Mercado 2.0: ¿Zynga resurge?

La IPO de Facebook ha sido el golpe de gracia para el sector 2.0, pero sin duda Zynga ha sido una de las firmas que más ha sufrido la fallida salida a Bolsa de la red social, debido a la gran injerencia de ésta en los ingresos de la firma del perrito rojo.

Con la acción en torno a los 3,10 dólares, hoy en día la empresa tiene una capitalización bursátil de 2.320 millones de dólares. Hay que mencionar esto porque a la vez hay que tener en cuenta que Zynga tiene una caja muy fuerte en relación a su valor de mercado, ya que ésta alcanza los 1.540 millones en dinero líquido e inversiones.

Sumado a esto, tiene 115 millones de dólares en cuentas a cobrar y 499 millones de dólares en planta y equipamiento. Si se suman estas dos variables da un total de 2.150 millones de dólares. Y eso que muchos decían que el negocio de Zynga no es rentable.

A esto hay que agregarle que tiene una base de usuarios de usuarios que alcanza los 300 millones todos los meses y que ha generado 653 millones de dólares en seis meses. Según los pronósticos de Wall Street, la firma debería tener un ingreso anual para 2012 de 1.200 millones de dólares, una cifra modesta a comparación de otras tecnológicas.

No obstante, las siguientes cifras podrían hacer pensar que Zynga habría tocado piso y que en teoría debería esperarse un repunte.

Según Bloomberg, la compañía tiene una posición de dinero en efectivo equivalente al 73% de su capitalización bursátil, la proporción más grande de Wall Street dentro de las empresas con un valor de mercado inferior a mil millones de dólares. Sumado a esto, algunos analistas pronostican un precio objetivo de 4,50 dólares mientras que otros condicen que la compañía podría ser objeto de compra de una firma mayor con estos márgenes de cash en caja.

Teniendo en cuenta que a Wall Street le encantan las acciones baratas con potencial, Zynga podría entrar a este selecto grupo luego de superar la tempestad bajista.

El rendimiento desde la IPO

Zynga salió a cotizar el 16 de diciembre del año pasado, en lo que era la última salida a Bolsa del sector tecnológico en 2011. Avaluada en 1.000 millones de dólares y a un precio de 10 dólares por acción, el primer día de cotización el papel cerró a 9,50 dólares. No obstante, en los tres meses subsiguientes presentó un buen rendimiento, alcanzando un pico de 15,91 dólares a principios de marzo. A partir de ahí todo fue oscuridad para la firma, que empezó a tener una baja que fue acentuándose paulatinamente hasta llegar a un mínimo de 2,66 dólares, casi un 80% por debajo del precio inicial al que salió a cotizar. Hoy se encuentra en torno a los 3 dólares y parece haber encontrado su resistencia.

Como mencionamos previamente, los analistas estiman que todavía pueda subir un poco más. Habrá que ver qué ocurre. 

Deja tu respuesta