Innovar o morir

Federico Tessore

Reportando desde Vancouver, Canadá.

Nassim Nicholas Taleb es un famoso inversor e investigador nacido hace 53 años en Libia. Se convirtió en famoso gracias a que fue el autor de dos best sellersmundiales durante la última década.

Uno de ellos, “El Cisne Negro. El impacto de lo extremadamente improbable”, atacó directamente a los economistas tradicionales y a Wall Street. El Sunday Timesbritánico lo llamó “el pensador más caliente de la actualidad” y el New Yorker lo definió como “el principal disidente de Wall Street” y señaló que es a la sabiduría convencional de los mercados “lo que Martín Lutero fue a la Iglesia Católica”.

¿Qué son los “Cisnes Negros” para Taleb?

Para que un suceso sea determinado como “Cisne Negro” debe reunir tres requisitos. Primero, debe ser una rareza. Segundo, debe producir un gran impacto. Tercero, pese a su condición de particularidad, la naturaleza humana debe inventar explicaciones de su existencia a posteriori, para convertirlo en explicable y predecible.

Taleb llamó como “Cisnes Negros” a estos sucesos porque antes del descubrimiento de Australia las personas del Viejo Mundo estaban convencidas de que todos los cisnes eran blancos, basándose en las pruebas empíricas de su realidad. Pero cuando descubrieron Australia y conocieron los cisnes negros tuvieron que cambiar toda la estructura de su pensamiento.

Según Nassim Nicholas Taleb, una pequeña cantidad de “Cisnes Negros” es capaz de explicar casi todo lo concerniente a nuestro mundo: desde el éxito de las ideas y las religiones hasta la dinámica de los acontecimientos históricos y los elementos de nuestra propia vida personal. El éxito de Google, Youtube y hasta el 11-S, son “Cisnes Negros”.

En su opinión los “acontecimientos imprevistos” tienen un impacto muy importante en los resultados. Y la gran mayoría de los economistas y “expertos” en inversiones subestiman el impacto de esos “acontecimientos imprevistos”. Por eso, el consejo que Taleb le da a los inversores individuales es muy similar al que siempre damos desde InversorGlobal: sea escéptico, desconfíe de los economistas y de los expertos.

Taleb hizo una fortuna durante la crisis que comenzó en Estados Unidos en el año 2007. Su fondo llamado “Universia”, basado en la idea del “Cisne Negro”, pudo anticipar la crisis financiera que se venía y, gracias a eso, ganar una fortuna.

Marc Faber, es un economista, analista de inversiones y empresario suizo que es conocido mundialmente como el “Doctor Catástrofe”. A nivel internacional es muy conocido por el boletín informativo Gloom Boom Doom, el cual está ilustrado con pinturas de la serie “Danza de la Muerte” (Dance of Death), de Kaspar Meglinger.

Faber es famoso por su estilo de inversión contrario y por su larga lista de “predicciones” exitosas. En el año 1987 alertó a sus clientes sobre una crisis ante del “Lunes Negro” de Wall Street que implicó una baja récord en la Bolsa de Estados Unidos. En 1990 logró muy buenas ganancias pronosticando la crisis en Japón. Y también vio venir la crisis en Asia del año 1997.

Faber vivió en Hong Kong gran parte de su vida, hoy vive en Tailandia y es considerado un ícono en el mundo de las inversiones globales.

Niall Ferguson es un historiador británico que se especializa en historia económica y financiera. Es profesor de la Universidad de Harvard y fue estudiante en la Universidad de Oxford.

Es famoso fuera del mundo académico por sus opiniones polémicas respecto a los Imperios y la importancia del dinero. En 2008, Ferguson publicó su libro más reciente, The Ascent of Money: A Financial History of the World (“El triunfo del dinero: cómo las finanzas mueven el mundo”), que fue también presentado como una serie televisiva en el canal 4 del Reino Unido.

En el año 2004 Ferguson fue nombrado como una de las 100 personas más influyentes del mundo según la revista estadounidense Time.

Éstos son algunos de los personajes que voy a tener la oportunidad de escuchar durante los próximos 4 días en el Simposio sobre Inversiones organizado por Agora Financial, una de las editoriales financieras más grandes e importantes de Estados Unidos.

El tema de la conferencia, “Innovar o morir”, atrae de por sí. Todos los disertantes tendrán como premisa brindar ideas para que los inversores globales puedan implementar durante los próximos años. Estrategias innovadoras que intentarán sobrepasar los grandes desafíos que se vienen por delante.

Retos como la crisis de Estados Unidos que promete destruir al dólar, más tarde o temprano. O los problemas que la desintegración económica de Europa y la destrucción del euro están provocando gradualmente. O incluso, grandes temas de las últimas décadas como el auge del oro o la irrupción del mundo emergente.

Y mientras, en el medio de este mundo tan complejo, nosotros como inversores individuales buscamos proteger e incrementar nuestro patrimonio. Difícil, ¿no?

Sí, sin duda. Vivimos en un mundo complejo, un mundo lleno de riesgos, un mundo repleto de posibles crisis, pero a su vez: en un mundo colmado de oportunidades. Un mundo que será de aquellos que se animen a innovar y a tomar al cambio como una constante.

ALGUNOS PENSAMIENTOS ADICIONALES…

¿Cuál será el próximo “Cisne Negro” de la Argentina?

Como afirma Taleb, la explicación de los grandes sucesos históricos muchas veces está relacionada a hechos muy difíciles de predecir. Acontecimientos raros, pero con muchísimo impacto.

Si revisamos la historia argentina reciente, durante la última década tuvimos muchos “Cisnes Negros”. ¿De qué otra manera podemos llamar a la elección presidencial, en mayo de 2003, que nombró ganador a  Néstor Kirchner?

Si bien Kirchner era Gobernador de Santa Cruz nadie se lo imaginaba, unos meses antes de la elección presidencial, como Presidente de la Argentina. Otros candidatos parecían tener muchas mayores probabilidades de suceder a Eduardo Duhalde. A pesar de eso, Kirchner sorprendió a todos, fue ganando espacio y finalmente fue nombrado Presidente. Pero esto no fue todo, ya que después de ganar, nadie se lo imaginaba con el poder que supo lograr luego de triunfar en las elecciones con sólo 22% de los votos.

En los próximos años, es muy probable que tengamos otro “Cisne Negro” en la Argentina.

Cuando una economía se vuelve frágil, inestable, los “Cisnes Negros” son más probables. Ojo, éstos no necesariamente son siempre negativos, pueden serlo o no. Pero lo concreto es que sí tienen el poder para cambiar la realidad en forma brusca y permanente.

Cuanto más preparados podamos estar para un acontecimiento que nos movilice profundamente, mejor podremos superar tanto un “Cisne Negro” negativo como uno positivo.

Le deseo una muy buena semana de inversiones,

Federico Tessore.
Para Inversor Global.

Deja tu respuesta