Buscando oportunidades de inversión…fuera del riesgo argentino

Costumbres de inversores argentinos: invertir en ladrillos, comprar dólares o hacer un plazo fijo.

Claramente ninguna de las tres opciones es una buena idea en estos momentos, ya sea por limitaciones legales, de mercado o económicas. Hagamos un repaso.

ALTERNATIVA 1: La compra de inmuebles en Argentina en estos momentos no parece ser la inversión más atractiva para un inversor minorista, salvo que se trate de alguna oferta de ésas que no se pueda dejar pasar realmente.

Las limitaciones para este tipo de inversión son de público conocimiento y básicamente se vinculan  con el cepo cambiario existente en la Argentina. Sin dudas, para un mercado casi completamente dolarizado, como el inmobiliario, las dudas son más que las certezas.

A las restricciones cambiaras se le adiciona un factor de mercado que debe hacernos encender las alarmas: hasta que el mercado inmobiliario operaba con fluidez y había precios de referencia (es decir, antes de los controles al dólar), los valores del metro cuadrado estaban exageradamente elevados comparado con otras regiones del mundo que ofrecen similares o mejores bondades que el mercado doméstico.

En la actualidad, el inversor promedio que compra una propiedad para alquilar en Argentina puede estar obteniendo una renta anual aproximada del 5% en dólares en el mejor de los casos.

Sin embargo, hay un limitante importante de cara al futuro. Mientras se espiralicen las expectativas negativas sobre la situación económica en el país, el margen para subir los alquileres se verá reducido y, paralelamente, los precios de los inmuebles estarán bajo presión. Ambos efectos deteriorarán las perspectivas de la inversión.

En otras partes del mundo el atractivo de estas inversiones parece ser mayor. ¿Usted seguiría interesado en invertir en inmuebles argentinos sabiendo que existen alternativas de renta anual neta de 8% o 9% en dólares con posibilidad de una apreciación de la inversión de más del 50% en cinco años en otras partes del globo?

Seguramente NO, así que la opción tradicional de invertir en ladrillos “argentinos” debería reconsiderarse. Nuevamente, existen casos excepcionales y particulares, pero la “sensación térmica” promedio es la que describí anteriormente.

ALTERNATIVA 2: ¿Qué se puede agregar a todo lo ya sabido y escrito sobre la compra de dólares en la Argentina? El Gobierno, a través del BCRA, ya decidió oficializar la prohibición de comprar dólares para atesorar, de manera tal que esta vía de ahorro ya no está disponible para los inversores.

Por ahora, olvídese de esta opción.

ALTERNATIVA 3: Constitución de plazos fijos en pesos. Lamentablemente aquí le tengo que decir que invirtiendo en este instrumento va a perder un 15% anual en pesos (puede ser más en dólares) considerando los rendimientos actuales.

¿Cómo surge lo anterior? Básicamente porque la tasa de interés real se ha mantenido fuertemente negativa en los últimos años producto de la fuerte liquidez en el sistema financiero.

Un banco promedio le ofrece pagar una tasa de interés no superior al 13% anual para su plazo fijo si invierte su dinero por un año. Si usted acepta, estaría firmando un contrato para perder un 15% de poder adquisitivo en los próximos doce meses a partir de una inflación que oscila entre el 25% y el 30% anual. ¿Acaso le parece un buen negocio?

Si amplía el espectro de inversiones posibles en Argentina, rápidamente podría pensar en el mercado bursátil y la inversión en acciones locales.

De todas formas, la Bolsa argentina no ha podido estar ajena a los vaivenes de la economía mundial y la economía local en los últimos doce meses. Es más, las acciones argentinas han amplificado la volatilidad existente en el mundo y sus resultados no han sido auspiciosos.

grafico nombre
Mientras que en los últimos 12 meses, el índice de acciones estadounidense S&P 500 mostró un avance de 1%, el Bovespa brasileño perdió un 10% y el índice Merval amplificó la pérdida por tres, cayendo un 29,45%.

La caída es sensiblemente superior si la medimos en dólares, considerando el brusco salto verificado en la cotización del tipo de cambio informal en el período analizado.

Con esto no estoy diciendo que las actuales valuaciones de acciones argentinas no sean atractivas, al contrario. Pero el riesgo que se asume en la actualidad es muy elevado y los actuales precios pueden ser “caros” en relación a lo que puede venir en el futuro si la economía doméstica sigue empeorando.

Las oportunidades que no están en la tapa de los diarios

Con este contexto descripto, el inversor no debe desesperarse… Siempre estamos buscando oportunidades superadoras y con valor agregado para nuestros suscriptores.

Bajo esta premisa surgió hace unos meses nuestro newsletter de recomendaciones de inversión Crisis & Oportunidad, un servicio exclusivo que le acerca alternativas de inversión para ejecutar desde la Argentina, pero con limitado riesgo a la economía local.

En este sentido, quienes están suscriptos a este servicio ya están disfrutando de oportunidades como invertir en alternativas poco conocidas, que no son tradicionales, pero que sin duda otorgan seguridad, rentabilidad y confianza en estos delicados momentos actuales.

Imagínese dolarizar sus inversiones sin comprar billetes verdes, obtener rentas en torno al 10% anual en moneda extranjera, ganarle a la inflación con instrumentos que existen en el sistema local y mucho más.

Lo invito a sumarse a este servicio y comenzar a vivir esta experiencia que le permitirá salvaguardar sus ahorros para los próximos años.

Un saludo,

Diego.

Deja tu respuesta