Tuesday, April 7, 2020
El sitio de noticias de Inversor Global


Atención con las takeovers: no toda compra es buena

Cuando una empresa está por adquirir otra para potenciar su negocio, las acciones de ambas tienden a subir con fuerza. No obstante, no siempre estos movimientos terminan siendo beneficiosos.

By Inversor Global , in Mercados , at 6 julio, 2012 Etiquetas: , , , , ,

En los mercados generalmente hay determinados movimientos que hacen que el mercado tire para arriba a determinadas acciones. Una de ellas es cuando se anuncia que una compañía grande hará un takeover de una más pequeña o quizás una compañía venida abajo. Hablar de compañías grandes es hacer alusión a firmas como Oracle, Microsoft o IBM, que tienen enormes capitalizaciones de mercado, siendo superadas solamente por el colosal valor de mercado de Apple, cuyo valor dobla el de Microsoft e IBM y casi triplica el de Oracle.

No obstante, a veces los takeovers no son sinónimo de buenas noticias para estos gigantes que buscan hacerse de mini-empresas o empresas quebradas. Uno se preguntará por qué Microsoft hace años que no tiene movimientos significativos en sus acciones a pesar de que en los últimos ha hecho gran cantidad de takeovers de pequeños startups tecnológicos para hacerse parte de la innovación de las nuevas firmas 2.0.

Relacionado:  Fuertes caídas en Wall Street en las primeras sesiones de octubre

Hace un tiempo la firma de Bill Gates había comprado una empresa llamada aQuantive a 6.300 millones de dólares, un precio que muchos consideraban un poco inflado. El precio que pagó por la firma fue 14 veces las ventas de ésta, aunque algunos optimistas consideraban que era una compra necesaria para Microsoft para poder competir en el creciente negocio de publicidad online que en ese entonces dominaban Google y Yahoo. Vale recordar que en 2008 Microsoft fue a la carga para adquirir Yahoo en un precio que duplicaba su valor de mercado –el buscador valía 25 mil millones y Microsoft había ofrecido casi 50 mil millones de dólares-, un negocio que finalmente no prosperó.

Relacionado:  Lebacs: 5 claves para entender qué pasa con la inversión del momento

La cuestión viene a que la adquisición de aQuantive no le significó a Microsoft más que un dolor de cabeza, ya que el negocio de publicidad online es algo que la firma de Gates nunca llegó siquiera a manejar. El dominio de Google es prácticamente imbatible. La principal cuestión vino cuando Microsoft tuvo que presentar su balance anual y declarar la posesión de aQuantive como un activo. Debido a que fue una inversión que nunca le significó ganancias, Microsoft decidió previsionar este activo y pasar los 6.200 millones que aQuantive le significa actualmente en su patrimonio como pérdida y así no pagar impuestos por algo que no le genera caja. No obstante, esto no afectará el ingreso de dinero del negocio principal de Microsoft, que aún sigue en boga.

Relacionado:  Tal vez no sea el mejor momento para que inviertas en Wall Street

Otro caso fue el de HP, que el año pasado compró la firma británica Autonomy, cuando estaba en los planes de la compañía estadounidense abandonar el negocio de PCs para mudarse al de software. Este también fue un trato que no le ha significado rentabilidad a la empresa compradora.

En ese sentido, tenga cuidado cada vez que entra a una empresa por haber hecho un takeover, ya que podría ser un problema más que una solución.

Comentarios

¿Querés recibir todos los días las novedades del mercado y la economía argentina en tu casilla de email?

Accedé ahora al newsletter "El Inversor Diario" de manera totalmente gratuita

 

Compartido