Nadie quiere a RIM: los Blackberry de remate en Estados Unidos

Lo de Research In Motion (RIM) es algo increíble. La multinacional canadiense, creadora de los famosos Blackberry, fue pionera de un mercado del cual ha sido desplazada rotundamente por Apple y Google.

La era de los smartphones arrancaba allá por 1999 cuando RIM lanzaba el Blackberry 1990, que mostraba los primeros brotes de los celulares con Internet y capacidad para acceder revisar los e-mails. Supo levantar un imperio, pero todo comenzó a desmoronarse a mediados de 2007, cuando el iPhone de Apple hizo su aparición.

A partir de ese entonces fueron todas pérdidas, algo que se ha visto reflejado en precio de sus acciones, que habían pasado en un abrir y cerrar de ojos de 144 dólares a 40 dólares. Si bien la empresa en 2009 mostró una tenue recuperación que se vio también en su rendimiento, ese año y 2010 fueron épocas sumamente volátiles para RIM, ya que la empresa parecía no encontrar una tendencia que ayudara al inversor a predecir el destino de esta compañía. Frente a este panorama el capital de los ahorristas estadounidenses que apostaban a la canadiense empezó a evaporarse, lo cual se vio reflejado en 2011, cuando la acción en menos de 12 meses llevaba caído un 75%.

Algunos pensaban que una compañía que alguna vez fue líder iba a encontrar la manera de volver a subir y que, comprando papeles de RIM, iban a hacer la inversión de su vida.

Pero se encontraron con malas noticias, ya que lejos estuvo de pasar eso.

Hoy en día RIM cotiza por debajo de su valor contable –el que aposto a la empresa hace cinco años hoy lleva una pérdida de 89%- y parece no encontrar el norte para competir con los asentados iPhones de Apple y los dispositivos con el sistema operativo Android de Google.

Pero esto no quedó ahí. La canadiense publicó su balance la semana pasada y mostró pérdidas que encendieron las alarmas en el mercado, impulsando su acción hacia abajo casi en un 15% de su valor. RIM registró pérdidas por 0,99 dólares por acción con ingresos de 2.180 millones de dólares, mientras que el mercado esperaba que los pasivos fueran apenas de 0,01 dólares por acción. Hace un año atrás, la canadiense había registrado ganancias de 1,33 dólares por acción, lo que muestra que la compañía está en una montaña rusa que no parece tener intenciones de frenar. Sumado a esto, anunció un recorte de un tercio de su fuerza de trabajo (5 mil empleados). Esto podrá alegrar al mercado, pero seguramente no a los empleados de RIM.

Y no hay que olvidar la noticia que decepcionó seguramente a varios usuarios de Blackberry: la postergación del lanzamiento del nuevo sistema operativo Blackberry 10, el cual sería puesto a disposición de los clientes recién en el primer trimestre de 2013.

Si es que la empresa llega, veremos.

Blackberry para todos

La situación se ve bastante negra para la empresa creadora de los Blackberry, por lo que los planes de emergencia no están tardando en llegar. En ese sentido, el columnista Quentin Fottrell, de SmartMoney, cuenta algo que sorprende: se están ofreciendo dispositivos en el mercado estadounidense a un precio que ronda el de sus abatidas acciones, que cotizan actualmente en 7,39 dólares.

En ese sentido, la empresa de telefonía Verizon está brindando descuentos de hasta 50 dólares en dispositivos liberados y promociones de liquidación para Blackberry con plan. Los modelos que actualmente cuestan 299 dólares, Verizon los ofrece gratis con un contrato de dos años a un precio mínimo. Por su parte, AT&T ofrece el Blackberry Torch, el más caro de la línea Blackberry, a un precio de 0,01 dólares con un contrato de dos años. Otra empresa llamada Boost Mobile anunció que ofrecerá Blackberry sin contrato por 100 dólares con un plan mensual de 30 dólares que incluiría minutos, mensajes e Internet ilimitados.

En eBay puede encontrar un Blackberry Curve 3G usado a un precio de subasta inicial de 9,99 dólares con entrega gratuita, es decir, un precio muy cercano al del papel de RIM.

Y hay más, una funda de iPhone, que tiene un precio promedio de 10,99 dólares, sale más cara que el teléfono de RIM.

Deja tu respuesta