Warren Buffett apuesta al real estate estadounidense

Desde InversorGlobal siempre dijimos que las palabras de los gurúes, si bien no son infalibles, merecen un tiempo para ser escuchadas y analizadas. Y si hablamos de Warren Buffett, el segundo hombre más rico del mundo, más aún. Es simple, un hombre que creó una fortuna en base a una estrategia de inversión que mantuvo a lo largo de su vida, se merece un espacio en el cual se comenten sus pensamientos y predicciones respecto del futuro del mercado.

Ya habíamos hablado hace un tiempo del interés del Mago por el tungsteno, un metal raro que en sólo tres años subió de 180 dólares a 430 dólares. Su precio fue disparado por su escasa oferta y la creciente demanda que está teniendo China de este metal.

Ahora el gusto de Buffett por el real estate es algo que sorprende a todos, aunque parecería que se viene arrastrando desde hace algunos meses. Hace un tiempo el Mago habría dicho “si pudiera comprar un portafolio de cinco casas de familia, lo haría sin ninguna duda”. Si bien Buffett no está comprando propiedades, estaría buscando su tajada a través de su viejo Wall Street. Buffett apunta fervorosamente a un repunte del mercado y quiere aprovecharlo jugando al juego en el que es un experto.

En qué anda Warren

Su empresa Berkshire Hathaway está teniendo cada vez más exposición al mercado de real estate en Estados Unidos. En ese sentido, la firma se lanzó en una decidida oferta de 4 mil millones de dólares para comprar el portafolio de préstamos e hipotecas de Residential Capital, una empresa de préstamos hipotecarios recientemente declarada en bancarrota. Buffett considera que este porfolio, que antes era considerado “tóxico”, ahora presenta un gran valor agregado que se reflejaría en su precio potencial del mismo, ya que se encontraría subvaluado.

Otra forma de aprovechar esta inclusión de Warren Buffett en el mercado de real estate es a través de la firma Leucadia National. La empresa, que tiene un amplio portafolio de productos, había iniciado un joint venture con Berkshire Hathaway en lo que respecta a real estate. Es que Leucadia actuaría como administrador de la cartera de Residential Capital en caso que se acepte la oferta de Buffett de 4 mil millones de dólares.

En caso de que la premisa del Mago se cumpla, tanto Berkshire como Leucadia tendrán beneficios en el largo plazo. No obstante, apostar a la segunda podría ser una mejor alternativa, dado que es una opción más económica en términos de precio por acción y con mucho potencial en materia de ratios financieros. Leucadia actualmente tiene un tentador ratio precio-ganancias de 10 veces, por lo que aparecería como una alternativa interesante, además de que cuenta en cierta manera con el aval del Oráculo de Omaha para manejar una de sus tantas inversiones.

Nadie se quiere quedar afuera

Y no sólo Buffett estaría olfateando un repunte del real estate estadounidense. Bill Ackman, CEO de Pershing Square y poseedor de un 7,8% de Target, el segundo retailer estadounidense más grande detrás de Walmart. Su posición en real estate tendría ganancias en caso que se cumplan los efectos colaterales que el gurú predica.

La razón es que Ackman tiene una gran cantidad de acciones de Fortune Brands and Home Security, por las cuales ha pagado una onerosa suma de dinero. La razón de este hombre para invertir en esta firma es que la misma ofrece un abanico bastante amplio de productos que podrían su comercialización en caso de que emerja nuevamente el mercado inmobiliario.

Asimismo, el portafolio de Fortune Brands es tan grande que podría beneficiarse frente a varios escenarios. Por un lado, si el mercado de viviendas se recupera, filiales como Simonton Windows se beneficiarían porque proveerían mercancía para la construcción. En caso que la recuperación sea más lenta, la gente podría quizás sólo remodelar sus casas, por lo que Moen, otra firma de Fortune Brands, se beneficiaría frente a esto.

En IGDigital habíamos mencionado algunas firmas que podían beneficiarse frente a un repunte del mercado estadounidense y habíamos hecho hincapié en este tipo de empresas, que podrían recibir una suerte de “ganancias colaterales” por un recupero del real estate estadounidense.

Deja tu respuesta