“El mercado de capitales es una oportunidad espectacular”

Nicolás Billia

En una fría tarde es que me dirigí a la peatonal Florida, donde se encuentran las oficinas de Gestionar. Esta firma brinda servicios integrales en materia de asesoramiento en negocios agropecuarios y productos financieros. Tiene más de 40 años de experiencia en gestión agropecuaria y diez años de trayectoria en el brindado de servicios profesionales.

En ese sentido, nos encontramos con el Ingeniero Agrónomo Matías Tortorella, uno de los socios de la compañía. Hablamos sobre la actualidad del mercado agropecuario: impuestazo, retenciones, dólares, entre otras cuestiones que hacen al devenir y al desarrollo del mismo.

Asimismo, para no quedarnos sólo en el ámbito rural, hablamos un poco de lo que pasa en la city: activos financieros, emprendimientos y demás. Además de esto, nos comentó en que consiste el novedoso fideicomiso agrícola-ganadero Gestionar I que ofrece la firma, que invierte tanto en agro como en mercado pecuario, aprovechando de esta manera las ventajas impositivas de cada uno de ellos para mejorar la rentabilidad de los inversores.

En términos generales, ¿cómo ve el mercado agropecuario actualmente?

Nosotros separamos bien el mercado agrícola de lo ganadero. El agrícola tiene una particularidad que es que está armado en dólares, lo cual es un beneficio. Hoy por hoy ni un inversor pequeño ni nadie pueden pararse en dólares, por lo que el agro aparece como una alternativa para ganar “dólar-pesos” ya que el inversor recibe sus dólares en moneda local a tipo de cambio oficial. Y en términos generales el panorama global de los commodities es muy bueno. Los fundamentales de la soja se ven muy bien, en tendencia alcista. Hoy la sequía en Estados Unidos hace que quizás en noviembre no se cumpla la expectativa de producción de soja, mientras que en Argentina tenemos pronósticos de climas muy húmedos, por lo que los prospectos a nivel local se ven muy atractivos, ya que deberá saciarse la demanda en Estados Unidos. No obstante, a nivel macro en términos globales se ven problemas para todos los negocios: ya sea por la desaceleración estadounidense, la crisis soberana europea o el tipo de cambio en Argentina.

Respecto a la situación del control de cambios, ¿cómo cree que el agro hará frente al hecho de liquidar sus divisas al tipo de cambio oficial?

No creo que haya desventajas en ese aspecto. Nosotros hoy liquidamos los dólares a AR$ 4,50 y al segundo nos damos vuelta y compramos insumos al tipo de cambio oficial, ya que los precios están fijados a través de éste. Los campos se alquilan al precio de la soja, por lo que no estamos parados en otro tipo de cambio. Nosotros operamos durante el resto del año con insumos que compramos ahora. Tenemos inflación actualmente, pero cualquier movimiento en el tipo de cambio oficial va a beneficiar sin ninguna duda al mercado agro, siempre y cuando el precio del cereal acompañe. Uno va a estar parado y cuando liquidemos el ROFEX forward a mayo de 2013 en AR$ 5,30 nos ganaremos la diferencia en tipo de cambio más la rentabilidad intrínseca del negocio, a través la mejora en los mejores costos, por ejemplo. Ahí está el diferencial.

¿Y el resto de los commodities?

Los commodities son en sí una sinergia de inversiones. Todos sirven, por lo que seguimos a la totalidad de ellos. El oro sigue siendo el refugio de siempre: actualmente está en precios exorbitantes. No es una alternativa productiva sino de refugio. El petróleo a nivel internacional está en un rango normal y en Argentina tiene un valor inferior al mercado, que tendrá que acomodar. En Argentina va a haber un costo inflacionario que a la gente que trabaja con el campo va a injerir en labores como siembra y fumigación. En el último balance que hicimos vimos que en materia de combustible tuvimos aumentos de 20%, proporcionales a la inflación, pero no vemos una disparada brusca en el precio del gasoil.

¿Cómo cree que podría impactar el impuestazo al campo en el mercado?

Por ahora no nos afecta porque es un problema del dueño del campo. Nosotros no somos dueños sino que los alquilamos. El productor va a tratar de trasladarlo al impuestazo, pero como los márgenes no dan muy bien no creo que haya un traslado directo al costo del producto. Si las cosas van bien, van a tratar de trasladar al impuestazo para que los productores tengamos que pagar también.

¿Cómo afronta el campo en este contexto tener retenciones de 35%?

