“No creo que en el futuro el concepto de ‘jubilación’ sea posible”

Felipe Ramírez

Cuando publicamos que Argentina era un mercado de frontera, muchos nos trataron mal. “No puede ser que estemos en el mismo saco que mercados como Irak, Kazajstán o Kenia”, nos dijeron. Pero por duro que les parezca a algunos, lo cierto es que ésa es la categoría de inversión en la que los mercados internacionales ponen al país.

De todos modos, a pesar de los orgullos heridos, hay otros que festejan que así sea. Entre los felices se encuentra Larry Speidell, fundador y líder de una firma de inversión especializada en riesgo y mercados de frontera. Para Speidell, estos mercados abren una inigualable oportunidad de ganancias que los inversores no pueden dejar pasar.

Partamos por lo básico, ¿cómo se define un mercado de frontera para un inversor que no sabe de qué se trata?

Lo más simple es mirar quien arma los índices. Morgan Stanley Capital International (MSCI) es hoy el principal encargado del armado del índice de mercados emergentes y también del índice EAFE, que sigue el comportamiento de los mercados desarrollados fuera de Estados Unidos. En ese sentido, nosotros creemos que cualquier mercado que no esté ni en EAFE, o como mercado emergente, es un mercado de frontera. Eso lo hace muy fácil. Por ejemplo, hace seis años Colombia era considerado “frontera” por Standard & Poor’s pero “emergente” por MSCI. Nosotros hubiéramos seguido a MSCI y no habríamos invertido en ese mercado, porque nuestro enfoque está en los de frontera. Ahora han decidido que Argentina y Paquistán ya no son más parte del universo emergente. Nosotros decimos “bienvenidos”.

¿Pero qué es un mercado de frontera? ¿Es un punto inicial desde el cual se avanza? ¿O es un proceso pendular del que se va y viene y, en ese sentido, es una especie de “nota al comportamiento”? A veces da la sensación de que ser un mercado de frontera es más un castigo que otra cosa.

El problema es que me estoy comenzando a dar cuenta de que hay algunos países que nunca emergerán. Y también me estoy comenzando a dar cuenta de que hay algunos países desarrollados que en el futuro se verán mucho menos desarrollados. Esto me lleva a pensar, en definitiva, que estas categorías son muy artificiales. No es que los países se puedan dejar llevar por una especie de “río del progreso”, sino que son éstos los que tienen que hacer su propio futuro.

¿Y cuáles diría que son los principales riesgos en un mercado de frontera, sobre todo en este tiempo en que el riesgo parece ser el gran tema?

El tema principal, que me parece muy positivo, es que en todo el mundo estamos viendo una creciente clase media, excepto en los países desarrollados. Por ejemplo, en Estados Unidos la clase media está en peligro. Lo mismo en Europa. Pero está viva y boyante en China, y comenzando en India o África. Entonces, la fuente de la demanda y el potencial de clientes son enormes, en todo el mundo, y ésa es la gran oportunidad. En cuanto a los riesgos, creo que el mayor está en China. India no se ve tan preocupante, pero si el crecimiento de China se ve fragmentado podría afectar a todo el mundo. Por ejemplo, bajaría la demanda de productos de Argentina, Brasil o África. Y eso me preocupa mucho más, respecto de los mercados de frontera que, por ejemplo, el euro.

¿Qué otros riesgos existen para los inversores?

Los inversores deben entender que uno nunca conocerá un mercado de frontera como se podría conocer un mercado como Estados Unidos. En consecuencia, es necesaria una mayor diversificación a través de distintas compañías y distintos países. Por ejemplo, las valuaciones de las acciones argentinas están muy, muy bajas. El precio valor libro o los ratios precio ganancias, están muy bajos. Pero la razón son los riesgos, y los riesgos son imposibles de desentrañar. Entonces, yo sí creo que el inversor debería invertir en Argentina, pero también debería hacerlo en Nigeria, en Bangladesh y Vietnam. Y esto por el simple hecho de que existen muchas cosas que uno no conoce. No es que sólo haya que ver las valuaciones.

Argentina, en la frontera

Durante los últimos diez años vimos grandes crecimientos en los PBI de los mercados emergentes pero ese crecimiento no se vio reflejado por los rendimientos en sus mercados bursátiles. ¿Sucede lo mismo con los mercados de frontera?

Lo que sucede es que los mercados de valores están mirando al futuro mientras recuerdan el pasado. Entonces, si tenemos mercados donde el crecimiento del PBI ha sido muy alto, y todo el mundo lo sabe, los precios de las acciones ya están en niveles muy altos. Por eso veo que es mejor invertir en mercados de frontera, donde el crecimiento es alto pero la gente en realidad no cuenta con ello. O no lo entiende y por eso aún no ha sido traspasado a los precios de las acciones. Es por eso que los mercados de frontera son baratos.

¿Y cómo encontrar los mercados donde las acciones subirán en el futuro?

Nos fijamos en …

Si quieres saber más acerca de la opinión de Speidell respecto a demás cuestiones de mercados de frontera, puedes seguir leyendo haciendo click acá. Si no estás suscrito a revista InversorGlobal, puedes hacerlo a través de un click acá.

Deja tu respuesta