Una mirada a los pros y contras de la globalización

La globalización no es algo que surgiera en la era de las computadoras y los celulares con Internet. Se remonta mucho más atrás, por ejemplo, a los viajes de la marina mercante española y portuguesa a lo largo del siglo XV que culminaron con la llegada de los europeos a lo que hoy es América.

No obstante, las computadoras lo han acelerado cada vez más. Éstas han provocado que la globalización tenga un desarrollo sostenido que ha derivado en la mega-conexión que hoy existe entre los distintos puntos del mundo. En algunos casos ha beneficiado a la coyuntura mundial pero en otros la ha perjudicado.

Antes de hablar de globalización tenemos que ir a la parte semántica, es decir, dar una definición enciclopédica para este término. Según la Real Academia Española, el concepto de globalización es el siguiente: Tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales.

El objetivo de la globalización es ideal en un sistema capitalista. Le brinda la posibilidad a las compañías de extender sus horizontes para lograr ser más competitivas apelando a costos de producción más bajos. Sumado a esto, también están en la búsqueda de ganar mercado en sus respectivos productos, servicios y llegar a más consumidores a nivel global. Para las empresas, extender sus operaciones fuera de su país le significa grandes posibilidades, como acceso a materia prima y mano de obra más baratas. La globalización sin duda le da grandes oportunidades de mercado a las empresas, ya que les da facilidad para comprar compañías tanto a nivel vertical –que están en la cadena de producción- como a nivel horizontal –la competencia o una empresa del mismo sector, para potenciarse.

Cuando se hace una tipología de países en términos de globalización, se hace una separación entre países desarrollados o industrializados y sub-desarrollados o emergentes.  Los primeros son naciones poderosas en términos basados en lo macroeconómico: tamaño de su PBI, industria e índice de desarrollo humano. El PBI es una medida agregada que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios finales de un país durante un periodo determinado, la suma del valor de todos sus bienes y servicios. El concepto de industrialización se lo conoce como un proceso que, impulsado por la innovación tecnológica, efectúa cambios sociales y económicos para transformar la sociedad en un todo moderno e industrializado. Por último, el índice de desarrollo humano comprende la esperanza de vida promedio de un país y el conocimiento y la educación medidos por la lectura de los adultos, además de su nivel de ingresos.

Impacto económico de la globalización

La globalización brinda la facilidad para llevar a cabo un proceso de reorganización a nivel internacional, en términos de producción y en la integración de los mercados financieros. No obstante, también tiene aspectos negativos. La creciente invasión tecnológica ha desplazado la mano de obra humana, relegando así al capital humano poco calificado.

Sumado a esto, la desregularización relacionada a la liberación del capital en otras regiones geográficas permite a los bancos ofrecer sus productos en varios puntos del mapa y a las multinacionales ampliar sus horizontes para abrir sus oficinas en otros países.

Pros de la globalización

Algunos economistas apuntan que tienen una perspectiva positiva con respecto a la influencia que puede tener la globalización en el crecimiento de la economía. Los efectos han sido analizados durante años en el marco de algunas variables de económicas de determinados países: mercado financiero, flujos de capital, PBI, inversiones extranjeras directas, entre otras. A pesar de que dieron un análisis de cada variable de manera independiente, algunos resultados son confusos e incluso contradictorios. No obstante, han servido para solventar la postura de los economistas con respecto a esta cuestión.

El comercio entre naciones y el estímulo de las ventajas comparativas –la producción de bien a un menor costo que los comparables- ha fomentado el crecimiento. Esto ha abierto el camino para ampliar los flujos de capital y ha incrementado las inversiones de extranjeros a nivel global.

A nivel financiero, uno de los potenciales beneficios de la globalización es que provee oportunidades de reducir riesgos macro a través de la diversificación en activos de distintos países.

Los contras

Muchos esperan que los costos asociados a la globalización vayan a dar más ganancias que pérdidas. No obstante, los países menos desarrollados no tendrán esta oportunidad, ya que sus índices macroeconómicos no están ni cerca de los desarrollados. El libre comercio a nivel mundial beneficia a las grandes corporaciones, pero no así a las pequeñas empresas que no pueden competir. Sumado a esto, el libre comercio podría subir los costos de producción, por lo que se demandaría aumentar los sueldos para contratar mano de obra más calificada.

Es así que, en resumen, se puede apreciar que la globalización es un condimento fundamental en el sistema capitalista, donde las grandes corporaciones ganan por sus grandes flujos de caja y las pequeñas pierden por su escasez de recursos.

Si querés saber más de este tema, te enseñamos cómo podés globalizar tu cartera a través de la inversión digital en Wall Street. Solo tenés que leer nuestro Informe Especial elaborado de forma totalmente gratuita.

Deja tu respuesta