El 70% del efectivo que guardan los argentinos está en el exterior

Federico Tessore

Reportando desde Palermo, Buenos Aires.

El INDEC dio a conocer, la semana pasada, su estimación sobre la cantidad de dólares que los argentinos guardan en el “colchón”. Es decir, el dinero que está en el exterior, en cajas de seguridad o simplemente guardado en las casas de las ahorristas.

Según publicó el portal iprofesional.com, las cifras son asombrosas:

“Los argentinos ya tienen en el ‘colchón’, en cajas de seguridad o en el exterior u$s163.856 millones, según los cálculos del INDEC al 31 de marzo pasado. 

“Se trata de u$s 9.473 millones más que los que estimó para fines de septiembre de 2011, cuando comenzaron las restricciones cambiarias y el goteo de los depósitos en moneda extranjera, según consigna el diario Clarín en su edición de hoy.

“Y u$s 15.771 millones más que los que registró 12 meses atrás, en marzo de 2011.

“En su mayor parte, estos casi u$s164.000 millones no están declarados ante la AFIP. Y son de una magnitud tal que superan la deuda externa (pública y privada) que ronda los u$s142.000 millones y equivalen a tres veces y media las reservas del Banco Central.”

Éste es el dinero que estima la AFIP que salió del sistema. Pero las consultoras privadas calculan que este monto puede llegar tranquilamente a los US$ 300.000 millones. Las cifras impactan aún más cuando las comparamos con el dinero que los inversores argentinos tienen en país. En el siguiente cuadro se puede observar esta comparación:

grafico nombre
El rubro “otros” incluye varias inversiones que pueden realizar los argentinos, como compra venta de contratos de derivados y futuros, inversiones en bonos y otros instrumentos financieros. No es un cálculo exacto, sólo una aproximación para tener una idea de las magnitudes generales y poder comparar. Así que todos los comentarios son bienvenidos respecto al cuadro.

Si uno se detiene a pensar un poco, los números que se desprenden del cuadro son totalmente lógicos. Después de décadas de mal manejo financiero, controles, restricciones y cambios en las reglas de juego; los inversores están haciendo algo natural: se van de donde los tratan mal y buscan lugares más seguros para resguardar el fruto de su trabajo.

Y no se confunda. Todas estas miles de personas son hombres y mujeres comunes y corrientes, no son banqueros inescrupulosos ni empresarios avaros. Los puede haber, pero la mayoría de estos inversores son comerciantes, profesionales, deportistas, artistas, jubilados y retirados. Personas que quieren proteger sus activos y tener algo de independencia financiera.

Como todo en la vida, se puede ver el vaso medio vacío o medio lleno. Imagine si algún Gobierno argentino en algún momento se toma en serio el desafío de seducir nuevamente a todos estos inversores argentinos. Es decir, si un Gobierno argentino alguna vez se fijara el desafío de atraer todos estos dólares a la Argentina, nuevamente.

Le aseguro que un Gobierno que se encargue en serio de crear alternativas de inversión para que los argentinos podamos invertir en nuestro país y tener posibilidades serias de ganar dinero puede provocar una revolución sobre nuestra economía.

Por supuesto que para que esto pase lo primero y fundamental es tener un país estable económicamente: sin inflación, sin controles, sin restricciones y todo lo que viene derivado a esto.

Imagino a estos miles de inversores argentinos financiando nuevas empresas que están dando sus primeros pasos y comenzando a generar empleo.

Desde InversorGlobal nosotros aportamos nuestro granito de arena en ese sentido y siempre intentamos financiar start ups, como se las conoce a las empresas que están naciendo.

Años atrás lo hicimos en el marco de El club de Inversores Ángeles de IG. Hoy lo hacemos a través del Reporte de Recomendaciones de Inversión llamado Crisis & Oportunidad. En éste seleccionamos pequeñas empresas con gran potencial para invertir.

Estas inversiones no sólo ofrecen muy buenas rentabilidades potenciales a los inversores, sino que también generan empleo y movimiento para una economía.

