Cómo Bob Dylan puede ayudarlo a manejar sus finanzas

A primera vista la música y las finanzas personales parecerían no estar relacionadas. Aun así, parecería haber algunos consejos que lo músicos exitosos podrían darle a los inversores. En esta nota, Bob Dylan “le habla” a los amigos de Warren Buffett.

Bob Dylan ha manejado su carrera de una manera muy exitosa, con giros y estrategias que le han significado grandes y exitosos regresos cada vez que ha enfrentado dificultades. Veamos cómo esto puede ser utilidad para los inversores.

1)      Construir cosas duraderas: El músico, antes de escribir una canción o lanzar un disco quería asegúrese de que iba a perdurar y no serían únicamente un hit del momento. Algo parecido podría aconsejarse a los inversores cuando van a elegir un activo. No tenemos que vernos tentados en elegir acciones u otros activos que sólo parecen atractivos en el momento, sino que tenemos que buscar aquellos que duren y mantengan su brillo por muchos años. Es decir, que tengan perspectiva a largo plazo.

2)      Tener una visión estratégica: A lo largo de toda su carrera, Dylan ha mostrado tener una estrategia clara. Si bien la improvisación musical sí lo caracterizaba en sus comienzos, en la vida no lo hacía. Él tenía muy en claro lo que quería hacer, cómo hacerlo, a dónde quería llegar y trabajaba en pos de esos objetivos. De la misma manera, los inversores podrían seguir sus pasos. Es muy importante tener una estrategia y ajustarse a ella, tanto en tiempos de bonanza como en aquellos de bajas. Como siempre decimos en InvesorGlobal, tener un buen plan de inversión es fundamental.

3)      No seguir a la manada: La canción de Dylan “Ballad of a Thin Man” bien podría ser su versión de un plan de negocios. Les dice a todas las personas que deben pensar por sí mismos y no preocuparse por lo que hacen los demás, pero sabiendo qué es lo que está pasando en el mundo. Este consejo es vital en el mundo financiero. No hay que dejarse llevar por lo que hacen todos, sino que hay que tener la capacidad y el conocimiento para poder tomar las mejores decisiones siempre teniendo los dos puntos anteriormente mencionados en mente: pensar en el largo plazo y tener un buen plan.

4)      No dormirse en los laureles: Pese al éxito que Dylan lograba con cada canción y disco que lanzaba, nunca dejó de hacer cosas. Y no sólo relacionadas a la música, el artista realizó hasta publicidades de diferentes productos como cerveza y afeitadoras. Además, él tuvo una brillante carrera comenzando por el folk, pero luego se sintió obligado a cambiar para el rock & roll. Esta manera de encarar su carrera profesional debe servir como modelo a seguir para los inversores. Es un grave error pensar que una inversión, por más exitosa que pueda parecer, podrá asegurarle el éxito financiero. La realidad es que hasta los mejores activos pueden tener una mala pasada y sorprenderlos, por eso es importante estar atentos y siempre estar buscando la mejor manera de poder resguardar nuestro dinero. Por eso, al igual que hizo Dylan, la importancia de diversificarse y no quedarse en un solo rubro.

5)      Innovar siempre: Dylan estaba en la cima cuando lanzó su hitLike a Rolling Stone”, pero aún así no quiso volver a grabar su próximo disco en el mismo lugar y bajo las mismas condiciones, algo que todo el mundo le decía que habría sido mucho más fácil. En cambio, viajó al exterior para grabar su siguiente álbum, “Blonde on Blonde” y fue un éxito. Esta es una lección que los inversores deberían seguir. Muy relacionado al punto anterior, verá de qué forma innovar y buscar nuevas maneras de resguardar su dinero podría traerle grandes beneficios económicos.

En definitiva, la música y las finanzas parecerían tener mucho más en común de lo que hubiésemos pensado. Por eso, si usted es un muy buen músico éste podría ser un buen momento para comenzar a ver qué tan buen inversor es.

Deja tu respuesta