La cartera de los sueños: el equipo de los gurúes

Mucho se ha hablado en los Juegos Olímpicos del Dream Team de la selección de básquet de Estados Unidos. LeBron James, Kobe Bryant y compañía son jugadores de jerarquía, que sin duda le hacen honor al título que se ha ganado el equipo a lo largo de los años, cuando los estandartes eran leyendas como Magic Johnson o Air Jordan.

En las inversiones podría hacerse algo parecido. Imagínese armar un portafolio en el que se seleccionaran las mejores acciones que poseen los maestros de las finanzas, o los mejores jugadores que tienen los equipos más representativos de la liga.

En ese sentido, Matt Andrejczak, columnista de MarketWatch, analizó un conjunto de las diez mejores acciones que poseen los fondos manejados por los gurúes de las inversiones: hablamos de Warren Buffett, George Soros, David Einhorn, Seth Klarman y Bill Ackman.

El equipo está compuesto por diez empresas que estos gurúes tienen y que han mostrado rendimientos sumamente positivos: Wells Fargo (+23%), Bank of New York Mellon (+13%), General Motors (+5%), General Electric (+15%), Wal Mart (+20%), Marvell Technology (+25%), Seagate Technology (+105%), Cigna (+5%) y el ETF SPY (11,5%), que replica el comportamiento del índice S&P 500. La excepción es Procter & Gamble, que viene teniendo un rendimiento acumulado en 2012 de 0%.

Ahora, pasemos a analizar las posiciones particulares de cada gurú.

Warren Buffett

El Mago de Omaha tiene como una de sus grandes posiciones a Wells Fargo, el cuarto banco más grande de Estados Unidos y el principal referente del nicho hipotecario. Actualmente tiene un total de 411 millones de acciones de la institución bancaria y en cuanto a ponderación dentro de su cartera aparece segundo, detrás de Coca Cola. Sumado las acciones de estas dos compañías, Buffett también es accionista en Bank of New York Mellon, General Motors y Bank of America, entre otras empresas.

George Soros

El magnate húngaro-estadounidense es accionista en Wal-Mart, el mayor retailer en Estados Unidos. Durante el segundo trimestre de 2012 compró casi 5 millones de acciones más del minorista luego de haber vendido todas sus posiciones en la firma el año pasado. La razón por la que el gurú ve potencial en Wal-Mart es porque dice que los inversores se tienden a respaldarse en este tipo de acciones cuando la economía se encuentra en un proceso de incertidumbre. 

Además de Wal-Mart, Soros ha comprado otra empresa de tipo blue chip o defensiva: General Electric, de la cual adquirió casi 9 millones de papeles.

Seth Klarman

Klarman es un gurú que no es muy conocido para los argentinos, pero es otro hombre que ha hecho millones con jugosos retornos generados por acudir al value investing. Este hombre siempre se caracterizó por comprar small caps, principalmente de biotecnología.

No obstante, se decidió a salir de sus preferencias y compró 15,8 millones de acciones de Oracle. La considera una “empresa sólida” y además le atrajo mucho que haya muchos accionistas internos dentro del paquete circulante, un indicio que los mismos directivos de la compañía confían firmemente en ella.

David Einhorn

Si bien es un hombre conocido por hacer apuestas en corto o a la baja con su hedge fund, últimamente empezó a optar por apuestas largas en el sector farmacéutico, que considera muy barato. A esto agrega que los resultados de las elecciones en Estados Unidos podrían beneficiar a las firmas farmacéuticas, ya que uno de los temas que están en el eje del debate es el de salud.

Einhorn tiene 6,4 millones de acciones de Cigna, una firma que se dedica al cuidado de la salud, aunque sus mayores apuestas han sido a dos de las tecnológicas del dream team: Marvell Technology y Seagate, ya que adquirió 8 millones de papeles de cada una.

Bill Ackman

A diferencia de los anteriores gurúes, que sumaron acciones que tuvieron subas considerables, Bill Ackman tuvo un mal trago con Procter & Gamble. La firma de consumo primario viene teniendo un crecimiento nulo en lo que va de 2012 y sumado a esto, en 2011, recortó tres veces sus pronósticos de ganancias. “Procter & Gamble ha decepcionado a sus accionistas”, le dijo al medio especializado CNBC.

Porque los ricos también lloran.

Deja tu respuesta