La estrategia desconocida para aumentar sus ahorros rápidamente

La economía mundial entró en una nebulosa difícil de superar a partir de la crisis inmobiliaria que se desató en Estados Unidos a finales de 2007. De allí en adelante, los altibajos de muchas economías con gran peso en el globo han sido una constante.

En primer lugar Estados Unidos, luego los países emergentes más importantes nucleados por la sigla BRIC (Brasil, Rusia, India y China) y en estos momentos la Unión Europea.

Los desafíos diarios están a la vista y nadie se anima a pronosticar con exactitud cómo será el desenlace de este proceso que está generando un terrible impacto negativo sobre la actividad económica mundial y las tasas de desempleo globales.

Desde el punto de vista inversor, todos estos acontecimientos impactan negativamente en el manejo de nuestros ahorros y en el objetivo de desarrollar una planificación financiera que permita organizar de mejor manera las finanzas personales en el largo plazo.

En este contexto desafiante, la elección de los activos que van a formar parte de la cartera de inversiones es una variable determinante y es por eso capacitarse, informarse y aprender de los que más saben.

En este volátil escenario, para muchos administradores de fondos de inversión la tarea de presentar una ganancia sostenida a través de los años que capitalicen los fondos que tienen a cargo  ha sido una tarea muy demandante y, en muchas ocasiones, muy difícil de cumplir.

Si bien en Argentina la situación tiende a complicarse aún más a partir de las limitaciones del mercado de capitales y de la elevada inflación anual, para la clase política este contexto desafiante no parece haber alterado en lo más mínimo la evolución alcista de sus patrimonios anuales, según se desprende de las presentaciones juradas que realizaron en las últimas semanas.

Rendimientos explosivos

Por mencionar algunos casos, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, vio incrementar su patrimonio en un 84% en tan sólo un año, de 2010 a 2011.

Y a nivel nacional, entre los miembros del gabinete la suba interanual de los patrimonios varió desde 5% hasta 102%.

Un caso paradigmático es el del matrimonio presidencial. Desde que asumió el poder en 2003 vio su patrimonio incrementarse en más de 800% hasta 2010, pasando de AR$ 7,4 millones a AR$ 70,5 millones. En 2011, la suba fue de un modesto 14%.

Si consideramos que en el período bajo análisis (2003-2011) la Bolsa de Comercio creció tan sólo 254% y la tasa de interés para los depósitos mayoristas se mantuvo en un rango de oscilación promedio entre 12% y 15%, la clase política argentina se jacta de ser una gran administradora de los ahorros.

La gran pregunta es qué estrategia usan y cómo replicarla. 

Deja tu respuesta