasarán muy mal. Por eso, no se deje llevar por los incentivos del Gobierno. Si tiene la posibilidad de generar mayores ingresos hoy, guarde una porción de éstos. En el futuro le podrán ser de mucha utilidad.

Uno de los activos que, sin duda, será interesante bajo este contexto de mayor inflación y devaluación es el oro. En la última edición de la Revista InversorGlobal publicamos en la nota de tapa una investigación sobre este metal llamada “La biblia del Oro, todo lo que necesita para invertir en el metal amarillo en Argentina y en el mundo”.

Si ya es suscriptor de IG, no se la pierda y si aún no lo es, no espere más, conviértase en uno ahora mismo haciendo clic aquí.

ALGUNOS PENSAMIENTOS ADICIONALES…

Mientras nuestra economía se detiene, la semana pasada se conoció el dato de que la presión tributaria total en Argentina llegó a 37% del PBI, según un informe elaborado por el Ieral de la Fundación Mediterránea.

Esta misma presión tributaria era del 20% en el año 2000, es decir, que casi que se duplicó en 12 años.

¿Qué significa esto? Simplemente que las personas y las empresas tienen que cederle al Estado una mayor cantidad de sus ingresos…

Estamos ante un cóctel complicado: una economía detenida, déficit creciente y una presión fiscal casi asfixiante.

En este contexto, aquel que maneje sus finanzas e inversiones personales como si no ocurriese nada es, sin dudas, una amante de las actividades de alto riesgo…

Le deseo una excelente semana de inversiones

Federico Tessore.
Para Inversor Global.

P.D.: El oro es uno de nuestros favoritos para los próximos 5 años, no se pierda la nueva investigación de IG suscribiéndose a la Revista ahora mismo haciendo clic aquí.

Deja tu respuesta