La desaceleración económica llega a la Bolsa argentina

La desaceleración económica en Argentina es un proceso que dio sus primeras señales a fin de 2011, más precisamente en el mes de diciembre, cuando el crecimiento del consumo estuvo por debajo de lo esperado.

Esta ralentización continuó en los meses de enero y febrero de este año, al tiempo que se aceleró en marzo, despertando las alarmas de muchos analistas económicos y los empresarios más influyentes del sector privado.

En la actualidad, muchos economistas están vaticinando que se avecina una recesión en el segundo semestre del año en la medida en que no haya un cambio de rumbo económico que permita reencauzar las expectativas de los agentes.

Un documento publicado ayer por el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) señala que el financiamiento empresarial en los primeros cinco meses del año totalizó US$ 2.394 millones, lo que representa una disminución de 44% interanual respecto los US$ 4.275 millones registrados en los cinco primeros meses de 2011.

Cuando se desagregan las fuentes de financiamiento, los fideicomisos financieros siguen siendo el instrumento más dinámico, explicando un 58,6% del total. Dentro de este vehículo, el 79% de las emisiones correspondió a fideicomisos de consumo.

Por su parte, la emisión de deuda corporativa –Obligaciones Negociables- explicó el 35,2% del financiamiento total, aunque las emisiones totales se redujeron en un 37% respecto al acumulado de 2011.

Con respecto al financiamiento PYME, el principal canal de fondeo continuaron siendo los cheques de pago diferido, explicando el 90% de los US$ 165 millones obtenidos en los primeros cinco meses del año.

Para los inversores que están dando sus primeros pasos en el mundo de las inversiones, una buena forma de avanzar invirtiendo en Bolsa es a través de los cheques de pago diferido. Existen dos tipos de cheques, los patrocinados y los avalados o garantizados, que cuentan con la garantía de una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR). Para estos últimos, la tasa de interés anual es menor ya que cuenta con dicha garantía y las mismas oscilan entre el 12% y 14% anual.

Para conocer más sobre este instrumento y su operatoria, lo invitamos a leer “Invirtiendo a partir de un bajo monto: cómo operar con cheques de pago diferido”, en revista InversorGlobal.

Sin dudas el mercado de capitales sigue siendo un canal de financiamiento crucial y necesario para pensar un país en el largo plazo. Esperemos que los que están al mando de las riendas del país también lo entiendan de ese modo. 

Comentarios

Articulos Relacionados

Deja tu respuesta

Compartido