Seis datos clave para asegurarse un retiro tranquilo

Hoy en día, el retiro, como seguramente también lo fue en épocas pasadas, es un tesoro preciado para cualquier persona que busca independizarse financieramente, además de poder disfrutar de los placeres de la vida sin necesidad de alarmarse por las presiones que un trabajo fijo implica.

No obstante, aquél que quiera alcanzar el retiro tranquilo, sin ninguna duda se deberá esforzar. Tener un plan de retiro estructurado es un paso, en la teoría, pero lo importante es poder aplicar en la realidad lo que aparece en papeles.

En la semana de la independencia argentina, le acercamos seis tips para que usted también pueda celebrar sus propios 9 de Julio financieros.

El 10% no duele

Cuando una persona tiene un ingreso mensual por su trabajo, es un beneficio que a la vez conlleva un riesgo implícito: el despido. La persona que trabaja en relación de dependencia debe tener en consideración que no es insustituible y por eso estar mentalizada para llevar a cabo ciertos procesos. Uno de ellos es ahorrar un 10% de su sueldo, que en cierta manera a usted no lo recorta demasiado en cuanto a gustos que puede darse y le asegura, si sigue esta metodología rigurosamente a lo largo de los años, tener una suma que pueda hacerle frente al fatídico escenario de un despido.

Por otro lado, también está la persona que tiene la suerte de decidir cuándo retirarse de su trabajo en dependencia, aunque aún así también debe ahorrar un 10% mensual. Atesorar este porcentaje no es algo dogmático, ya que si uno cree que tiene capacidad para ahorrar una porción mayor, siempre es bienvenido. No obstante, mencionamos un 10% porque en teoría no debería doler tanto.

No gaste más de lo que ingresa

Esta es una ley en cierta manera redundante, pero que hay mucha gente que tiene gran dificultad para cumplirla. Sumado a esto, la inundación de promociones y financiamientos que otorgan los bancos para el consumo privado sugestionan al individuo a endeudarse a niveles a veces más amplios de lo que le da el bolsillo. No decimos que no se dé gustos y se financie para dárselos, pero considere no endeudarse por encima de sus ingresos mensuales, porque a fin de cuenta, esto se termina transformando en una gran bola de nieve que en el largo plazo podría tornarse incontrolable.

Retírese sin deudas

Este punto es clave, ya que una vez retirado, no le será redituable usar su dinero ahorrado para seguir pagando deudas de su época trabajadora. Financiarse es importante, ya que cualquier persona o empresa que quiere crecer a nivel estructural debe endeudarse para lograrlo. No obstante, la etapa de trabajo es donde uno debe generar pasivos y a la vez saldarlos y no seguir tapando baches cuando decida retirarse. Es por eso que es recomendable cancelar préstamos, ya sean personales o hipotecarios, terminar de pagar el financiamiento de un auto, entre otros.

Otra cosa: cuidado con las tarjetas de crédito, no caiga en la trampa del interés cero; la verdad está en el menospreciado costo financiero total.

Tener satisfacción más allá de lo financiero

Tener el dinero de cara al retiro es una de las partes para lograr una independencia tranquila. La Universidad de Columbia elabora un informe denominado “Felicidad Global”, que enlista cuáles son los factores que hacen más felices a las personas.

Entre los primeros puestos aparece el casamiento, que según el reporte, “tiene un correlato significante con la satisfacción humana”. Entre otros aspectos que hay que tener en línea para poder gozar de la vida –y más en el retiro- es estar bien de salud. Es por eso que si uno decide cerrar un ciclo laboral, la administración de los ahorros no debe significarle dolores de cabeza sino un medio para lograr un fin placentero.

Haga actividad, no se quede quieto

El ocio es algo bueno, pero como pasa con cualquier otra cosa, si se abusa de ello no está bien. Busque actividades recreativas que lo reconforten o en caso que haya sido un incondicional al trabajo y esté pasando por el duelo de sentirse innecesario, búsquese actividades que lo hagan sentir bien con usted mismo, ya sean remuneradas o no.

Nunca deje de ahorrar

Que haya conseguido el dinero para vivir un retiro tranquilo no significa que deba empezar a gastar desenfrenadamente. Una postura conservadora aún en el retiro es fundamental para estar resguardado frente a una futura incertidumbre económico-financiera.

Deja tu respuesta