Morgan Stanley podría ir a la corte tras salida a Bolsa de Facebook

La noticia corrió como reguero de pólvora. Un analista de Morgan Stanley, Scott Devvit, recortó su pronóstico de ingresos para Facebook (FB) en los días previos a la oferta inicial (IPO), información que podría no haber llegado a muchos inversores antes de que la acción hiciera su debut en el mercado.

El hecho puntual fue que Devvit advirtió en un informe a sus grandes clientes que los ingresos de la red social se reducirán significativamente tanto este trimestre como el próximo año. Un pronóstico que, según cuentan algunos analistas, podría haber influido en el precio de la acción de la red social.

No sólo analistas, sino que muchos inversores también acusan a Morgan Stanley de haber inflado el precio e incluso de haber avisado a algunos clientes preferentes de que su valoración real era más cercana a los US$ 28.

Su polémica actuación podría acarrear demandas y hay una investigación por parte del regulador bursátil, la Securities and Exchange Commission (SEC).

Estas irregularidades han llevado a que la División de Valores del regulador de Massachusetts haya emitido una citación judicial a Morgan Stanley relacionada con las palabras de Scott Devvit respecto a las perspectivas de ingresos para Facebook.

Un portavoz de la entidad ha tratado de defenderse de las acusaciones a las que está siendo sometida. “Morgan Stanley siguió los mismos procedimientos para la oferta de Facebook que los que sigue para otras IPOs. Estos procedimientos cumplen con las regulaciones pertinentes”.

“Después de que Facebook lanzó una versión revisada de lo que sería su salida a la Bolsa, en donde se proporcionó orientación adicional con respecto al negocio, una copia de la misma fue remitida a todos los inversionistas de Morgan Stanley en tiempo y forma”, agregaron desde la entidad que está siendo acusada. Además, “en respuesta a la información sobre las tendencias de negocios, un número significativo de analistas de investigación, cambiaron sus puntos de vista con la nueva información y estos puntos de vista fueron revisados y ​​se han tenido en cuenta en la fijación de precios de la oferta pública inicial”.

El presidente de la autoridad regulatoria estadounidense ha confirmado que los reguladores tienen intención de revisar las denuncias que acusan a Morgan Stanley de compartir información negativa sobre Facebook con inversores institucionales antes de su salida a Bolsa. “Las acusaciones, si son ciertas, son un motivo de preocupación” dijo Richard Ketchum, presidente de la entidad.

De momento, no está claro si Morgan Stanley sólo compartió dicha información con sus principales clientes o la difundió de forma más amplia. Será la justicia quien determinará el futuro legar de la entidad bancaria. 

Deja tu respuesta