Cuatro maneras fáciles de hacer un sólido plan de inversión

No hay que ser Warren Buffett ni multimillonario para poder hacer buenas inversiones. Pero diciendo esto no queremos decir que invertir es como ir al shopping y que podamos ir comprando lo que nos parezca en el momento sin tener un plan estratégico. La improvisación es el peor enemigo de nuestras inversiones.

Pese a que vivimos en un mundo de incertidumbre y volatilidad, por lo que no podemos pretender tener todo controlado, es fundamental tener un sólido plan de inversión.

Habiendo dicho esto, viene la pregunta obvia: ¿cómo hacer ese plan? Aquí algunas pistas…

Paso 1: Conozca sus metas

La parte más complicada a la hora de hacer un plan es definir a dónde queremos llegar con él. Es cierto que muchas veces, y más cuando se es joven, no se puede decir con seguridad lo que se quiere para el futuro financiero, aún así, es importante que fije una meta  e intente imaginarse su vida de aquí a un par años para así poder empezar a armar un plan de acción.

Sería bueno, por ejemplo, que sepa a qué edad le gustaría retirarse o, sin ir más lejos, si tiene en mente ahorrar para viajar, comprarse una casa o un auto. No importa para qué quiera el dinero, lo que importa es tener una meta y en base a eso podrá pasar al segundo paso.

Paso 2: Conozca su temperamento

Si quiere estar satisfecho con su inversión debe invertir de una manera que a usted le resulte cómodo. Es decir, si usted no es una persona que puede soportar el riesgo, intente con activos conservadores. A la inversa, si le gusta la aventura y la adrenalina, quizás pueda probar invirtiendo en activos con más riesgos.

Es importante que usted tenga en mente que no hay una manera correcta de obtener el éxito financiero. Eso depende de las personalidades y temperamentos. Algunos inversores se sienten seguros comprando y vendiendo acciones, mientras que otros prefieren invertir en activos más conservadores y menos volátiles.

Paso 3: Arme un plan con flexibilidad

Tenga presente que su plan tiene que ser lo suficientemente flexible para adaptarse a contextos cambiantes. Un plan demasiado rígido podría no ser efectivo ya que si las cosas no salen como pensaba le va a costar poder adaptarlo para que sea exitoso, mientras que uno demasiado vago y sin planes marcados podría hacerlo perder de grandes ganancias. Por eso, encuentre un buen equilibrio: un plan ni muy rígido ni muy laxo.

Paso 4: Edúquese

Siguiendo los consejos de uno de los inversores más famosos: nunca invierta en algo que desconoce. Por eso, siguiendo los dichos de Warren Buffett, es importantísimo que conozca y se instruya sobre las inversiones que está realizando.

Habiendo seguido estos cuatro consejos el siguiente paso deberá ser encontrar inversiones que se adapten a su plan. Si usted en nuevo en esto, desde InversorGlobal tenemos algunas ideas que podrían darle el primer envión. Podemos darle ideas para invertir tanto dentro como fuera de Argentina.

En resumen, si usted tiene unos ahorros, rompa el chanchito, pero antes, tenga en cuenta todos los pasos que le acabamos de aconsejar.

Deja tu respuesta