Nos mata, ése es el tipo de cambio implícito que tiene el campo. Nosotros ya tenemos tipo de cambio diferencial desde 2008. Hoy Chicago liquida la soja a 517 dólares y nosotros no llegamos a 320 dólares por lo que ahí está el tipo de cambio diferencial. A esto se le deben restar los costos en pesos, impuestos y demás. No obstante, frente a esto seguimos siendo competitivos, por lo que en un contexto de más prosperidad se podrían hacer grandes cosas.

Pasando al mercado financiero argentino, ¿dónde ve las mejores oportunidades a nivel local?

Nosotros lo que vemos a nivel financiero general es que el mercado de capitales es una oportunidad espectacular, pero que a su vez conlleva un gran riesgo. Nosotros manejamos bastante el mercado de capitales y vemos que, por ejemplo, hoy el papel de un banco argentino tiene un valor intrínseco que no tiene nada que ver con su valor libro, por lo que aparecen como una oportunidad. Empresas relacionadas al agro como Molinos también están subiendo muy bien y muestran un poco el resultado del agro en el último tiempo. Insuagro es una empresa del papel pyme que no tiene movimiento permanente pero presenta ganancias permanentemente. Las obligaciones negociables de las pymes y los cheques de pago diferido son herramientas que también están mostrando rendimientos atractivos. Empresas como Dulcor, Insuagro o Grimoldi están lanzando cheques de pago diferido que están patrocinados y que dan tasas por arriba del 20%. Mientras que los que son avalados están rindiendo entre 11% y 13%. Hay muchas oportunidades también en el ROFEX a través de fideicomisos cubiertos con futuros de commodities.

¿Cómo están afrontando la coyuntura actual las pymes?

Las pymes en la actualidad están totalmente entrenadas. No hay un país que esté más entrenado en crisis que Argentina. Uno ve que la pyme tiene una cintura mucho mayor que las empresas grandes frente a la incertidumbre coyuntural. Cuando una empresa grande se cae, una pyme tiene la posibilidad de esquivar, ya que al tener una estructura más pequeña se hace más fácil maniobrar. Las pymes argentinas no están endeudadas por lo que frente a una crisis eso es una ventaja. Además, el Estado hoy tiene un proteccionismo enorme para las empresas argentinas y más para las pequeñas. Si las pymes sacan provecho de eso, las oportunidades son enormes pero esto tiene que estar acompañado con políticas que nos permitan ser competitivos a nivel internacional.

Usted maneja un fideicomiso agropecuario, ¿cómo trabaja?

El capital mínimo para ingresar es AR$ 15 mil. La particularidad que tiene es que no sólo es agrícola sino que también es ganadero. Se compran terneros y se venden novillos en un período anual como alternativa de inversión. Respecto a la parte agro, sembramos soja, maíz y girasol, vendemos y repartimos el dividendo. Es un fideicomiso mixto pero a su vez la parte agro y la pecuaria tienen balances separados pero bajo un solo nombre y un solo CUIT. Esto se hace para poder aprovechar los IVAs fiscales de la agricultura para la ganadería y viceversa. En el mercado ganadero uno paga de IVA y en el agropecuario, por las retenciones y demás, queda mucho crédito fiscal. Cuando uno cobra el IVA ganadero, libera el otro sin necesidad de estar haciendo solicitudes a la AFIP. El inversor puede suscribirse tanto a uno como a otro. O a los dos juntos.

¿Qué pooles de siembra están manejando actualmente y presentan oportunidades para el inversor?

La principal cuestión de los pooles de siembra es su inseguridad jurídica, distinto de los fideicomisos financieros, que cuentan con un apoyo legal. El fideicomiso no paga ganancias, sólo lo hace el inversor, mientras que el pool de siembra paga doble imposición de ganancias: paga el pool por ser una persona jurídica y además el inversor. Es plata a riesgo total.

¿Qué otros commodities agrícolas ve atractivos para el inversor minorista?

A nosotros nos gusta el girasol y no nos gusta el maíz porque tiene el precio muy distorsionado. Nos parece que es importante continuar con la siembra de maíz por una cuestión de la rotación de cultivos y cuidado del suelo, entre otras. Aparecen otros jugadores que no son commodities sino que son “cultivos especialities”, como el garbanzo o la cebada. Se trata de cultivos alternativos que este año no estamos haciendo porque en escenarios económicos adversos tenemos que jugar y cubrirnos con jugadores internacionales que nos aseguren el cobro.

Deja tu respuesta