Facebook cae a mínimo histórico tras fin del lock up

Facebook nos tenía abandonados: no salían más noticias de ningún hecho relevante respecto a la empresa o al negocio. Sólo lo de siempre: la acción tambaleando, algo que no es raro a esta altura, teniendo en cuenta que el papel cayó casi un 50% en apenas cuatro meses de cotización.

Pero fue más fuerte que él y tenía que volver a los medios, con una noticia negativa. Las acciones de Facebook sufrieron un duro golpe en la jornada del jueves luego de que finalizara el primer periodo de lock up de la compañía, hecho que habilitó la venta de 271 millones de acciones por parte de ejecutivos y empleados de la firma. Al parecer esos papeles quemaban, porque la acción cayó 6,23% el jueves y tocó un piso récord –US$ 19,69- desde que salió a cotizar el 18 de mayo a un precio inicial de 38 dólares por acción.

El lock up es el tiempo en el cual los empleados de la firma no pueden vender sus acciones luego de que su empresa salga a cotizar en Bolsa. Este punto es un buen indicio para saber si una compañía es atractiva o no para entrar ya que nadie sabe mejor el estado contable de una firma que sus directivos mismos. Es por eso que esta masiva venta por parte de los ejecutivos no es una buena señal para el futuro bursátil de Facebook.

La compañía ha sido cuestionada desde antes de salir a Bolsa, ya que se consideraba que estaba sobrevaluada y que su negocio no tenía prospectos de crecimiento. Para tener una idea de esto, tenga en cuenta que la capitalización bursátil con la que Facebook salió a cotizar, 103 mil millones de dólares, alcanzaba para comprar las dos automotoras más importantes de Estados Unidos, quedándose también con un vuelto. Hablamos de que podía adquirir General Motors y Ford, que están avaluadas por el mercado en 33 mil millones de dólares y 36 mil millones de dólares respectivamente. Es decir, una empresa con un negocio en el que nadie confía podía comprar con holgura dos firmas que producen bienes de capital y con negocios alrededor de todo el mundo.

No obstante, todavía le quedan cuatro vencimientos de lock up de aquí a fin de año, por lo que el mal trago podría haber no terminado todavía para Facebook. De todas maneras no se sabe, quizás en las próximas aperturas de venta para directivos se corrija el panorama.

El próximo cierre de lock up permitiría la venta de otros 243 millones de acciones entre el 15 de octubre y el 13 de noviembre. No obstante, la venta más gruesa podría darse en diciembre, cuando se abra la ventana de ventas para 1.200 millones de acciones. Sumado a esto, la empresa buscaría hacer públicas 1.300 millones de acciones más antes de fin de año, justo en línea con el cierre del lock up más importante, el de diciembre.

Parece que el mercado finalmente se está despertando del sueño Facebook, incluso los mismos directivos de la firma.

Deja tu respuesta