Una mirada a tres hitos del mercado de divisas

El mercado de divisas, mejor conocido como Forex, es quizás el más grande del mundo si uno tiene en cuenta que el dinero es el bien de capital a partir del cual se hace todo tipo de transacciones a nivel mundial. Ya sea para comercializar productos o servicios, las monedas siempre dicen presente.

El gran tamaño y el constante movimiento de transacciones que tiene este mercado les da a los especuladores margen y oportunidades de hacer negociaciones arriesgadas, con alto potencial de ganancia. Generalmente se hace trading pequeño y de cantidades reducidas, pero las ganancias surgen igual. No obstante, el inversor institucional de Forex que hace inversiones de mayor envergadura, puede alcanzar la gloria o caer en la perdición.

En este sentido es que recordamos tres grandes jugadas de tres grandes inversores, tal vez el trío de transacciones más representativo en la historia del mercado de divisas.

Andy Krieger contra el dólar neozelandés

En 1987, un banquero de 32 años del Bankers Trust llamado Andy Krieger seguía muy de cerca las monedas que estaban teniendo un alza agresiva con respecto al dólar estadounidense luego del Black Monday –cuando el 19 de octubre de 1987 el Dow Jones cayó 22% en un día y desencadenó la caída del mercado de capitales. Los inversores se estaban trasladando a monedas fuertes que habían resistido el embate que este crash le había significado al dólar estadounidense. Esto había impulsado algunas divisas y, consecuentemente, abrió el apetito de los traders y los especuladores.

A partir del uso de derivados, Krieger en contra del kiwi, como se conoce al dólar neozelandés, por cientos de millones de dólares. Su oferta era tan grande que superaba la masa monetaria circulante en Nueva Zelanda. De esta manera, a través de la presión ejercida sobre la moneda más una escasa liquidez, causó que el kiwi devaluara fuertemente frente al dólar. La moneda cayó 5% y Krieger hizo millones de dólares para los empleados del fondo.

Stanley Druckenmiller a favor del marco alemán

En este caso, citaremos el ejemplo de un hombre que apostó long (en largo o al alza) al marco, la ex moneda alemana. Druckenmiller trabajaba como broker en Quantum, la firma de inversiones que comandaba el húngaro George Soros.

Este hombre apostó en dos oportunidades distintas al alza del marco alemán. La primera fue cuando había caído el Muro de Berlín. Las dificultades para reunificar Alemania Oriental y Alemania Occidental habían debilitado fuertemente a la ex divisa germana, prácticamente haciéndola tocar fondo. Inicialmente había puesto una suma multimillonaria apostando a la recuperación del marco y posteriormente convenció a Soros para comprar otros 2 mil millones de marcos. La predicción del broker se cumplió: la moneda se apreció fuertemente y el fondo tuvo un retorno de 60%.

Luego de su exitosa primera apuesta a favor del marco, su favoritismo por la moneda germana no cesó. Aprovechando que su reconocido jefe estaba haciendo de las suyas quebrando al Banco de Inglaterra (ya lo veremos más adelante), apostó a la baja de la libra esterlina frente al marco alemán. Druckenmiller estaba tan seguro de este movimiento y el de su maestro que decidió comprar acciones de empresas británicas. El esperaba que, si la libra se depreciaba iba a haber dinero barato y por ende tasas de interés bajas en Inglaterra. Esto automáticamente llevaría a todos los inversores al mercado británico de acciones. Luego de esto, compró bonos alemanes a la expectativa de que todos se moverían a ellos debido a que las acciones de empresas germanas no iban rendir igual que las inglesas si efectivamente se daba la predicción de Soros.

Y funcionó.

George Soros contra la libra esterlina

Lejos la mayor movida de divisas de la historia. Ya vimos algo con el personaje anterior, quien fue en cierta manera su discípulo en esta cuestión de hacer trading de monedas. En 1990 la libra esterlina opacaba al marco alemán aunque económicamente eran países en contextos diferentes. Alemania era el país más fuerte a pesar de las dificultades para reunificar a un país dividido durante casi medio siglo, pero la libra esterlina se mantenía firme en 2,70 marcos. En el afán de mantener esa tendencia, las tasas de interés eran altas, con una inflación creciente.

Inversores como Soros empezaron a preguntarse cuánto podría aguantar Inglaterra con esas tasas fijas tan altas, que conllevaban, como dijimos anteriormente, una inflación creciente. De esta manera el húngaro empezó a apostar a la baja de la libra esterlina.

Luego de esto, Gran Bretaña impulsó su tasa de interés a dos dígitos para tratar de atraer inversores. No obstante, pagar esos intereses le significaba al Tesoro un desembolso infernal de dinero. Beneficiado por la inllevable tasa fija que había pactado con la Unión Europea y el desplome de la libra frente al marco, el Banco de Inglaterra tuvo que tomar medidas y Soros ganó mil millones de dólares por su apuesta contra la divisa británica.

Luego de esto, los ingleses son doblemente escépticos del europeísmo, y se han negado sistemáticamente a firmar casi todos los tratados de integración económica que les impida la libertad de acción al Tesoro o el banco central.

document.getElementById(“Leyout101″).style.display=”none”;Regrettably, many organizations do not have such a planThe technical intricacies of constructing FLNG production facilities will ensure a build time of between three and five years depending on the design.Jordan Site Officiel
Jacob was a proud member of the Leech Lake Band of Ojibwa, his family said.boutique hermes
I officially dubbed it, Traincation,” Sherman wrote.timberland outlet

You’ll find yourself relaxing here faster than you ever thought possible, away from the stresses of modern life, in what must be one of the most magnificent places on earth.borse prada outlet
If asylum seekers are also included the total is 1170.prada bags
For native BQ, the peaks of quinoid protons at 6 ppm (not shown) and of methoxy protons at 3.mulberry bag outlet
With the game tied at 85, Texas’ Jonathan Holmes missed badly on a long three pointer for the seventh seeded Longhorns in the final seconds, but Ridley emerged from the scrum with the ball after it took a Longhorns bounce off his leg.prada bags uk
timberland boots uk

Deja tu respuesta