Colombia, mucho más que café

David Mayorga

Bogotá

La era electrónica llegó a las Bolsas sudamericanas. Cada vez son más las firmas comisionistas que adoptan sus propias plataformas en línea, donde los inversores pueden negociar acciones, ADRs y ETFs, entre otros productos. Colombia es una plaza que abre sus puertas a los inversores de la región.

 2011 será un año muy difícil de olvidar para el mercado de valores colombiano. Si no que lo diga Juan Pablo Córdoba, su presidente, la persona que coordinó con éxito las ofertas públicas iniciales (IPO, en inglés) de ocho de los principales grupos económicos que dejaron gran parte de los C$ 13 billones (más de US$ 7.200 millones) con los que se cerró el último balance anual: “Demuestra que el mercado de capitales es una alternativa real para que las empresas colombianas se financien”, dice.

Sin embargo, esta suma que no se construyó únicamente con fondos colombianos, pues buena parte provino del sur del continente, exactamente desde Santiago de Chile. Desde allí los inversionistas giraron US$ 7,64 millones para convertirse en accionistas de empresas como la petrolera estatal Ecopetrol, la aerolínea Avianca-Taca, el grupo alimenticio Nutresa o el conglomerado financiero Grupo Aval.

Aquellos fondos no sólo se utilizaron en la renovación y expansión de operaciones: con ellos se cerraron dos de los negocios más grandes en la historia del país. El primero fue autoría del Grupo Sura, que adquirió la operación latinoamericana del ING en el área de seguros tras desembolsar US$ 3.614 millones, dejando en el segundo lugar los más de US$ 1.900 millones que el Banco de Bogotá (la compañía estrella del Grupo Aval) pagó para hacerse con los activos del BAC Credomatic en América Central.

Son apenas ejemplos muy pequeños de la actividad de capitales extranjeros en el mercado local, cuya presencia está garantizada por las leyes 9 de 1991 y 31 de 1992, regulada por el decreto 1.735 de 1993 y amparada por el Estatuto Orgánico del Sistema Financiero –el código de operaciones dela Superintendencia Financierade Colombia-, que en su artículo 91 contempla la participación de inversionistas foráneos “suscribiendo o adquiriendo acciones, bonos obligatoriamente convertibles en acciones o aportes sociales de carácter cooperativo, en cualquier proporción”.

Invertir en Colombia

Según cifras dela Bolsade Valores de Colombia (BVC), a diciembre de 2011, 3.212 extranjeros contaban con participación activa entre las empresas listadas, lo cual representa el 0,30% de un mercado bursátil con poco más de un millón de inversionistas naturales (en un país de 42 millones de habitantes). Y para participar en él, todos tuvieron que cumplir con un requisito esencial: 

Si quieres saber más acerca de cómo invertir en la Bolsa del país cafetero, puedes seguir leyendo con sólo un click. Si no estás suscrito a revista InversorGlobal, puedes hacerlo a través de un click acá.

 

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Hollande reperd le point d’opinions positives (40%) qu’il avait gagn le mois dernier tandis qu’Ayrault poursuit sa chute ( 3, 37%)If you been hearing any rumors on Twitter, Instagram, MediaTakeout, any of that true, Taj proclaims.mcm luggage
Escalation of forceSeveral use of force trainers said it appeared that the struggle led the officer to change tactics.borse gucci

submarine contains ballast tanks in its hull that use compressed air to change the density of the sub.cheap ray bans sunglasses
, Figueira, W.scarpe hogan outlet
On passera à la rigueur sur la traduction perfectible, qui traduit and 1 par et de 1 (lol), mais pas sur les commentaires qui s’insurgent d’un tir pris presque du milieu du terrain alors qu’on était dans un fauteuil à zéro degré.mcm backpack for sale
Responses to food types or food preferences

Vocal learning in the functionally referential food grunts of chimpanzeesWatson, S.michael kors uk

Deja tu respuesta