Un repaso a la actualidad del mercado de acciones argentino

Quienes se decidieron por invertir en acciones argentinas se encuentran en una encrucijada difícil de resolver. Hay un consenso generalizado de que las empresas locales cotizan a valores irrisorios, pero hay argumentos que justifican las actuales cifras.

Entonces, ¿qué hacer? ¿Vender esperando que el mercado siga corrigiendo, esperar a un rebote o comprar más acciones especulando con un cambio abrupto de tendencia?

La respuesta no es clara ni definitiva.

Lo que sí es una muestra elocuente son los números, que marcan el grado de desconfianza de los inversores globales por lo que pasó y lo que puede llegar a venir en Argentina.

Mientras que el índice Nasdaq acumula una suba de 17,5% y el S&P 500 de 11,5% en lo que va de 2012, los mercados latinoamericanos muestran subas menores, como el caso del Bovespa brasileño (9,99%) o el IPSA chileno (9,17%).

¿El Merval? Acumula una pérdida de 8,97%.

El rojo en la performance de las acciones argentinas podría ser peor ya que el índice Merval Argentino, que excluye a Tenaris y Petrobras Brasil por tratarse de compañías estrictamente extranjeras, acumula una caída de 17,2%.

Las causas de lo anterior son muy conocidas por todos los agentes económicos que participan en el mercado de capitales, partiendo de los inversores y pasando por las instituciones y empresas. La inseguridad jurídica, la desaceleración económica, la elevada inflación y las restricciones cambiarias, a lo que se suma la expropiación de YPF, son algunos de los factores explicativos.

Adicionalmente, existe un elemento que podría tener un efecto aún más negativo sobre los precios de las acciones: los resultados corporativos se están deteriorando a un ritmo acelerado, básicamente por la caída de las ventas (por la desaceleración económica) y el debilitamiento de los márgenes, como consecuencia de la elevada y persistente inflación.

Esto se verificó en el último balance presentado por Siderar, la semana pasada, y se estima que podría verificarse en muchas otras empresas que presentarán sus balances por estos días.

¿Está todo esto descontado en el precio de las acciones?

Aún así, considerando todo lo anterior, las valuaciones de las empresas se encuentran en niveles absolutamente deprimidos. Por ejemplo, el principal banco de la argentina por activos, Grupo Financiero Galicia, tiene una capitalización bursátil de US$ 684 millones, 50 veces menos que lo que vale por bolsa el Banco de Brasil.

En definitiva, para aquellos amantes del riesgo y buscadores de oportunidades especulativas de corto plazo, las acciones argentinas cumplen ambos requisitos, pero hay que saber que la apuesta puede resultar muy costosa por el elevado nivel de imprevisibilidad. 

Deja tu respuesta