Ser conservador no asegura el éxito financiero

Es cierto que uno tiene que ser cauto cuando de finanzas se habla, pero atención, porque ser demasiado conservador y no tomar ningún riesgo puede tener su lado negativo e incluso puede generar pérdidas de dinero.

Sí, leyó bien. En el mundo de las inversiones no hacer nada con nuestra plata puede hacernos perder el valor de la misma. Esto principalmente se debe a una palabra muy conocida por todos los argentinos: inflación.

La inflación, el peor enemigo del ahorrista

¿Se acuerda todo lo que podría hacer con un billete de AR$ 100 hace 10 años? ¿O menos, cinco? Probablemente recuerde que con ese monto en su billetera podía vivir varios días. Pero lamentablemente, lo cierto es que hoy en día AR$ 100 es un monto que fácilmente se puede gastar un par de horas. Basta con comprar un kilo de carne, una leche y un poco de pan para que ese billete se haga trizas.

Esto hace evidente cómo el poder adquisitivo de sus ahorros pierde poder año a año, por no decir, día a día. De esta manera, para un inversor, la inflación es muy importante ya que puede llevarnos a perder dinero, aunque no estemos invirtiendo en ningún activo.

Aferrarse a su dinero en efectivo durante largos períodos de tiempo, como recién vimos, puede reducir el valor de sus ahorros. Usted puede ser capaz de ganar un 10% de intereses a través de  una cuenta de ahorros, pero si la tasa actual de inflación es del 25%, la inflación está provocando una pérdida anual de 15%.

Usted se preguntará qué hacer para que esto no ocurra. Poner ese dinero a trabajar, pero sólo en las inversiones que obtienen una tasa de retorno más alta que la tasa de inflación, podría ser una solución al problema.

Claro que hoy en día encontrar este tipo de inversiones no es tarea sencilla. Pero para enumerar algunos de los más recomendados por los asesores tenemos a los bonos, los fondos comunes de inversión, el real estate y hasta el oro, que podrían servir como resguardo de dinero. Estos cuatro activos ofrecen una alternativa, en lugar de tenerlo debajo del colchón, con riesgos no tan altos como puede ser la compra directa de acciones.

En definitiva, invertir de una manera demasiado conservadora, por lo general, significa no tomar el riesgo suficiente para vencer a los efectos de la inflación. Hoy en día existen muchos activos para resguardar su dinero. Algunos son más riesgosos que otros pero la clave para cada inversor es asumir un riesgo suficiente para combatir la inflación sin moverse fuera de su tolerancia al riesgo.

Si aún no conoce mucho sobre el mundo financiero y quiere dar el primer paso, lo invitamos a que visite nuestro Programa acelerado para invertir como un experto para que comience hoy mismo a darle batalla a la inflación.

Deja tu respuesta