Veamos un caso concreto. El mes pasado definimos una inversión de US$ 150.000, aportados por más de 20 pequeños inversores diferentes, en una nueva empresa que desarrolla una plataforma Web y que planea brindar diez puestos de trabajo en el próximo año.

Imagine si el Gobierno impulsara este tipo de iniciativas, pero a gran escala. E imagine que en vez de invertir en una empresa, existiera en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires la posibilidad de invertir en fondos que inviertan en cientos de estas empresas. Pongamos un número, digamos que el objetivo es financiar a 1.000 de estas empresas. Estamos hablando de 10.000 nuevos puestos de trabajo.

A una inversión insignificante para los montos que estamos hablando, US$ 150 millones para financiar a 1.000 empresas, tranquilamente podría ser aportada por inversores argentinos que hoy tienen guardado ese dinero en el colchón sin ganar nada de rentabilidad.

Hay otros países que, por supuesto, saben esto y lo impulsan. Por ejemplo, enEstados Unidos el 11% de todos los empleos de la economía viene de estas empresas nuevas o start ups y la producción de éstas representan el 21% del PBI.

Países como Colombia y Chile también están con programas muy agresivos en ese sentido. Están promoviendo el crecimiento de este tipo de empresas en sus países ya que saben que son generadoras  de empleo. En Colombia acaban de lanzar una acelerada de emprendimientos tecnológicos llamada Apps.co que intentará crear 150 nuevas empresas. En Chile, el programa del Gobierno que recibe el nombre de Start up Chile intenta desarrollar este tipo de empresas.

Pero en Argentina no hay nada parecido a nivel gubernamental. Aún así y a pesar de todos los contratiempos, muchos emprendedores argentinos luchan contra el contexto y lanzan sus proyectos.

Este sábado estuve en Entre Ríos visitando un campo a la vera del río que está siendo loteado por un grupo de emprendedores para ofrecer los lotes como “chacras productivas”. Ellos están buscando ahorristas que inviertan en la tierra que, además de usarse para sembrar un cultivo no tradicional, va a poder ser utilizada por los inversores como chacra de fin de semana.

¿Sabe de acá a cuántos años están pensando la inversión estos emprendedores? A 15 años. Sí, escuchó bien. 15 años para un proyecto en la Argentina ya que se trata de una obra muy ambiciosa que incluye dragado de canales, levantamiento de suelos y plantación de árboles traídos de América del Norte.

Pero más curioso aún es que están juntando cada vez más inversores que se están uniendo al proyecto y están comprando las chacras. Inversores que están apostando a tener una buena renta a futuro y, además, poder disfrutar la tierra.

Ahora, estos son emprendimientos individuales de personas muy lanzadas, amantes del riesgo. ¿Imagine si el contexto fuera más amigable para estos bravos y tenaces emprendedores?

Si le interesaría invertir parte de sus ahorros en este tipo de emprendimientos y también en otros no tan riesgosos, no deje de unirse a Crisis & Oportunidad, donde todos los meses acercamos propuestas de inversión atractivas en pequeños emprendimientos, pero de alto potencial.

A pesar del contexto, sí se puede invertir en la Argentina…

Le deseo una muy buena semana de inversiones,

Federico Tessore.
Para Inversor Global.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Osteoarthritis Cartilage 2005;13: 1059 65After opening his day with a double bogey, he proceeded to eagle both par 5s on the front side before making a kick in eagle at the 15th.hollister online shop deutschland

EDITORS: STORY CAN END HERE

Major League Baseball is still looking at Brazil.cheap ray ban glasses

Several proteins have been identified that associate with mammalian telomeres.toms wedges
I think we’re starting to work it.prada bags uk
When is a matrix diagonalizable (characterize in terms of eigenvalue multiplicities etc.cheap ray bans
Microsoft almost has a built in, potential customer base.portafoglio prada

Deloitte supported an evaluation to provide advice on detecting the launch and recurrent cost of the implementation of the Savings Directive for the different categories of market operators involved.michael kors outlet uk

Deja tu respuesta